Las 7 cosas que necesita tu nueva silla de oficina

Comprar una silla de oficina es una tarea que debe tomarse muy en serio, igual que comprarse un coche. Piénsalo: En toda tu vida vas a pasar más tiempo sentado en la silla de tu trabajo que en tu coche. Necesitamos sillas de oficina adecuadas, para pasar largas jornadas, lo más cómodamente posible, y sin sufrir los efectos negativos de una mala postura.

Para asegurarnos de que compramos la silla correcta para nosotros, necesitamos revisar que ésta cuenta con estos 7 factores relevantes, que vamos a conocer ahora mismo.

Sillas de oficina.

Que tenga altura ajustable

Dependiendo del escritorio donde trabajes, la altura de la silla varía, así que necesitas una silla que tenga altura ajustable para adecuar su altura al escritorio donde trabajas.

La altura correcta es la que te permite mantener los pies planos en el suelo, con los muslos horizontales y los brazos a la altura del escritorio.

Todos los fabricantes de muebles de oficina construyen sus piezas utilizando el estudio de la ergonomía como uno de los principales factores, por lo que hoy en día es muy fácil encontrar piezas que cumplan este requisito, como los muebles de oficina de Oficinas Montiel, donde tenemos un enorme catálogo de sillas de oficina y otros muebles para despacho. Sigamos.

Que tenga respaldo reclinable

No es que necesitemos un respaldo que se recline 180 grados para tumbarnos, pero tampoco estamos en la universidad y tenemos que sentarnos totalmente rectos en sillas fijas.

Los expertos en ergonomía aseguran que sentarse y apoyar la espalda en un ángulo reclinado de 135 grados hace que la espalda reciba menos presión al sentarnos.

Con reposabrazos

Los reposabrazos en una silla no solo están para aumentar nuestro confort y darle otra estética al mueble, sino también para reducir la tensión de la espalda, al mantener la parte superior de los brazos cerca de la vertical y los antebrazos en el plano horizontal. Es decir, en un ángulo de 90 grados mientras escribimos con los brazos apoyados en la silla.

Además, también deberías obligarte a usarlos, ya que por muchos reposabrazos que tenga la silla si no los usas no te sirven de nada.

Un asiento profundo

Para que las rodillas se mantengan en una postura correcta cuando nos sentamos, se necesita una silla que tenga un asiento adecuado para nuestro cuerpo, que nos permita sentarnos rectos y apoyados contra el respaldo, quedando la parte posterior de las rodillas, separada del asiento entre 5 y 10 centímetros.

Soporte lumbar ajustable

Este es uno de los puntos más importantes. Según resultados de la encuesta realizada por la Agencia Europea para la Salud y la Seguridad en el Trabajo, más de la tercera parte de los trabajadores que cumplen su jornada sentados sufre dolores de espalda.

Por ello el soporte lumbar es tan importante en una silla que vamos a pasar tanto tiempo. Sin soporte lumbar, la espalda se fuerza y se inclina. Por ello necesitamos un soporte lumbar, ajustable según nuestro cuerpo, para mantener la región lumbar apoyada en el soporte y que la espalda no sufra tensiones innecesarias.

Las ruedas adecuadas

Las ruedas de las sillas no son todas iguales. Algunas son más duras que otras, dependiendo del material con el que estén hechas. Y ese material domina el movimiento de la silla.

Así pues, si donde vas a poner la silla, tu lugar de trabajo, tiene un suelo duro, unas ruedas de goma blanda harán que la silla ruede mejor. Sin embargo, si la silla está puesta sobre una moqueta, alfombra o cualquier otra superficie blanda, unas ruedas duras serán las apropiadas.

La tela adecuada

Si vas a comprar una silla tapizada, en la que vas a pasar unas 6 horas diarias, necesitas que la tela sea transpirable y fácil de limpiar.

Ver más consejos para la oficina y el escritorio

Teniendo estas cosas en cuenta a la hora de escoger una silla de oficina, tendrás un mueble adecuado para pasar mucho tiempo sentado en él, sin sufrir en tu cuerpo, o al menos, sin sufrir tanto, las consecuencias de trabajar sentado.

¿Crees que hay otro factor relevante a la hora de escoger una silla, ergonómicamente hablando? Te leo en los comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado?

Compártelo con tus amigos
Cerrar
This window will automatically close in 10 seconds

Send this to a friend