Colores para interiores

Paredes en color naranja. Potentes, atractivas y enérgicas

Pintar las paredes en color naranja normalmente ha sido un recurso muy utilizado en decoración, y aunque en un principio el naranja no sea en absoluto un color elegante, sí que tiene otras cualidades que siempre lo han hecho muy interesante.

Atributos tales como enérgico, fresco y revitalizante son algunas de las cualidades por las que te podría interesar pintar las paredes de naranja.

Bien sea por esta premisa que acabas de leer o por cualquier otro motivo, lo que siempre es acertado es una buena dosis de inspiración de espacios interiores con las paredes naranjas para cargarte de inspiración y tomar una mejor decisión.

Así las cosas, vamos a ver estas fotos e ideas, que mientras te voy desgranando las ventajas y desventajas del color naranja.

Salones con paredes naranjas

Empecemos por los salones que, junto a los dormitorios, son las estancias donde más se aplica este color, como el salón de arriba de estas líneas, con la pared del sofá pintada de naranja.

Una buena solución para decorar esa pared vacía, la del sofá, puede ser con color. Una buena inyección de naranja potente y no te hará falta mucho más para llenarla.

Aunque si necesitas más ideas, aquí puedes ver un artículo que publiqué con ideas para decorar la pared de detrás del sofá.

Sigamos.

Diseño y fotografía Jenna Burger

Como he dicho antes, el naranja no es un color muy elegante, ni adulto. Se asocia más a espacios juveniles e infantiles.

Por lo que si tú lo quieres aplicar en el salón, y buscas un ambiente más adulto, una buena idea para lograrlo es combinarlo con tonos tierra o marrones.

De esta forma, los tonos tierra o los marrones, que sí son colores elegantes, le aportan al naranja la sofisticación que no tiene, como vemos en el salón de arriba de estas líneas diseñado por Jenna Burger.

Tiene un naranja potente y agresivo creando una pared de acento, pero el resto se ha combinado con tonos tierra o marrones medios, y es un salón elegante y adulto.

Salón y fotografía de IKEA

Si no te gustan los tonos tierra, también puedes recurrir al negro o al gris para lograr lo mismo.

El salón de arriba es un buen ejemplo de lo que estoy diciendo. Combinado con los muebles negros, el naranja adquiere un matiz más elegante y sofisticado. Perfecto para un salón actual.

Dormitorios con paredes naranjas

Fotografía de Ashley Elizabeth

En un principio, si me preguntas o me pides que diseñe tu dormitorio, nunca te añadiría un tono naranja a no ser que me lo pidieras expresamente.

No es un color apto para un espacio donde se busca el descanso.

Dicho esto, también reconozco que bien aplicado, crea dormitorios con mucho estilo.

Fotografía My Name is Rasha

Especialmente queda muy bien cuando se combinan blanco y naranja. Aunque el naranja se puede combinar con otros muchos colores, como ya vimos en este artículo donde exploramos los colores que mejor combinan con el naranja en paredes y decoración.

Además del blanco, si añades toques de gris tendrás una paleta más completa y dinámica. No tienes por qué tener paredes color naranja y gris, para utilizar esta paleta.

Puedes aplicar el naranja en paredes, utilizando el resto de la decoración como textiles y muebles para añadir el resto de colores.

Fotografía ¿?

Naturalmente, como hemos visto en uno de los salones, en el dormitorio también lo podemos combinar con algún tono tierra, para suavizar tanto naranja.

Diseño y fotografía JDV Design

En cuanto a los dormitorios infantiles, tengo que decir que me parece un color muy apropiado para pintar las paredes con él. Es alegre, vital y estimulante.

Aunque hay otros tipos de naranja menos potentes, como el que vemos arriba de estas líneas, que tiene un matiz tostado, apagado, por si buscas un ambiente menos «agresivo».

Si le añades toques azules o turquesa mejor aún. El contraste resultante es favorable para este tipo de espacios donde se busca un ambiente más alegre y desenfadado.

Comedores con paredes naranja

Diseño y fotografía Helio Interiores

El naranja es un color que se asocia al consumo de comida ya que abre el apetito. Por lo tanto, si se hace con estilo, pintar las paredes de naranja del comedor siempre es apropiado, si te gusta este color, claro está.

Fotografía y diseño The Yellow Cape Cod

Además, como el naranja combina tan bien con los tonos madera, de los que suele haber mucho en los comedores, por las sillas y la mesa, podemos aplicarlo casi sin miedo. Casi.

Si buscas un ambiente más sereno, apuesta por los tipos de naranja más oscuros, más tostados, como el que vemos en el comedor de arriba de estas líneas.

Son naranjas más serenos.

Cocinas con paredes naranjas

Fotografía de The Bell House

Lo mismo que ocurre con el comedor, se aplica en la cocina. El naranja abre el apetito.

No solo eso, es un color con el que es muy fácil crear un ambiente moderno, si se combina bien con los muebles de cocina.

Y como hay muchos tipos de color naranja para aplicar en las paredes, siempre puedes encontrar el que más se ajuste a tus gustos y espacio.

¿Y para el baño?

Diseño y fotografía DesignTiles

Por supuesto. Bien con azulejos, pintura o papel pintado, podemos crear un baño con mucho estilo, como este de Design Tiles, con las paredes en naranja.

¿Querías pintar las paredes de naranja? ¿Te ha servido de inspiración? Como ves, el naranja es apropiado para todos los espacios, solo que, como el resto de colores, para ello, tiene que ser bien aplicado y combinado.

Si tienes alguna duda, estaré encantado de responderte en los comentarios. Y si quieres más ideas, aquí puedes ver dormitorios en color naranja.

Escribir un comentario

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados*

Utilizamos cookies propias y de terceros como las de Google para mostrar anuncios y medir el tráfico, recopilando algunos datos que son compartidos con terceros únicamente para estos fines. Puedes ver todos los detalles en la política de privacidad. O seguir navegando y se te instalarán las cookies que utilizamos.

Leer más