De antigua lechería a encantador (y pequeño) apartamento nórdico

Pisos nórdicos, modernos, y con mucho charmé, hay muchos, pero, a diferencia del coqueto y encantador apartamento que vamos a conocer a continuación, no todos ellos tienen una historia detrás. Y es que antaño esta vivienda fue una lechería tradicional de Estocolmo, que lejos de desaparecer completamente por el derribo y levantamiento de un nuevo edificio, fue conservada y transformada en un pequeño piso de 40 m², y decorado, a día de hoy, con un gusto excelente.

Pequeño apartamento nórdico

Puede parecer que 40 m² para una vivienda son pocos, y lo son, pero este apartamento nórdico aprovecha cada rincón con acierto, haciéndolo plenamente funcional y, en la línea del estilo nórdico, de forma elegante y despejada. Todo fluye, todo respira, todo tiene su espacio.

Pequeño apartamento nórdico

Pequeño apartamento nórdico

Pequeño apartamento nórdico

Decorado en tonos neutros, un gris muy suave tiñe las paredes, decoradas con un bajo zócalo de molduras, y un elegante mosaico de parquet viste el suelo y otorga calidez y confort a toda la vivienda.

Los elementos decorativos y mobiliario son un perfecto equilibrio entre clásicos del diseño, como las sillas, líneas modernas, también algunas plantas, así como objetos antiguos recuperados, que son los que le dan ese toque encantador tan característico que tiene este pequeño apartamento nórdico.

Pequeño apartamento nórdico

Pequeño apartamento nórdico

El dormitorio, abierto, cuenta con un tabique divisor que le confiere cierta intimidad. Es un pequeño espacio donde cabe la cama y nada más, ni siquiera unas mesillas de noche tradicionales; pero aún así, todo está resuelto con gracia y estilo. Dos estantes múltiples instalados en la pared hacen de mesillas de noche.

Pequeño apartamento nórdico

En la zona de comedor, una antigua mesa abatible y dos sillas Windsor negras, más un banco de obra completan el mobiliario, arropado por una llamativa pared pintada en negro mate.

Pequeño apartamento nórdico

El gran contraste ocurre en la cocina, donde vemos algunas de las paredes así como la encimera de ésta enfoscadas en cemento, y muebles antiguos pintados en negro, junto a otros de corte actual, acabados en blanco mate. Un contraste acertado que denota buen gusto, como demuestra toda la vivienda.

Un pequeño piso nórdico del que podemos coger muy buenas ideas para decorar una casa pequeña, o de cualquier tamaño, con mucha clase.

Fotos y más información en: Historiska hem

Ver más casas con encanto


Suscríbete a la newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend