Cómo cambiar una baldosa o un azulejo roto

Por circunstancias varias, se nos puede romper una baldosa del suelo o un azulejo de la pared. Y no vamos a llamar al albañil para que nos lo arregle, pudiéndolo hacer nosotros mismos.

Es muy sencillo. Primero sacamos la pieza rota sin dañar las de su alrededor. Nos ayudamos de un cincel y una maceta. Limpiamos bien el agujero la pasta dura que sujetaba la pieza rota.

Si lo que vamos a cambiar es una baldosa del suelo, lo mejor es pegarlo con cemento cola. Hacemos la pasta (mezclamos cemento cola y agua) removiendo hasta que quede homogénea  y se la aplicamos a la baldosa un pegote en cada esquina y uno en el centro.

La ponemos en el hueco y nos aseguramos mediante un nivel o un regle que esté a la misma altura que las demás.

Dejamos secar y listo.

Si lo que vamos a cambiar es un azulejo existen pegamentos especiales para pegar azulejos, siempre y cuando no sean muchos. Si son muchos lo mejor es hacerlo con pegamento escayola.

Los pegamentos especiales se le hecha al azulejo un punto en cada esquina y otro en el centro y se pega en el hueco.

Y ya lo tenemos listo.

Luego habrá que encolar las juntas de esa baldosa o azulejo para terminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend