4 claves para decorar tu salón de estilo colonial

El estilo colonial es uno de los estilos más utilizados y extendidos en todo el mundo por sus bondades inherentes, que vamos a repasar en este artículo.

No solo eso, también vamos a ver vamos a ver las claves para que puedas decorar tu salón – o toda tu vivienda – con este estilo tan elegante a la par que exótico. Un estilo que bebe de distintas culturas y que si bien tiene sus bases perfectamente definidas, es uno de los estilos más eclécticos que hay. Es decir, es un estilo muy versátil capaz de adaptarse a los interiores más clásicos como a los más modernos, tal y como vamos a ver a continuación.

Dicho esto, vamos a repasar las claves de esta estética para que puedas empezar ya mismo a decorar y amueblar tu salón con estilo colonial.

Muebles de estilo colonial

Este estilo se define por varios elementos, acabados, matices y colores, pero si hay algo que lo define claramente son sus muebles de alta calidad. Este es su punto fuerte.

Salón con muebles de estilo colonial

Los muebles de estilo colonial son muebles con mucha presencia, tienen peso visual y carácter gracias a sus maderas oscuras, exóticas y de alta calidad, como la indestructible teca o la sumamente resistente caoba, así como también la acacia.

Un claro ejemplo lo vemos en el salón comedor de estilo colonial que vemos arriba de estas líneas de la tienda de muebles online Rústico Colonial. Son muebles que destilan un aire rústico, pero a diferencia de los muebles de estilo rústico puro, en los muebles de estilo colonial hay unas líneas más definidas, una elegancia más presente y una atemporalidad que hace que este tipo de muebles sean para toda la vida, ya que están por encima del tiempo y de las modas.

Naturalmente, a día de hoy, con la llegada de otros estilos decorativos más ligeros, como el estilo nórdico, hay muchas personas que se decantan en un principio por muebles más livianos y claros, algo que, por supuesto, también podemos encontrar en el estilo colonial si es lo que buscamos.

Muebles de estilo colonial blancos

Un ejemplo lo vemos en este otro salón colonial arriba de estas líneas también de Rústico Colonial, donde el blanco domina la escena, ofreciendo una estética colonial, atractiva, de calidad y exótica, pero mucho más ligera y luminosa, perfecta para los que buscan un estilo colonial con un matiz más moderno para decorar su hogar.

Si añadir todos los muebles de estilo colonial es demasiado para ti o para tu salón, algo que funciona muy bien en este estilo y que se hace con bastante frecuencia a la hora de amueblar y decorar un salón de estas características es combinar estos muebles con otros más ligeros, pero que tengan una estética, materiales y acabados acorde al estilo colonial, como por ejemplo:

  • Elegantes maderas torneadas
  • Muebles de mimbre
  • Muebles de ratán
  • Elegantes piezas de hierro forjado o metal

Muebles de estilo colonial

Muebles de estilo colonial fabricados con diferentes materiales

Al utilizar cualquiera de estos materiales en diferentes muebles, aportamos ligereza al conjunto, pudiendo disfrutar de un estilo colonial puro, ya que estamos utilizando materiales y muebles propios de este estilo, pero con menos peso visual, si es lo que necesitamos.

Otra ventaja del estilo colonial en cuanto a sus muebles se refiere es que dentro de este estilo tenemos varios subestilos, dependiendo del tipo de mueble colonial que utilicemos.

Por ejemplo, si nosotros buscamos un estilo colonial clásico, tenemos muebles de estilo colonial de estética más clásica para lograr un salón de estas características. Si buscamos un estilo colonial pero más actual, tenemos muebles de estilo colonial con un perfil más moderno. Y si buscamos un estilo colonial pero de corte industrial, tenemos muebles de estilo colonial con carácter industrial.

Y esto son solo 3 sencillos ejemplos. Pero el estilo colonial se puede adaptar a cualquier gusto personal: más clásico, más moderno, más rústico, más vintage, más industrial, o como queramos. Por ello, decía al inicio, que es uno de los estilos más versátiles que hay ya que es capaz de adaptarse tanto a los interiores más actuales como a los más clásicos, pasando por toda la gama intermedia.

Y, a pesar de que los muebles son los elementos que más definen este estilo decorativo, no son los únicos. Los colores utilizados también tienen un papel importante. Así pues, veamos los colores más apropiados para una decoración colonial para que puedas escoger los que mejor se adapten a tus gustos para decorar tu salón.

Colores del estilo colonial

Salón colonial pintado de verde claro

Salón de estilo colonial pintad de verde suave

Igual que en los muebles de estilo colonial nos encontramos con que se utilizan materiales naturales, puros y exóticos, con los colores encontramos ciertas similitudes. Y es que este estilo usa muchos colores naturales, como los marrones o los verdes, pero sobre todo los tonos neutros más suaves, como los beige, arena, tierra, como digo, en su versión más pastel.

Esto es así por dos razones:

La primera de ellas es que estos colores son representativos de la naturaleza. El verde le vemos en la vegetación y el marrón lo vemos en la tierra y en la corteza de los árboles, y los tonos neutros cálidos y pasteles también están representados en otras partes de la naturaleza, por lo que son colores sumamente apropiados para combinarlos en un estilo que hace gala y presume de materiales puros, nobles y naturales como las exóticas maderas anteriormente mencionadas.

La segunda razón responde a una cuestión más estética. Y es que, como hemos visto, los muebles de estilo colonial son muebles con un gran peso visual, por lo que para que estos luzcan en todo su esplendor, pero sin saturar el espacio, se necesita crear una base ligera, sutil y luminosa, sin excesos, y para ello, los colores arriba mencionados son los más apropiados.

Dicho esto, si estás buscando un color o colores para pintar tu salón colonial, apunta estos tonos:

  • Blancos cálidos (con pigmentación amarillenta o rojiza)
  • Tonos tierra
  • Tonos arena suaves
  • Verdes (en formato suave)
  • Marrones (En formato suave/medio)

Decoración de estilo colonial: Plantas

Salón colonial decorado con plantas

Salón colonial decorado con plantas bananeras

Otra de las ventajas que tiene este estilo es que es muy, pero que muy agradecido con las plantas. Especialmente las plantas grandes y altas. Es raro concebir una escena de corte colonial sin plantas, por lo que si te gustan las plantas, y estoy seguro de que así es, este es uno de los estilos donde podemos añadir una gran cantidad de ellas y potenciar su estética.

Se puede añadir cualquier planta, faltaría más, pero si queremos acercarnos más a un estilo colonial puro, hay algunas que funcionan de maravilla y que te van a encantar, apunta todas estas:

  • La ave del paraíso.
  • La kentia.
  • La palma areca.
  • La bananera.
  • Cualquier variedad de palmera

Esto en lo que se refiere a plantas altas, en cuanto a plantas más bajas, podemos utilizar:

  • El jazmín.
  • La cinta o mala madre.
  • Las orquídeas,
  • La monstera.
  • Las margaritas.

Si entre estas plantas que hemos visto no se encuentra ninguna que te guste o que quieras añadir, puedes añadir cualquier otra, pero añádela, ya que un estilo colonial sin plantas, como decía al principio de este punto, está incompleto.

Elementos decorativos del estilo colonial

Elementos decorativos de estilo colonial

Elementos decorativos propios del estilo colonial

Ahora que hemos repasado los muebles, los colores, las plantas y los detalles más importantes del estilo colonial, faltan los pequeños detalles, esos que rematan la escena con total acierto, es decir, los elementos decorativos.

Si has estado leyendo te habrás dado cuenta de que este es un estilo decorativo viajado, exótico.

Así las cosas, elementos decorativos que representan estos atributos, son siempre bienvenidos para completar la escena, como por ejemplo:

  • Cojines y textiles con frescos estampados florales y tropicales.
  • Maletas antiguas, baúles y cofres.
  • Todo tipo de mapas para decorar paredes o globos terráqueos, entre otros mapas.
  • Máscaras y decoración étnica y exótica.
  • Figuras decorativas de animales como elefantes o búhos en cerámica.
  • Biombos fabricados en materiales naturales como ratán o bambú.
  • Abanicos tropicales y grandes hojas secas vistiendo las paredes.
  • Lámparas de pie tipo trípode.
  • Lámparas de techo con ventilador.
  • Lámparas de mesa de maderas talladas.
  • Cuadros con contenidos étnicos y exóticos, como paisajes, nativos o campos.

Como puedes ver, la mayoría de elementos decorativos acompañan perfectamente y tienen los mismos preceptos básicos que el estilo colonial.

Aplicando estas 4 claves lograrás decorar tu salón o todo tu hogar con una preciosa estética colonial.

Consejos finales para lograr un estilo colonial

Como decía antes, en base a tus gustos y necesidades, adapta este estilo a los mismos. Si a ti te gusta el estilo colonial puro, los muebles de maderas oscuras y pesadas serían perfectos para ti. Sin embargo, si buscas algo más ligero porque te gusta o porque tu vivienda te lo exige, elige muebles coloniales en tonos blancos y acompáñalos con otros muebles más ligeros fabricados en ratán o metal.

Por otro lado, si quieres hacer que tu salón, a pesar de estar decorado y amueblado con este estilo, se sienta lo más ligero posible, mi consejo es que utilices tonos fríos para pintar las paredes como el azul y el verde en su formato más suave.

¿Por qué?

Porque los tonos fríos suaves como el azul y el pastel que pertenecen a la parte fría del círculo cromático van a aligerar el ambiente como ningún otro elemento, ya que los tonos fríos tienen la particularidad de hacer que las paredes cobren un efecto de retroceso, por lo que la escena se verá más ligera.

Por el contrario, si tú quieres un ambiente cálido y acogedor, a pesar de que este estilo ya tiene suficientes elementos que aportan esa calidez, elige tonos suaves cálidos, como el beige, un vainilla o algún blanco roto cálido como el marfil. De esta forma tus paredes, el cascarón, será cálido y acogedor.

Y si tienes alguna duda, déjame un comentario que ya sabes que yo estaré encantado de responderte.

Y si crees que este artículo puede gustar a algún amigo o familiar, compártelo ¡Gracias!

Y ahora no te pierdas: 10 ideas con mucho estilo para decorar una pared blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend