4 consejos para enmarcar tus cuadros y crear un gallery wall de forma sencilla y económica

Hoy tengo el placer de contar con una colaboradora muy especial para presentaros este artículo sobre cómo crear una galería de cuadros en vuestra casa o, también conocida como gallery wall. Ella es Ana, de Framestories, una tienda online especializada en enmarcación a medida, en donde podemos enmarcar cuadros, fotografías y láminas a unos precios muy razonables.

Así pues, quién mejor que una especialista en este terreno para que nos hable sobre cómo crear una galería de cuadros en nuestras paredes. Adelante, Ana.

¡Hoy hablamos de gallery walls! Si todavía no conoces este término, los ‘gallery walls’ son un nuevo concepto decorativo que consiste en cubrir a modo de galería una parte de pared con cuadros enmarcados de fotografías o arte.

Los gallery wall son una técnica de decoración ideal para crear un ambiente acogedor y personal en una estancia. Se trata de combinar enmarcaciones de fotos y láminas que le den alma propia a tu casa.

Aquí van algunos consejos para conseguir que tu gallery wall quede de fábula.

Una galería de cuadros para decorar la pared del sofá

Fotografía @decomondo

1. Enmarca cosas personales y auténticas

El primer consejo que te doy es que selecciones con cariño los elementos que quieres enmarcar.

Este es el paso más importante para conseguir que tu gallery wall conecte contigo: la forma es importante, pero el contenido de lo que enmarques lo es aún más.

Seguro que tu móvil está lleno de fotos preciosas que cuentan algo de ti y que son dignas de enmarcar. Puedes combinar esas fotos con láminas o pósters que reflejen algo que te sea personal.

Por ejemplo, puedes enmarcar un póster de tu película favorita o el extracto de un libro que te haya marcado.

Un vez hayas juntado todo el material a enmarcar, podemos pasar al siguiente paso.

2. Escoge tu estilo inspirándote de quienes ya lo han hecho

Escoger cuantos marcos quieres, de que medidas hacer las enmarcaciones y como colocarlas, no es tarea fácil para la mayoría de personas. Por eso te recomendamos que te inspires de otros gallery walls que podrás encontrar en internet.

Puedes entrar en Pinterest y buscar una combinación de cuadros que conecte con tu estilo y con las dimensiones aproximadas de la pared que quieres decorar.

Verás que hay composiciones de cuadros simétricas, desordenadas, de marcos del mismo color o de diversidad de tonos…

Una vez hayas encontrado el tono y diseño que te guste, puedes copiar el diseño con los elementos que has escogido tú para enmarcar.

3. Haz tus marcos a medida

Ahora que ya sabes que tipo de gallery wall quieres crear, llega el momento de enmarcar. Lo mejor es comprar marcos a medida que se ajusten al estilo del muro galería que estés copiando.

Si no estas copiando y has decidido fiarte de tu creatividad, deberás tener en cuenta el tamaño de tu pared: evita crear una combinación de cuadros pequeños si tu pared es muy amplia, o cuadros muy grandes en una pared pequeña.

Ten en cuenta también la proporción de tu muro galería con el mueble sobre el que se coloca (típicamente, el sofá), haciendo que tu composición de enmarcados sea un poco más pequeña que el mueble (por ejemplo, si tu sofá mide 2 metros de largo, te recomendamos que tu gallery wall tenga un tamaño máximo de 1,5 metros).

Para comprar tus marcos, puedes optar por comprarlos en tiendas como Ikea o Leroy Merlin, pero ten en cuenta que no podrás personalizar las medidas ni los paspartús.

Si quieres poder escoger los detalles de tu gallery wall y recibir todo tus cuadros enmarcados, en la tienda de Framestories podrás pedir marcos a medida para enmarcar los cuadros, láminas o pósters que hayas escogido.

Si quieres enmarcar fotos, Framestories también te da la opción de imprimir y recibirlas en casa enmarcadas. La ventaja de esta tienda, a parte de la comodidad de hacerlo todo online, es que puedes subir tus fotos y láminas para previsualizarlas con distintos marcos y ajustar los acabados como el paspartú. Esto es de gran ayuda para poder visualizar el resultado de tu enmarcación antes de hacer tu compra.

4. Coloca tus marcos en la pared

La altura a la que colgar tus marcos es lo primero que genera dudas cuando llegas esta etapa. No los cuelgues demasiado altos porque correrás el riesgo de que parezca que los marcos están flotando.

Coloca el centro de tu composición siempre a la altura del observador, haciendo que el centro de tu gallery wall quede al nivel de sus ojos. La altura estándar y lo recomendable es colgar los marcos a una altura aproximada de 160 cm del suelo.

Si cuelgas tus marcos encima de un mueble, procura que queden más cerca del mueble que del techo, dejando un espacio mínimo de unos 20 cm entre el mueble y los marcos inferiores de tu gallery wall.

En cuanto a la separación entre marco y marco, te recomendamos que no los pegues demasiado, dejando un espacio mínimo de 10 cm entre ellos.

Cuanto mayores sean los cuadros, mayor es el espacio que te recomendamos dejar entre marco y marco. También es recomendable que mantengas el mismo espacio entre los distintos cuadros para que el efecto visual sea armonioso.

Si eres de los que rehuye de hacer agujeros en la pared con un taladro, te recomiendo que optes por hacer tus marcos con un vidrio metacrilato en lugar de cristal: el resultado será igual de estético pero el peso será muy inferior, con lo que podrás colgar tus marcos en la pared sencillamente con un clavito y un martillo. Todos los marcos a medida de Framestories se fabrican con este material!

Y ahora si te has quedado con ganas de más, puedes ver este artículo donde otra especialista en el arte de colgar cuadros nos da otros consejos muy útiles. O este otro artículo con formas de colgar cosas en las paredes sin necesidad de hacer agujeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend