Utilizar varios colores para decorar una habitación es la forma más fácil y más recomendable para crear diferentes contrastes, habitaciones originales o decoraciones modernas entre otros ambientes.

Bien podemos utilizar los colores en los complementos, detalles, textiles o directamente en las paredes. En este caso vamos a ver cómo utilizar varios colores para pintar las paredes de un dormitorio.

Evidentemente las combinaciones son infinitas, además de que cada uno tiene sus gustos, pero hoy queremos mostraros como se puede pintar una habitación con dos colores para crear un ambiente sereno y relajante.

Si nos gustan los colores oscuros y fuertes como por ejemplo el marrón oscuro, podemos crear dormitorios elegantes, maduros, serenos, cálidos y tranquilizadores. Como por ejemplo esta habitación:

Como veis se han pintado dos paredes en marrón oscuro, pero gracias al blanco del techo y de las demás paredes se crea una combinación elegante y serena. El toque de la madera tanto en los muebles como en el suelo ayuda a crear un ambiente cálido y acogedor.

Seguimos con los colores oscuros. En este caso vamos a ver cómo podemos utilizar el más oscuro de todos, el negro. No es que sea un color muy recomendable para una habitación pues si no se combina bien puede crear ambientes apagados, tristes, no aptos para un dormitorio.

Pero bien combinado, podemos crear una decoración fantástica, como en esta habitación:

Una pared está totalmente pintada de negra, pero el blanco de los muebles, complementos y las demás paredes pintadas en blanco, crean un contraste precioso. Y también tenemos que fijarnos en la gran cantidad de luz que entra en esta habitación, sin duda es un factor determinante. Además de que las cortinas ayudan a tamizar la luz creando un dormitorio cálido, a pesar de haber utilizado el negro en gran cantidad.

Ahora que si nos gustan los colores suaves lo tenemos mucho más fácil para crear una habitación calida y acogedora. Fijaros en este dormitorio:

Los colores de las paredes son muy suaves, es un marrón claro, combinado con un color crema muy suave y el resultado es una habitación confortable, sin duda alguna los muebles de madera y el suelo ayudan de una forma poderosa a conseguir que la habitación sea cálida y serena.

También podemos hacer uso de otros colores más vivos y alegres como por ejemplo el morado o lila. Este color es uno de los más recomendados para pintar ambientes relajantes. Claro que hay que saber combinarlo bien. Como en este dormitorio:

Se ha pintado la pared principal de color morado, lo que da mucho color y alegría a toda la habitación pero para contrastar ese color y crear un ambiente relajante se le ha añadido el blanco en paredes y muebles. Y con la ayuda del suelo de madera, además de ser un dormitorio, relajante y alegre nos aporta un toque de calidez.

Aquí podéis ver 100 ideas para pintar un dormitorio, habitación o cuarto en varios colores.