¿Sofás de cuero en el salón? Sí, por favor

Salón con sofá de cuero

El otro día, una amiga me pidió que le hiciera un proyecto de decoración para su nuevo salón, en el cual se encuentran dos soberbios sofás contemporáneos recién tapizados en cuero tipo camello, con cierto matiz caramelo.

Anteriormente, estos sofás eran amarillos y, como es normal, la decoración de su salón iba en consonancia con ese color amarillo tan joven que lucían los sofás. Al tapizarlos, el cambio ha sido radical, y no únicamente para el sofá, claro está, sino para todo el salón.

El caso es que ahora, según me contaba, lo único que se veía en el salón eran los sofás, le parecían incluso excesivos, y hasta cierto punto estaba preocupada por si no había “metido la pata” al tapizarlos de ese material con el tono tan particular que tienen.

Llegados a este punto, además de indignarme porque se le hubiera pasado por la cabeza la simple idea de estar equivocada al retapizar un sofá en el que es uno de los mejores, sino el mejor material para un sofá, además de ser elegante y atemporal y saber envejecer como el buen vino, tuve que sacar el móvil y buscar unas imágenes de algunos salones que lucían este tipo de sofás, para tranquilizarla y mostrarle la elegancia, clase y personalidad que puede adquirir un salón con sofás de cuero, y quitarle de la cabeza la ridícula idea de un posible error al elegir el cuero para retapizar los sofás.

Al ver las imágenes, su cara fue cambiando de expectación a alegría inmensa, al comprobar la de posibilidades que un sofá de estas características ofrece. Así pues, hoy he pensado que, igual que mi amiga tenía ciertas dudas, seguramente haya más personas que puedan sentirse igual, y me he decidido no sólo disipar las dudas de mi querida aliada, sino las de cualquiera que albergue dudas sobre si un sofá de cuero es una buena idea, estéticamente hablando.

Salón con sofá de cuero

A pesar de que se puede combinar de muy diversas formas y en cualquier ambiente, con las alfombras bereberes queda espectacular, como vemos en la imagen de arriba de este párrafo, en el elegante y cálido salón. Además, con toques de azul, se realza tanto el azul como el propio sofá, creando una combinación de colores muy acertada.

Salón con sofá de cuero

Aquí vemos cómo funciona un sofá de cuero en un salón minimalista, con madera oscura en el suelo, muebles negros y paredes blancas. Se lleva todas las miradas sí, pero no por recargante o incongruente con la escena, sino por la clase y la distinción que otorga al espacio.

Salón con sofá de cuero

En este otro salón que no tiene un estilo definido sino un acertado popurrí de materiales, muebles y estilos, el sofá de cuero parece nacido para ocupar ese espacio.

Consejo: Si tenéis pensado utilizar el sofá como elemento que divida dos zonas del mismo espacio, hay que prestar la misma atención a los asientos y respaldo como a la trasera del sofá.

Salón con sofá de cuero

Este otro salón, con una paleta de colores blanca y negra, de corte minimalista y elegante, no sólo tiene uno sino dos sofás de cuero. Se podría pensar que, en un espacio donde las paredes no tienen ningún protagonismo, poner dos sofás de cuero sería excesivo, cargante, y más aún si el suelo es de madera, pero no, todo lo contrario: los sofás, junto al suelo de madera, completan lo que le falta al resto de la escueta escena.

Salón con sofá de cuero

Otro ejemplo parecido, pero en este caso el salón tiene tintes industriales, y eso al cuero, bueno… le encanta. Veamos otro ejemplo:

Salón con sofá de cuero

Los ventanales y el cerramiento en negro con cuarterones de cristal ofrece una mirada industrial, tal y como vimos ayer en este artículo, y el sofá encaja perfectamente con esta estética. El cuero es uno de los materiales favoritos en el estilo industrial, junto con la madera y el metal.

Salón con sofá de cuero

Incluso con los muebles y el suelo en madera, que comparten un tono similar al de los sofás, si se conjunta todo ello envuelto en una paleta monocromática uniforme, se visualizará una escena coherente y con equilibrio. Cuanto más nos acerquemos con el color de las paredes al tono de los muebles, más uniforme parecerá el salón.

Salón con sofá de cuero

En este salón de corte rústico podemos apreciar un precioso sofá de cuero camello más oscuro, pero encaja perfectamente con los vastos acabados del resto del espacio.

Y ahora, replicando parte de la conversación con mi querida amiga, te pregunto: dime, sofá de cuero ¿sí o sí?

Te leo en los comentarios.

Foto: StudioMcgee, TheUltralinx, Behance, Remodelista, Skonahem, TurbulencesDeco, PicsLovin, Decouvrirdesign, StyleLovely


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend