17 ideas para crear una entrada en una casa donde no hay

Dependiendo del espacio disponible, nuestros recursos y nuestras preferencias decorativas, se puede crear una entrada en una casa donde no hay recibidor, ¿Cómo? Pues, por ejemplo:

Utilizando algún mueble que divida espacios.

Con pintura y color.

Con la trasera del sofá.

Y con otras ideas que vamos a ver a continuación para crear una entradita en casas donde directamente se entra al salón y no existe un espacio propio para la entrada.

Empecemos.

Recibidor o entradita creado con un taburete y un perchero

Fotografía House Tweaking

En este ejemplo en formato “Antes y Después” vemos cómo se ha creado un recibidor dentro del propio salón, ya que desde la puerta de entrada se accede directamente al salón.

Así pues, se puso un pequeño perchero, un bonito cuadro y un taburete y se terminó de crear una entradita de lo más práctica.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía Alice Wingerden

En este otro ejemplo, se puso un pequeño mueble en blanco envejecido justo a la entrada de la puerta, además de un felpudo con un cubo como paragüero y unas cajas y demás para zapatos, y todo ello está integrado dentro del salón, pero en su propio espacio.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía LXCraftsCo

Unas plantas en el suelo, de gran tamaño, sean cuales sean más un mueble y una alfombra de pasillo también son elementos que podemos utilizar para ponerlos en la puerta de entrada de casa y crear una zona de recibidor sin que lo haya.

Recibidor o entradita creado con un murete de obra

Fotografía Growing Sound

Un murete de obra con un banco con huecos de almacenaje en la zona del recibidor, divide los espacios y crea una entradita, proporcionándole cierta intimidad al salón.

Esta solución ya requiere algo de obra, pero una obra menor que en un par de días está terminada y de bajo coste económico.

Sin duda las soluciones de obra son las más eficaces y definitivas, ya que son las que realmente dividen el espacio. ¿Te has planteado hacerla?

Sigamos.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía The Diy Playbook

Unas perchas o un simple perchero puesto en alguna pared de la entrada, más una alfombra, pueden crear una zona de recibidor.

También vale un estante flotante, que los hay de todos los tamaños y se adaptan a cualquier espacio.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía Diy Playbook

Si un muro ancho es demasiado para tu hogar porque se come muchos metro, como veíamos antes, puedes hacer un muro más fino, pero que separe el espacio.

Esta es una tarea más sencilla y económica que la anterior. Incluso la puedes hacer tú misma, si no, puedes pedir aquí presupuestos gratis a profesionales de tu zona para ver cuánto te costaría.

Pero ya te digo que bien poco.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía Kylie M. Interiors

También podemos crear la zona del recibidor haciendo un muro, pero paralelo a la puerta en lugar de en perpendicular a esta, pues dependiendo de cómo sea la planta de nuestra vivienda dividiremos los dos espacios de una forma u otra.

Sigamos que todavía queda más soluciones.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía ¿?

También puedes crear un recibidor construyendo un mueble a medida, con pladur, que es ligero y económico y más versátil que el ladrillo o la madera.

En este sentido el límite es tu imaginación, ya que el mueble separador puede ser de la forma que tú quieras e incluir también todo lo que necesites como iluminación, repisas, estantes, cajones, etc.

Si necesitas que alguien te lo diseñe, puedes pedir presupuesto gratis aquí o contar con mis servicios.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía A Pair and a Spare

Además del perchero, la alfombra y las plantas que hemos visto, una silla también es un accesorio perfecto para ponerlo en la entrada y crear un conjunto de recibidor.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía Grace Lee Cottage

En este ejemplo que vemos arriba, a pesar de que sí hay un recibidor propiamente dicho, podemos utilizar los elementos que han añadido para crear uno en una vivienda donde no lo hay y directamente se entra al salón.

Un baúl a los pies de la entrada, con una alfombra de tamaño adecuado y un perchero, eso es todo lo que se ha necesitado para crear un recibidor.

Recibidor o entradita creado con una libreria

Fotografía Thrifty Decor Chick

No es necesario si no quieres construir un murete en tu salón para crear una entrada, también puedes utilizar una estantería de pie, que tenga las medidas adecuadas para separar ambos espacios.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía Brittany York

Incluso la trasera de un sofá sirve para crear una entrada de la nada, o al menos, para crear el espacio del recibidor y del salón.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Diseño y fotografía A House in the Hills

También puedes utilizar, además de la trasera del sofá para definir el espacio del recibidor, un mueble suspendido con un espejo y algunos adornos, es decir, lo mismo que tendrías en un recibidor normal.

Gracias a la trasera del sofá, ya dispones del espacio.

Recibidor zapatero de Kenay Home

Todo el conjunto de Kenay Home

Más sencillo, añade un zapatero del tamaño que necesites a la entrada de tu hogar, bonito y moderno, y si quieres o puedes añade una silla o una caja para guardar zapatos y un perchero. Quedará integrado en el salón y dispondrás de zona de entrada.

Recibidor o entradita creado con un banco

Fotografía Elisabeth Heier

En este caso son la alfombra, la planta y, especialmente el banco rústico, los elementos que crean un recibidor de la nada.

Si al lado de la puerta, en tu salón, colocas algunos de estos elementos, la sensación de recibidor se creara.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Fotografía de @Newdarlings de New Darlings

Arriba de estas líneas vemos otro buen ejemplo de una puerta de entrada que da directamente al salón, y donde se ha añadido un precioso mueble estilo Mid Century y una silla tipo Windsord más un felpudo a la entrada, y parece que todo ello es el propio recibidor.

Es una forma magnífica de decorar el recibidor cuando no hay, y dicho espacio se necesita integrar en la decoración del salón.

Juntos pero no revueltos.

Una entrada o recibidor creado en un salón con entrada directa de la calle

Diseño y fotografía Growing Up Kemper

No todo lo que añadamos tiene porqué ser al lado de la puerta, también vale enfrente de esta si la planta de tu casa así lo requiere para crear la zona recibidor.

Un bonito banco, una alfombra y un cuadro, o un espejo en la pared para hacer la zona más práctica servirán para este propósito, como vemos arriba de estas líneas.

Si te ha gustado esta idea, en Maisons du Monde tienen un banco precioso para ello que vemos a continuación:

Banco de mimbre para jardín o recibidor

¿Te imaginas tu recibidor con este precioso banco de mimbre y metal? ¿Te atreves? Menudo estilazo. Lo puedes comprar aquí, en Maisons du Monde como te decía antes.

Después de ver estas ideas, ¿ya sabes cómo vas a crear tu recibidor? Si tienes alguna duda o sugerencia, ya sabes que puedes dejar un comentario que yo estaré encantado de ayudarte.

Comentarios

  1. Avatar Graciela Simonsini
  2. Avatar Abel Melero
  3. Avatar lucero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend