Renueva tus azulejos antiguos con este sencillo truco

Ya tengas unos azulejos antiguos que cada vez te gustan menos o el presupuesto para renovar el baño sea ajustado y la cerámica escogida deje un acabado un tanto soso, este “truco” va a hacer que los azulejos cobren una nueva mirada, un look totalmente diferente que incluso puede hacer que esos azulejos sesenteros te vuelvan a encandilar.

No se trata de pintarlos, aunque también podrías, sino de algo más sencillo y económico: Lechada de colores para reforzar su función decorativa.

Lechada o mortero de colores para juntas de azulejos

Foto: Dulux

Algo tan sencillo como aplicar una nueva capa de lechada o mortero de colores a los vetustos y aburridos azulejos tiene el poder de transformar, no solo cómo vemos dichos azulejos, sino la escena completa del cuarto de baño o la cocina, por una mirada más actual y renovada.

Lechada o mortero de colores para juntas de azulejos

Foto: Deco-Cool

Este mortero o lechada para azulejos se puede comprar en cualquier tienda o almacén de construcción, como, por ejemplo, Leroy Merlin, entre otros muchos; incluso en algunas ferreterías también lo venden, aunque puede que el catálogo de colores no sea tan grande como en los grandes almacenes de construcción.

Lechada o mortero de colores para juntas de azulejos

Foto: Imagen Subliminal

Antes de llevar a cabo esta renovación, haz una prueba, con algún programa fotográfico como Photoshop o alguno parecido, para que veas cómo puede quedar, porque el cambio no es sutil que digamos, más bien todo lo contrario: es como mirar las paredes de un baño nuevo.

Lechada o mortero de colores para juntas de azulejos

Foto: Ideal Home

Hay un gran abanico de colores de lechada o mortero para juntas disponible con el que podemos cambiar el aspecto del baño. Generalmente en las tiendas de venta suelen tener una carta de colores con los tonos disponibles, o incluso algunas muestras, para que veamos cómo queda.

Lechada o mortero de colores para juntas de azulejos

Foto: Ikea

No es necesario tampoco aplicar por necesidad un mortero coloreado. Un mortero negro o gris, también puede crear una gran diferencia respecto a una lechada blanca en una pared de azulejos, también blancos, como vemos en el cuarto de baño de arriba de estas líneas.

Lechada o mortero de colores para juntas de azulejos

Foto: sightunseen

Tampoco tienen que ser blancos los azulejos, ya que con cualquier color podemos crear un atractivo contraste entre la junta y el azulejo, renovando la estética de éste.

Aplicar el mortero o la lechada es muy, muy sencillo, y solo se necesita una herramienta: una llana de goma. También obviamente, el propio mortero y agua, para hacer la pasta. Si te animas, aquí puedes ver más ideas, así como la forma de hacerlo.


Suscríbete a la newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend