Cómo medir persianas Alicantinas paso a paso

¿No sabes qué hacer para medir correctamente tus persianas alicantinas?

Colgar y descolgar tus persianas no tiene ningún misterio. El problema aparece si has pedido unas persianas alicantinas que no encajan con las medidas de tus ventanas. Y seguro que te preguntarás:

¿Cómo sé exactamente lo que tengo que dejar de margen para que no rocen en ninguna parte? Y el margen de la parte superior para dejarla enrollada al completo, ¿cuánto debe medir? No te preocupes, ¡Todas estas preguntas tienen respuesta!

Si quieres saber exactamente qué tienes que hacer, paso a paso, para medir correctamente tus persianas alicantinas sigue leyendo con atención.

Tres posibles instalaciones de las Persianas Alicantinas

Dependiendo de la ventana que tengas y cómo quieras que quede la persiana, hay tres formas de medirlas:

– Cuando quieres la persiana alicantina para cubrir un paso sin puerta o ventana
– En una ventana convencional, instalarla cubriéndola al completo
– En la misma ventana, pero empotrándola en el hueco de esta

Cubrir un paso sin puerta o ventana

Sabemos ya que las persianas alicantinas nos aportan muchas ventajas. Entre ellas está la de protegernos de factores meteorológicos como es el viento, la lluvia o el sol.

En el caso de que lo que quieras cubrir no es una ventana, si no un paso de una habitación a otra sin puerta, la forma de medir las persianas es distinta, pero nada complicada.

Lo primero que debes hacer es medir el ancho del hueco de paso, eso sí, siempre con un metro metálico, ya que los de plástico o tela no son tan exactos. A esta medida le sumas 10 centímetros, para que de esta forma sobresalgan 5 cm por cada lado del hueco.

Una vez hecho el primer paso, mides la altura del hueco y le sumas 25 centímetros, de esta forma, la persiana quedará totalmente enrollada ajustándose perfectamente al espacio que hemos dejado.

Siempre debes dejar entre 1,5 y 2 centímetros en la parte inferior para que no roce en el suelo, ya que de ser así se va a estropear fácilmente.

Tienes un claro ejemplo en la imagen que te muestro a continuación.

En cuanto a los cáncamos, ¿a qué distancia los coloco? Muy FÁCIL. Debes instalarlos entre 7 y 10 centímetros desde el extremo superior de la persiana. De esta forma compensa perfectamente el peso y ayuda a enrollarla con facilidad.

Cubrir la ventana o puerta al completo

El proceso es muy parecido al anterior pero, en este caso sí que tendremos una puerta o ventana que proteger.

¿Te gusta más como queda la persiana alicantina cuando cubre toda la ventana y su marco? ¡Pues vamos a ver cómo la debes medir para que quede perfecta!

En primer lugar debes medir el ancho de tu ventana. A esto le sumamos 10 centímetros para que en cada lateral sobresalgan 5 cm. De esta forma la ventana y su marco quedarán mucho más protegidos.

¡Ahora vamos a la altura! En este caso debes medir tu ventana a lo alto y sumarle 25 centímetros. Con esto, cuando enrolles la persiana al completo se quedará perfectamente ajustada en el trozo de pared que hemos dejado de margen.

Como en el caso anterior, debes dejar entre 1,5 y 2 centímetros en la parte inferior para que no roce, o bien con el suelo o con la base de la ventana.

Los cáncamos en este caso siguen la misma línea que antes, debes instalarlos entre 7 y 10 centímetros desde el extremo superior de la persiana para que compense perfectamente el peso y ayude a enrollarla cómodamente.

En esta imagen te muestro también los pasos a seguir para medir las persianas en el caso de que quieras cubrir una ventana al completo.

Cubrir la ventana empotrando la persiana en el hueco

Este es uno de los casos más comunes, es por eso que probablemente sea el que te interese.

Si lo que quieres es cubrir tu ventana pero colocando la persiana alicantina dentro del hueco que suelen tener este tipo de ventanas o puertas, ¡Sigue estos pasos!

En este tipo de instalación, primero vamos a medir el ancho de la ventana, esta vez por tres partes diferentes. Lo hacemos así porque es posible que la forma del hueco de la pared sufra algún desnivel. Cuando tengamos las tres medidas, nos quedaremos con la distancia más estrecha. A esta le sumaremos también 2 cm para que en el resultado final sobre 1 cm en cada lado.

Una vez tengamos esto, pasamos a medir la altura. En este caso, como queremos la persiana alicantina dentro del hueco, solo necesitaremos sumarle al resultado que hemos obtenido 2 cm, para que sobre en la parte superior 1 cm y puedan respirar los puntos de colgadura, y 1 cm en la parte inferior para que no roce la persiana en la base de la ventana.

Para que lo veas más claro, te muestro un ejemplo de cómo debes hacer la operación.

Acuérdate de instalar los cáncamos entre 7 y 10 centímetros desde el extremo superior de la ventana, de esta forma el peso se compensará y no te causará ningún problema.

En la siguiente imagen te muestro detalladamente cómo enganchar los cáncamos para empotrar la persiana alicantina en tu ventana.

En conclusión:

Si quieres instalar o cambiar tus persianas alicantinas no te calientes la cabeza, no hace falta que llames a nadie para que te ayude o lo haga por ti.

Son tres sencillos pasos que, si los sigues con precisión y te fijas en los detalles, seguro que no fallas.

¿Es fácil verdad?

Cuéntame qué te parece y, por supuesto, si te ha quedado alguna duda.

Artículo, información e imágenes del estupendo equipo de Puntogar.


Suscríbete a la newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend