Los 5 suelos más fáciles de instalar por ti mismo sin hacer obra

El suelo de un hogar suele marcar la diferencia en muchos sentidos. Tiene un enorme potencial decorativo. El problema a la hora de cambiar el suelo es que generalmente hay que hacer obra, y no todo el mundo dispone ni del dinero ni del tiempo necesario para hacerlo, además de que hacer obra en casa mientras se vive en ella es un auténtico calvario.

Por suerte tenemos a nuestra disposición algunos suelos fáciles de instalar por nosotros mismos sin necesidad de obra, o, en el peor de los casos, con un mínimo de obra, y esas son las soluciones que te quiero mostrar hoy, para que puedas cambiar tú mismo el suelo de tu casa lo más fácil y económicamente posible.

Vamos a conocer los suelos:

Suelos de vinilo o suelos vinílicos

Suelo vinílico que puedes poner tú mismo fácilmente

Suelo vinílico en lama, modelo FORTE de Leroy Merlin

Esta es una de las opciones más económicas, sencillas y rápidas para renovar el suelo de tu hogar.

Pero tiene un “pero”, y es que para que con el tiempo no se le marquen las juntas e irregularidades del suelo antiguo, tienes que nivelar o sellar todas las juntas del suelo antiguo.

Puedes ir sellando las juntas de los azulejos antiguos una por una, o puedes aplicar una capa de mortero autonivelante.

Si no haces esto, no importa que el suelo vinílico que compres sea de lo mejorcito. Al final todas las irregularidades se van a marcar.

Naturalmente, independientemente de que prepares el antiguo suelo, te aconsejo que compres un suelo buen suelo vinílico.

Hay mucha variedad y tipos de suelo vinílicos, por lo que te aconsejo que te informes bien de cada tipo de suelo antes de comprar uno.

Los suelos vinílicos buenos, ya sean en formato baldosa o imitación a tarima, se pegan mejor, tienen una mejor resistencia y perduran en buen estado mucho más tiempo, además de que su acabado, que por lo general es imitación a cerámica o madera, está muy logrado.

Así pues, con lo que te vas a ahorrar al contratar a alguien para que te instale el suelo de tarima, hazme el favor y cómprate un suelo bueno. Lo vas a agradecer.

Por lo demás, los suelos de vinilo no tienen mayor explicación para instalarse. Se pegan directamente sobre el suelo, ya sea el antiguo o sobre el autonivelante, algunos con autoadhesivo, otros con pegamento de contacto.

También tienes que tener en cuenta que, si quieres renovar el rodapie, lo vas a tener que quitar. Es la única obra que vas a tener que hacer: Retirar el antiguo rodapie y poner uno nuevo, de madera o cerámica, ya que no hay rodapie imitación a madera o cerámica en formato vinilo.

Lo que te puedo asegurar es que en un fin de semana te has terminado un salón completo sin problema tú mismo.

Si te interesa esta opción, puedes ver más detalles sobre cómo instalarlo en este artículo.

Veamos otra opción de suelo que puedes poner tú mismo.

Suelos de corcho

Suelo de corcho que puedes poner tú mismo fácilmente

Suelo de corcho de la firma HARO

Si no has oído hablar de los suelos de corcho puede que te venga a la imagen el típico corcho marrón en formato tablón de pared. Pero no, los suelos de corcho actuales tienen un acabado que imita determinados materiales como la madera, perfectos.

Además, su instalación es sumamente sencilla: Sus piezas encajan la una en la otra, y no va ni anclado al suelo ni a las paredes, ni a ningún otro elemento constructivo.

Es como montar un puzzle, como poner suelo vinílico, pero con la ventaja que el suelo de corcho NO necesita pegamento ni nivelante.

Además, el suelo de corcho es mucho más resistente y también grueso que el suelo vinílico por lo que no se te van a marcar con el tiempo las irregularidades del suelo antiguo.

Naturalmente, también en este sentido te aconsejo que el suelo de corcho lo compres de calidad. Vas a salir ganando con el paso del tiempo. Uno de los fabricantes más importantes con unos suelos de corcho muy decentes es la firma Haro. Puedes ver aquí todos sus suelos de corcho, que son muchos y con unos acabados muy logrados.

Este suelo tiene la ventaja además de que se puede instalar sobre suelo radiante. Aunque en este caso, mejor que lo haga un profesional.

Con las herramientas adecuadas y una vez hayas comprendido el sistema de montaje mediante sus instrucciones, este suelo se pone sumamente fácil.

Eso sí, para cambiar el rodapie, no te queda otra opción que quitar el viejo y poner uno nuevo, NO de corcho, ya que no hay, sino de madera o cerámica.

Sigamos con más suelos que puedes poner por ti mismo fácilmente.

Suelos de linóleo

Suelo de linóleo que puedes poner tú mismo fácilmente

Fotografía A Beautiful Mess

En la imagen de arriba puedes ver un garaje en el que se ha colocado suelo de linóleo en blanco y negro.

Aunque muy parecido a los suelos vinílicos, los suelos de linóleo son otra opción a considerar, si bien, no tan interesante como los suelos de corcho.

¿Por qué? Pues porque igual que los suelos vinílicos, si el suelo sobre el que se va a pegar el linóleo no está exento de irregularidades, con el tiempo se van a marcar, y en el caso del linóleo más todavía, ya que suele ser más fino que algunos pavimentos vinílicos de calidad.

Por lo que, aunque puedes colocarlo perfectamente sobre el suelo antiguo, si no aplicas una capa de mortero autonivelante, con el tiempo se te van a marcar todas las juntas de los azulejos.

Eso sí, si quieres hacerlo bien y aplicas una capa de autonivelante que es muy sencillo de aplicar, luego el suelo de linóleo quedará perfecto.

Así que por un lado, este suelo tiene la ventaja de que se coloca sumamente fácil, ya que suele venir en rollos grandes que cubren el suelo en un “pis pas”, y es económico, además de duradero y resistente, pero para que quede perfecto, vas a tener que echar una capa de autonivelante. Tú decides.

En este caso y a diferencia de las losetas vinílicas que vienen en formato autoadhesivo, con el linóleo vas a necesitar un pegamento a parte. Pero no tiene más complicación que aplicar el pegamento en el suelo, y poner después la tira de linóleo previamente medida, presentada y cortada.

Como en el resto de opciones que estamos viendo, con el suelo de linóleo que puedes poner tú mismo sin obra y sobre el antiguo suelo, también vas a tener que quitar los rodapies.

Suelo laminado

Suelo laminado que puedes poner tú mismo fácimente

Suelo laminado de Leroy Merlin

El suelo laminado se puede poner sin problemas sobre el suelo antiguo, sin necesidad de nivelarle o prepararle, ya que antes de poner las láminas se pone un aislante y el suelo es lo suficientemente grueso y rígido como para que el antiguo suelo no se marque.

Sin duda para mí es la mejor opción de todas para cambiar el suelo sobre un suelo antiguo y sin necesidad de obra. Es un clásico hoy en día este suelo.

La mayoría de los pisos de nueva construcción de hoy en día llevan este tipo de suelos, que no hay que confundirlos ni con la tarima flotante ni con el parquet, que son diferentes.

El suelo laminado es la imitación a la tarima o al parquet, pero está fabricado con productos sintéticos, es más económico y a diferencia del parquet, mucho más sencillo de instalar.

Si es cierto que en este caso vas a necesitar alguna herramienta específica como una sierra de corte de madera con ingletadora, pero estas herramientas las puedes alquilar, sin necesidad de comprarlas.

Este suelo te puede durar toda la vida, o al menos muchísimos años si se cuida bien y el suelo es de calidad. Mucho mejor que los suelos vinílicos o de linóleo.

El único “pero” que tiene es que, aunque sea sencillo de instalar con las herramientas adecuadas, no lo es tanto como pegar suelo vinílico, pero si te aplicas el cuento un poco, no tengo duda alguna de que lo puedes poner sin problema alguno.

Infórmate bien antes de ponerlo sobre cómo se pone y lo que tienes que tener en cuenta, y ponte manos a la obra. Es fácil, créeme que hasta yo lo hago y no soy nada manitas.

Pintar el suelo

Es cierto, esta opción no se trata de poner un suelo nuevo, sino de pintar el antiguo. Es una solución irreversible, pero con un enorme potencial decorativo, además de ser una de las soluciones más económicas para renovar el suelo.

Suelo de madera pintado

Fotografía y proyecto de Paisley Wallpaper

Si tienes suelo de madera, puedes ver cómo pintar el suelo paso a paso en este artículo, donde te lo explico, además de ver ideas de suelos pintados. Y arriba de estas líneas puedes ver un suelo de madera pintado. Como puedes ver, el límite está en tu imaginación.

Si tienes suelo de cerámica, también puedes pintarlo.

Suelo de baldosa cerámica pintado, antes y después

Proyecto y fotografía de Driven by Decor

Arriba de estas líneas puedes ver el antes y el después de el suelo de baldosa cerámica pintado de gris de Driven by Decor. Y aunque yo te voy a explicar ahora mismo cómo pintar un suelo de cerámica o cómo pintar los azulejos del suelo, en su blog puedes ver cómo lo ha hecho paso a paso con imágenes.

Básicamente esto es lo que tienes que hacer:

  • Limpiar el suelo perfectamente. Aspira, barre, pasa la mopa y friega.
  • Una vez limpio el suelo, aplica una imprimación. Necesitas una imprimación para PVC, o superficies espejadas, si tu suelo tiene brillo. Esta de Luxens funciona muy bien.
  • Una vez aplicada la imprimación, espera 24 horas para poder seguir trabajando.
  • Cuando pasen las 24 horas, coge una lija de grano medio y lijas suavemente la imprimación para quitarle las impurezas que hayan podido salir al aplicar la imprimación.
  • Limpia otra vez el suelo y ahora ya puedes aplicar la pintura.
  • La pintura que necesitas es un esmalte con base agua, como este que puedes ver aquí.
  • Aplica una mano y deja secar al menos 12 horas. Y vuelve a aplicar otra mano.
  • Tanto la imprimación como la pintura se aplican a brocha y rodillo.
  • Deja secar 24 horas y listo.

Aunque pasadas 24 horas la pintura está más que seca al tacto, normalmente tardan cerca de un mes en adquirir su máxima dureza, por lo que aunque pises en él y demás, ten cuidado con los muebles ya que si arrastras algo pesado es muy probable que dejes una marca.

Y aunque haya pasado más de un mes, te aconsejo que compres protectores para las patas de las sillas y los muebles para evitar estos rayones.

No es una solución definitiva, pero sin duda es una opción a tener en cuenta si quieres renovar tu suelo por ti mismo sin necesidad de obra y sobre el suelo antiguo.

Bonus: Alfombras para renovar el suelo

Alfombras para renovar tu suelo

Fotografía The Fox & She Instagram @thefoxandshe

Ya sé que no es la solución definitiva que estabas buscando, pero déjame que te cuente algo.

Hace poco se puso en contacto conmigo una lectora porque quería renovar la decoración de su casa, especialmente el suelo, pero no quería cambiarlo, ni siquiera con estos métodos que acabamos de ver.

Evidentemente no me dejó más opciones que añadir unas alfombras y tapar ese suelo rojizo tan feo que a ella no le gustaba.

Pero el resultado fue tan impactante que hasta yo, que no es la primera vez que lo hago, quedé sorprendido.

Pusimos una gran alfombra en la zona del sofá, y otra alfombra debajo de la mesa del comedor, también de generosas dimensiones, las dos diferentes pero las dos en tonos crudos oscuros, y el cambio fue radical.

Con esto te quiero decir, que si te has cansado de tu suelo pero no te quieres meter en obra alguna ni siquiera instalar un suelo de los que acabamos de ver, no lo dudes, añade alfombras y transforma tu suelo.

Aquí puedes ver cómo combinar varias alfombras en un mismo suelo.

Algunas notas finales que debes tener en cuenta antes de cambiar el suelo.

Aunque ya te lo he dicho en varias ocasiones, ten en cuenta que el rodapie vas a tener que quitarlo si quieres renovarlo. No cuesta mucho quitarlo con cincel y maceta, pero eso, tienes que hacerlo.

Ten en cuenta que al poner un suelo nuevo sobre el antiguo, aunque se muy fino, probablemente tengas que rebajar las puertas. Aunque esto también es una tarea muy sencilla que puedes hacer tú mismo con una acepilladora.

Con estas 5 soluciones puedes cambiar tu suelo antiguo fácilmente, si tienes un poco de maña y tiempo, y de forma también relativamente económica.

El mundo ya está lleno de malos rollos, así que si te ha gustado este artículo, muestra tu pincelada de amor y comparte este artículo. 

Comentarios

  1. Avatar Orlando
  2. Avatar Abel de González
  3. Avatar Roberto
  4. Avatar Abel de González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend