Fotos, ideas y consejos para pintar el color bermellón en paredes, con total acierto

El color bermellón es un tipo de rojo muy intenso, con matices anaranjados que se desenvuelve muy bien en interiores, especialmente cuando es aplicado en paredes, pues es ahí donde expresa todo su potencial.

Si estás leyendo esto seguramente sea porque quieres pintar tus paredes de color bermellón, ¿verdad?

Por eso he preparado este artículo con ideas, consejos y fotos de paredes pintadas en este rojo intenso y agresivo para que tomes buena nota, cojas inspiración, y pintes tus paredes con este color tan enérgico.

Si luego te quedan dudas, ya sabes, como te digo siempre, deja un comentario y te las resuelvo, pero de momento, vamos a ver estos espacios con el color bermellón en sus paredes.

Color bermellón en paredes de dormitorios

Dormitorio con color bermellón en paredes

Aunque no sea el primer color que te recomendaría para un dormitorio, por lo potente y agresivo que es, también te digo que si se combina y se aplica correctamente, es un color perfecto. Como todos, en realidad.

Fíjate en el dormitorio de arriba de estas líneas y toma nota de lo que te voy a decir para que lo apliques correctamente en tu habitación.

Como ves, tiene la pared del cabecero de la cama de rojo bermellón. Potente, agresivo, pero el resto del dormitorio está en tonos neutros, por lo que compensa y equilibra el ambiente. ¿Lo notas?

Además, al estar pintada únicamente la pared del cabecero, cuando te tumbas en la cama, es la única pared que no ves.

Lo que ven tus ojos son el resto del dormitorio que está decorado en tonos cálidos y neutros, que son relajantes y serenos.

Veamos otro ejemplo.

Dormitorio con color bermellón en paredes

Fotografía Flickr

Mismo concepto el de este dormitorio de arriba, ¿verdad?

Pared del cabecero pintada de rojo bermellón, y el resto en tonos neutros, como blancos rojos, grises y tonos madera suaves.

Y funciona. Funciona muy bien.

Vamos a ver otro ejemplo más realista.

Un dormitorio con la pared del cabecero pintada de rojo bermellón

Fotografía Hywell Martinez

Fíjate en esta habitación pequeña de arriba. Es un dormitorio mucho más común que los dos que acabamos de ver. No todos disponemos de esos enormes dormitorios, ¿verdad?

Aun así, todo está aplicado de la misma forma. El color rojo en la pared del cabecero y el resto de paredes en gris, el color neutro por excelencia, rebajando la intensidad que aporta el bermellón a todo el dormitorio.

¿Te has fijado, además, cómo combinarlo?

Muy fácil, añade pequeños toques de rojo en textiles, como puede ser la colcha o las cortinas, o en elementos decorativos, como una lámina decorativa, un jarrón o cualquier otro adorno.

Para que veas lo importante que es combinarlo bien, fíjate en este ejemplo que vemos ahora mismo.

Un dormitorio con las paredes pintadas en rojo bermellón

Fotografía IKEA

Como puedes apreciar, no vemos el resto de las otras paredes, solo se ve el intenso rojo bermellón aplicado en la pared del cabecero. ¿A que es mucho más intenso y cargante el ambiente del dormitorio?

Cuidado, no quiero decir que esté mal, sino que conviene suavizarlo porque estamos hablando de una zona de descanso, no de un after o un gimnasio.

Un dormitorio con las paredes pintadas en rojo bermellón

Fotografía y diseño Séverine Halbrey Benoist

Otra idea para combinarlo y rebajarlo, además de utilizar tonos neutros, como vemos también arriba de este párrafo, es combinarlo en la misma pared con otro color neutro.

En este caso ha sido el negro, creando una cenefa por el perímetro de la pared, y como puedes ver, además de que se crea un efecto decorativo muy chulo, rebaja el tono.

Dormitorio juvenil con una pared pintada en color rojo bermellón

Pero lo bueno que tiene el color bermellón aplicado en paredes es que podemos hacerlo en pequeños paños, en pequeñas dosis y aun así añadir un gran acento decorativo que dé color y carácter al espacio, como vemos en el dormitorio juvenil de arriba.

Solo se ha pintado un pequeño paño de rojo bermellón, y el resto de blanco, creando un potente contraste.

Dejemos los dormitorios que ya hemos visto bastantes ejemplos y consejos y pasemos al salón.

Color bermellón en paredes de salón

Un salón con el color rojo bermellón aplicado en paredes

Básicamente lo deberíamos tratar de la misma forma, ya que el color se va a comportar igual.

Es cierto que probablemente que en el salón haya más luz y más espacio, y eso juega a nuestro favor.

No te aconsejaría todas las paredes de bermellón, sino algunas de ellas, o una, como la pared de la zona de la televisión o la del sofá, aunque tuvieras un sofá rojo, creando una pared de acento, o, como vemos arriba, para delimitar zonas dentro del salón, como puede ser la zona de comedor y de sofá.

Un salón pintado de rojo bermellón y gris medio

Si no tienes zonas que delimitar, como te digo, puedes poner el bermellón en la pared del mueble tv, si encaja con los colores, o en la pared de detrás del sofá, que, igual que ocurre con la cama, cuando nos sentamos en el sofá no vemos la pared.

El resto, si lo combinas con tonos neutros como llevo diciendo todo el artículo, mejor.

Zonas de paso pintadas en color bermellón

Un hall de entrada pintado de intenso rojo bermellón

Tampoco es muy habitual ver pasillos o recibidores pintados en color bermellón, pero mira, arriba tienes un ejemplo de un espectacular pasillo recibidor pintado en rojo bermellón, que va a dejar a todos tus invitados con la boca abierta.

Me parece una solución arriesgada, pero muy espectacular, la verdad.

Si te gusta el bermellón, tienes un hall amplio y luminoso, puedes dotarle de una gran dosis de energía pintado sus paredes de bermellón, con este tono de color de Leroy Merlin.

Baños en color bermellón

Un baño con una pared en color bermellón

Diseño Maria Fadeeva | @Marydailylives

Otra idea que me parece fantástica es aplicar este color en las paredes del baño ya tenga luz natural o no, ya que en el baño siempre hay una buena iluminación artificial.

Además, combinado con blanco, color del que suele haber mucho en los baños, queda genial.

Asimismo como los baños son espacios fríos por la naturaleza de los materiales empleados en ellos, el rojo bermellón, sumamente cálido, les viene como anillo al dedo.

Y si no quieres poner el bermellón en las paredes, siempre puedes utilizar el techo, que siempre damos por sentado que tiene que ir blanco, aquí tienes un ejemplo:

Un baño con el techo en color bermellón

Diseño y fotografía Our Fifht House

Te puede gustar o no la combinación, pero es un alarde magnífico de personalidad pintar el techo en este color.

Me parece una buena idea arriesgada que pocas veces se toma, y se pueden lograr grandes efectos decorativos, como han hecho en Our Fifht House.

Aunque hemos visto distintos espacios y estancias de un hogar con las paredes pintadas en color bermellón y combinado con tonos neutros, este color, tiene otros muchos colores con los que se puede combinar muy bien, y te los cuento todos en este artículo donde exploro los colores que combinan con rojo en paredes, para que puedas aplicarlo en tus paredes correctamente.

¿Te ha surgido alguna duda? ¿Vas a pintar tus paredes de rojo bermellón? Estaré encantado de leerte y responderte en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AYUDA PARA DECORAR TU CASA

Send this to a friend