Cómo pintar la pared del cabecero del dormitorio

La pared del cabecero del dormitorio es como un lienzo en blanco en el que podemos expresar nuestra creatividad y dotar a la habitación de un fantástico estilo.

Hay muchas formas de decorarla, pero hoy, vamos a explorar una muy sencilla y poderosa: Pintarla.

Así pues, si te estás preguntando de qué color pintar la pared del cabecero, echa un vistazo a estos colores que he preparado.

Azul oscuro, casi marino.

Un dormitorio con la pared del cabecero en azul marino

Fotografía My Firs Home by Claire

Este color tiene mucha fuerza, pero es un color que se encuentra en la parte fría del círculo cromático, lo que quiere decir, entre otras cosas, que es un color relajante.

Gris oscuro.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de gris oscuro

Pocos colores hay más elegantes que el gris en todas sus tonalidades, pero especialmente en sus tonos más oscuros, se potencia esa sensación sofisticada.

Negro.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de negro

Fotografía My Vintage Porch

Si antes decía que hay pocos colores tan elegante como el gris, el negro es uno de ellos.

Color elegante y sofisticado donde los haya. Bien combinado, con blanco especialmente, creará un ambiente de lo más cool.

Azul eléctrico.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de azul eléctrico

FOTOGRAFÍA ETSY

El azul eléctrico es otro color con el que podemos pintar la pared del cabecero de la habitación y crear una pared de acento de lo más exclusiva.

Si os acordáis de la serie Sexo en New York, el piso de Carrie Bradshaw, estaba pintado de azul eléctrico.

Pincha aquí para ver su apartamento con todo detalles.

Azul marino.

Pared del cabecero pintada en azul marino

Fotografía Sf Girl by Bay

Ya hemos visto varios azules, pero es que, debido a las propiedades de este color, se hace muy apropiado para un dormitorio, en casi todas sus tonalidades.

Pero no os preocupéis, hay muchos otros colores como vamos a ver ahora mismo para pintar la pared del cabecero.

Rosa fucsia.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de color fucsia

Fotografía SasInteriors

No es un color que se encuentre entre los relajantes, pero… ¡Qué más da! Es un color precioso y lleno de fuerza. Además, cuando estamos tumbados en la cama no vemos esa pared, por lo que no nos estresará, en caso de que lo pudiera hacer.

Azul petróleo.

Pared del cabecero pintada en azul petroleo

Fotografía de Rennai Hofer para Avestyles

Relajante, elegante y con mucha fuerza. Además, como vemos, combina de maravilla con el cobre o con cualquier otro tono dorado.

Rosa medio.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintado de rosa

Fotografía y proyecto de Deleite Design

Combinado con el blanco crea un ambiente fresco y muy moderno, perfecto para un dormitorio femenino actual; o masculino, por qué no.

Morado.
Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de morado

Un color que nace de la mezcla del rojo y el azul, conservando las propiedades de ambos. Enérgico, elegante y muy actual.

Gris perla.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintado de gris perla

Un color elegante y sereno, amén de ser uno de los anticolores, o color neutro por excelencia; lo que quiere decir que combina con cualquier otro color.

Verde menta.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de verde menta o mint

Fotografía de Reality and Retrospect y diseño de McKennableu Instagram @mckennableu

El verde menta o verde mint, uno de los colores tendencia de los últimos años junto al rosa palo.

Combinado con el color blanco crea un ambiente muy sofisticado y relajante. ¿No os parece?

Si os gusta el verde, aquí podéis ver cómo combinar el verde.

Verde medio.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintado de verde

Fotografía El Mueble

Hay miles de tonos de verde, pero este que vemos en la imagen de arriba es un color que aúna por un lado la relajación y la frescura del verde, unida a la elegancia de los colores neutros.

Rojo.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de rojo

No podíamos hacer este artículo sin nombrar a este color. Fuerte, con personalidad y cargado de energía. Combinado con un gris muy suave o con blanco, queda perfecto.

Azul grisáceo.

Un dormitorio con la pared del cabecero azul grisáceo

Inmaculadamente fresco y relajante. Un color adictivo perfecto para inyectar una dosis de alegría al dormitorio, especialmente si se combina con el blanco.

Además al ser relativamente grisáceo, resulta más elegante.

Si os ha sabido a poco, podéis ver este otro artículo en el que vemos cómo pintar una habitación en dos colores. O este otro con 100 ideas para pintar una habitación.

Comentarios

  1. Avatar Yamila
  2. Avatar patricia
  3. Avatar Abel
  4. Avatar Martha Vejarano
  5. Avatar Genoveva
  6. Avatar Abel de González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend