Un truco para cuando un grifo no deja de gotear.

Seguramente, todos hemos tenido alguna vez un grifo que goteaba aunque estuviera cerrado, y durmiendo o cuando estamos en silencio dentro de casa, no dejamos de oír esa maldita gota de agua que termina por desquiciarnos. Y no solo eso, sino que se desperdicia mucho agua.

grifo-gota-agua-gotea

Para dejar de oir esa gota de agua constante hasta que venga el fontanero y pueda arreglar el goteo, atamos en la punta del grifo una trozo de hilo o cordel de lana, de la punta hasta el lavabo.

De esa forma, la gota, en lugar de caer directamente, pasará por el hilo hasta el lavabo sin hacer ruido.


Suscríbete a la newsletter

Deja un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros bajo nuestra política de privacidad

Responsable: Abel Melero González
Finalidad: Moderar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Tus datos se guardan en mi base de datos, alojada en los servidores de CDmon
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Send this to a friend