30 ideas para pintar y decorar una habitación gris

Pintar y decorar una habitación gris es una gran idea para lograr un espacio moderno y actual, siempre y cuando el gris se aplique y combine correctamente, claro está. Y estas 30 habitaciones grises bien decoradas, con sus distintos tonos de gris, cómo combinarlos y otros consejos que vamos a ver a continuación, van a hacer que tu habitación se llene de estilo y buen gusto. Vamos a ello.

Una habitación pintada de gris y blanco luminosa

Empezamos con una habitación con un tono de gris suave, muy clarito. Cuanto más claro sea el gris, más luminosa será la habitación. Combinado con blanco, queda espectacular. Aquí podemos ver más colores para combinar con el gris.

Si a esta habitación no se la hubiera añadido azul y blanco en los textiles, y no fuera tan luminosa, se hubiera quedado apagada, triste, pero el blanco y el azul, y por supuesto la iluminación, le dan una dosis de vitalidad muy necesaria, derivando en un dormitorio con estilo y equilibrado.

Veamos otra.

Una habitación gris y negro

Aquí podemos ver perfectamente lo que decía antes. Esta habitación también tiene las paredes pintadas de gris, y está está combinada con muebles negros, pero en este caso, no hay ni azul ni casi blanco, y el resultado es una habitación más apagada.

Gracias al blanco de la colcha de la cama, la habitación se salva de caer en penumbra y de un ambiente lúgubre.

Una habitación gris combinado con blanco y negro

Si tu habitación tiene una gran entrada de luz natural, puedes utilizar un gris más oscuro si quieres, como esta otra habitación tan elegante que vemos arriba de estas líneas, ya que durante el día no será un problema. Se verá un espacio moderno y neutro.

Aunque por la noche sí puede ser un problema tanto gris oscuro. Para evitar que esto ocurra, combínalo con blanco o con tonos claros, ya sea en textiles, muebles o accesorios decorativos.

Una habitación gris con muebles de madera oscuros

Esta otra habitación de corte clásico tiene un esquema muy interesante, ya que se han pintado las paredes de gris, y este se ha combinado con el tono oscuro de la madera de los muebles, creando una paleta cromática con un gran contraste.

Una habitación gris claro

Cuánto más se acerquen los tonos, tanto de los muebles, como del suelo, y el resto de materiales y colores entre sí, más serena y equilibrada parecerá la habitación.

Una habitación pintada de gris y azul

Sheahomes

Naturalmente, el gris, como el rey de los tonos neutros, combina con todos los demás colores. Es un tono que se conforma con cualquiera; muy sencillo de combinar, como vemos en este dormitorio gris con un zócalo azul.

Por lo que si tienes en mente combinarlo con otro color, adelante; no temas.

Por supuesto, donde sí tienes que tener miramientos es a la hora de combinar el resto de muebles y elementos con la combinación de colores elegida.

Una habitación gris combinado con azul y rosa

Aquí vemos otro dormitorio donde se ha combinado el gris con un azul verdoso y tonos rosas, creando una paleta cromática muy interesante y decorativa. Tienen una gran dosis de vitalidad, pero no excesiva. Una habitación bien equilibrada.

Una habitación gris combinado con verde y amarillo

Otro de los colores que combinan muy bien con el gris es el verde. Los tonos fríos como el verde le aportan al gris la frescura y vitalidad que este no tiene, creando habitaciones equilibradas.

Una habitación gris con detalles metálicos cromados y espejos

Zgallerie

Si no te gusta ningún otro color, y quieres una habitación gris y punto, además del blanco, los acabados en plata, metalizados y/o cromados funcionan muy bien con este color.

Espejos, muebles y otros accesorios decorativos en estos acabados brillantes combinan de maravilla con el gris, creando espacios de carácter elegante.

Una habitación pintada en gris acero satinado

Alexandra Dixon

Uno de los colores que me preguntan mucho cómo combinarlo es el gris acero, el que vemos arriba de estas líneas. En acabado satinado. Sin duda es uno de los grises más bonitos, junto con el antracita, por lo menos desde mi punto de vista.

Mi respuesta es que no hay problema, adelante, pinta con él. Siempre y cuando lo combines como estamos viendo durante todo este artículo.

Como te decía al principio, no puedes olvidarte de que el gris carece de matiz, no tiene color, por eso se le llama neutro; esto hace que se pueda combinar muy bien, pero también que sea uno de los colores más tristes y apagados que hay.

Al gris siempre hay que “levantarlo”. Bien con otros colores, materiales o texturas, el gris requiere una inyección de fuerza para activarlo y hacer que luzca, en lugar de apagar el espacio.

Una habitación gris acero mate

Si el acabado satinado no te gusta, aquí puedes ver una habitación pintada con gris acero en mate. Es más sereno, pero refleja menos la luz, aunque también es mucho más fácil de pintar, pues no resalta tanto los fallos de la pared.

Una habitación gris combinado con negro y azul

Interior Therapy

Esta otra bonita habitación pintada de gris tono medio levanta el gris mediante el suelo, los muebles y la colcha azul, además de la luz natural que entra por la ventana. Es una habitación bien decorada.

Una habitación gris combinado con amarillo

Si tu habitación no tiene luz natural, o la tiene muy escasa, como vemos en esta otra habitación arriba de estas líneas, y aun así quieres pintarla de gris, te aconsejo encarecidamente que añadas un gris muy claro, lo combines con blanco y además le metas otro color como el amarillo u otro color luminoso para que tu habitación no parezca una caverna.

Si tienes poca luz y además del gris quieres pintar tu habitación con otro color, opta por tonos cálidos como el color beige que son luminosos y cálidos.

Una habitación clásica gris con techos blancos

Y si tu estilo decorativo favorito es un estilo entre clásico y elegante, muy formal, y tienes buena iluminación natural, los tonos grises medios y oscuros, funcionan mejor en estos ambientes. Les dan más dramatismo, potenciando su sofisticada estética.

Una habitación moderna pintada en gris claro

Contour Interior

Otro de los factores que tienes que tener en cuenta y mirar con atención en tu habitación, antes de decorarla de gris, es el suelo.

Este ocupa mucha superficie, y, aunque la cama lo cubre en gran medida, si el suelo es oscuro y además le metes un gris, también oscuro, te va a quedar un dormitorio muy apagado.

Arriba de estas líneas vemos un buen ejemplo: suelo de madera oscura, paredes grises en tonos claros = dormitorio equilibrado.

Las magníficas sillas Shell Chair de Wegner también se llevan parte de la mirada, creando un buen punto focal en la habitación.

Una habitación nórdica pintada de gris con la cama en el suelo

Kronfoto

Si te gusta el estilo nórdico, estos saben mucho de gris, ya que es uno de los colores favoritos para decorar sus hogares, al menos, los más contemporáneos.

A pesar de que tienen escasas horas de luz, saben aplicar estos colores como nadie, para que no desluzcan.

Fíjate en los detalles: madera clara en el suelo, ventanas sin cortinas para que entre la máxima cantidad de luz, tonos de gris muy claros, y combinado con blanco.

Una habitación gris combinado con naranja

También se puede dar el caso de que tengas accesorios decorativos en multitud de alegres y vivos colores, como cortinas y otros textiles y busques un color adecuado para pintar tu habitación y que no parezca una barraca de feria.

En este caso, el gris, es el color perfecto para ello. Crea un fondo neutro ideal para que todos los demás colores resplandezcan por sí solos. El blanco o cualquier otro color neutro también sirve.

Una habitación gris combinado con rojo

Aquí también podemos ver como los acentos rojos destacan al estar puestos sobre un fondo gris. Y ahora que sale el rojo, también hay que decir que es otro de los mejores colores que combinan con el gris, además del amarillo, como decía anteriormente.

Una habitación gris de estilo nórdico

Aunque normalmente, cuando alguien me dice o pregunta que quiere una habitación gris, es porque está buscando una estética moderna y actual. Para ello, el gris es uno de los colores más apropiados sin duda.

Una habitación gris combinado con marrón

El otro día veíamos 50 ideas para decorar un dormitorio en la buhardilla, y si es tu caso, y quieres pintarlo de gris, además puedes pintar el techo en blanco, ya sea de madera o terminado en yeso como la mayoría.

En las buhardillas con techo a dos aguas, suele haber más superficie de techo que de pared, por lo que si pintas el techo en blanco, no vas a tener problema a la hora de meter gris en las paredes, y tendrás una habitación gris y blanca muy actual y equilibrada.

Un dormitorio abuhardillado con el techo en madera y las paredes grises

Geoff Chick

En lugar de blanco, también puedes dejar o revestir el techo en madera. Es más cálida que el blanco y también combina perfectamente con el gris.

Y si quieres tener una habitación gris y blanca, y no tienes más superficie para pintar, porque las paredes van grises y el techo en madera, puedes meter el blanco en textiles, como vemos arriba de estos párrafos.

Una habitación nórdica pintada en gris azulado

Como te decía antes, también hay muchos tonos de gris, y no tienes por qué conformarte con un gris estándar.

Hay grises azulados, amarillentos, verdosos, marrones, cálidos y con otros matices en color, que van a hacer que tu dormitorio adquiera otro cariz, como vemos arriba de estas líneas, en este dormitorio nórdico en el que se han pintado las paredes con un gris azulado muy bonito.

Una habitación gris con efectos en las paredes

Siguiendo en la línea de los diferentes tonos de gris para pintar una habitación que hay, si quieres un ambiente más acogedor, puedes utilizar un gris cálido, como vemos en esta otra habitación, donde han utilizado un gris “amarronado” en forma de técnica de pintura, con ráfagas por toda la habitación

Una habitación pintada de gris azulado combinado con amarillo y blanco

Dreamhouse

De nuevo, un gris azulado es el que domina el color de esta habitación. Es un tono con mucha presencia para una habitación entera, pero si se combina bien, como vemos, se convierte en el color perfecto.

Un gris con matices azules es un gris más fresco y joven; menos apagado.

Una habitación luminosa pintada en gris muy claro

Si aún así te parece demasiado gris, hay otros tonos de gris para pintar la habitación, como este que vemos, el cual es un tono gris, muy, muy claro, que viste las paredes con elegancia pero sin recargarlas ni oscurecerlas.

Una habitación gris con acentos de madera y color blanco

JLB Property

Si no te gustan los tonos de gris tan claros y quieres pintar tu habitación con uno más oscuro, adelante, pero recuerda, combínalo con blanco y materiales cálidos, como la madera en tonos claros, y acertarás seguro.

Las silla de madera CH24 Wishbone también de Hans Wegner que vemos le añade un toque muy especial. Si te gusta esta silla, puedes comprar una buena réplica a un precio excelente pinchando aquí. También está disponible en otros colores.

Si soy un poco pesado o repetitivo, con que añadas blanco y madera clara a tu habitación gris es porque no quiero que tu habitación parezca una cueva, y la madera en tonos claros y el blanco son dos elementos que evitan esto, y si no, mira el siguiente dormitorio gris.

Un dormitorio nórdico gris oscuro combinado con blanco

Se han pintado las paredes de gris medio, y se ha combinado con mucho blanco, pero puedes ver la diferencia clara en cuanto a calidez con la otra habitación.

Esta es una habitación muy elegante y bien decorada en gris, pero es mucho menos cálida y acogedora que la anterior, y se debe en gran parte a que no hay madera en tonos claros. ¿Otro ejemplo?

Una habitación gris combinado con blanco y negro

Bjurfors

Aun con el suelo de madera clara, la paleta de esta habitación es clara: Gris, blanca y negra. Y, ¿es o no es más apagada?

No digo peor, cuidado; que si a ti te gusta así, perfecto, es una habitación gris preciosa y rebosante de estilo, pero lleva cuidado para no resulte demasiado apagada.

Una habitación gris y blanca

B Design Home

Si por el motivo que sea no quieres o no puedes añadir madera en tonos claros, tienes otros materiales, como alfombras en tonos crudos y acogedores, cortinas del mismo corte, cuero o fibras vegetales como el ratán y el mimbre, que van a aportarte la misma calidez, como vemos en el dormitorio gris y blanco de arriba de estas líneas, que luce la preciosa lámpara de Caracas Six-Light de Jonathan Adler..

Una preciosa habitación decorada en tonos grises

Aquí vemos otro ejemplo de una habitación gris, perfecta. El ejemplo ideal para acabar el artículo diseñada por la interiorista Sarahliz Lawson: Luminosa, moderna, con acentos de color y blanco que levantan el gris… Lo dicho, perfecta.

Esta habitación es una enorme fuente de inspiración, que resume muy bien todos los consejos que hemos visto durante todo el post.

Naturalmente, como digo siempre, si tienes alguna duda o sugerencia, deja un comentario, que yo estaré encantado de responderte.

Comentarios

  1. Avatar Clau Vega
  2. Avatar Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend

Más en Decoración de dormitorios
20 dormitorios en tonos tierra. Cálidos y acogedores a más no poder

Cerrar