0

Esmalte al agua, la mejor pintura para paredes lisas

En otras ocasiones, hablábamos sobre que pintura es mejor para hacer lisos, cual es más resistente, más lavable etc. Y siempre llegábamos a la conclusión de que la mejor pintura era plástica satinada o plástica brillo para interiores.

Pero no a todo el mundo le gusta que sus paredes brillen, muchos de nosotros preferimos las paredes mate. La terminación en mate disminuía la ventaja de poder limpiar tan fácilmente una pared y el aguante de la misma al paso del tiempo, rozaduras etc.

Pero eso ya se ha acabado, para todos los que quieren una pared lisa, con un acabado excepcional, de gran dureza y resistencia, con posibilidad de poder lavar la pared sin dejar mancha y lo más importante en acabado mate, pueden utilizar esmalte al agua mate.

Lo normal y lo que te recomendaría cualquier persona que no entienda mucho del tema, es que para interior uses pintura plástica, y es verdad, la pintura plástica es muy versátil para interiores pero cuando hablamos de pintura plástica mate, por muy buena calidad que ésta tenga no se puede comparar al esmalte al agua.

El esmalte al agua es más caro que la pintura lisa. Un cubo de pintura plástica de buena calidad de 12 litros puede costarte dependiendo del color de 60€ a 100€ y de esmalte saldría algo más caro, también dependiendo del color y de la calidad.

Pero el acabado es excepcional, tanto en poder de cubrición, como de resistencia y de limpieza.

Hay que decir que esta pintura la puedes utilizar evidentemente siempre que quieras, pero es aconsejable utilizarla solo para cuando quieras hacer grandes lisos. Por grandes lisos nos referimos a lisos perfectos en un salón, habitación etc. Si tu propósito es pintar un trastero, un techo, un garaje es mejor que utilices pintura plástica, es más barata y más adecuada para estas situaciones, pero como hemos dicho antes si tu propósito es pintar un salón en liso perfecto y lo quieres mate, la mejor pintura que hay es esmalte al agua mate.

Aunque sea esmalte, como es al agua, éste se diluye con agua no se le puede echar disolvente como a los otros esmaltes. Se vende en cualquier tienda de pinturas y los rodillos, brochas y útiles con los que pintes se lavan con agua.

Normalmente, esta pintura (esmalte al agua) se utiliza para esmaltar puertas, ventanas, hierros, sillas, etc. Pero últimamente gracias a sus ventajas se está aplicando en paredes interiores lisas.



     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *