10 buenas ideas para decorar con cestas de mimbre

Son muy antiguas, las cestas de mimbre llevan con nosotros, muchos, muchos años. Pero como todas las tendencias, la de las cestas de mimbre, también es cíclica.

Y ahora el boom de las cestas llena todos los hogares.

Y sinceramente, me parece estupendo, porque me encantan.

No solo son bonitas estéticamente hablando, también son muy prácticas.

Además, los nuevos modelos vienen con colores, borlas, entretejidas con macramé, y con otros materiales y adornos que las hacen más atractivas a la vista y suman mucha decoración.

Dicho esto, he preparado una colección de cestas y canastos de mimbre, cada uno diferente y varias ideas para decorar con ellos para que puedas ver el potencial de una cesta de fibras naturales y, si te interesa, hacerte con una, o varias, como tú veas.

Vamos a verlas.

Cestas de mimbre para decorar el recibidor

Cestas y canastos de mimbre y fibras naturales de Maisons du Monde

Todas las cestas de Maisóns du Monde

En el perchero del recibidor, preparadas para utilizarlas para salir hacer la compra, si tienes canastos, como hueco de almacenaje para guardar pañuelos o bufandas y además, como elemento decorativo que embellezca la entrada.

Si añades una al recibidor y le introduces unas ramas de eucalipto, tendrás una escena de revista, y un olor agradable en cuanto abras la puerta.

¿No te parece una idea perfecta para decorar el recibidor?

Canasto de fibras naturales lleno de eucalipto de Kenay Home

Canasto de fibras naturales de Kenay Home

Aquí está la idea que te comentaba ahora mismo.

Un canasto de fibras naturales con ramas de eucalipto dentro, para decorar y aromatizar cualquier espacio.

La puedes dejar en el recibidor, como te decía, pero también como adorno para la mesa de centro, en el suelo en algún rincón, al lado del sofá… Seguro que le encuentras un hueco perfecto.

Veamos más ideas.

Cestas de fibras naturales para el dormitorio infantil

Cesta de mimbre pintada de amarillo para almacenar y decorar la habitación de los niños

Cesta amarilla y natural de Kenay Home

Para guardar y almacenar algunos de los juguetes de los niños.

Todos sabemos la cantidad de almacenaje que se necesita para tener los juguetes y otros elementos de los niños guardados.

Ademas, es preferible huecos de almacenaje de fácil acceso porque hay que recoger y organizar muchas veces, y muchos pequeños juguetes.

Un par de cestas bien en el suelo o colgadas en la pared, como vemos arriba de estas líneas, nos ayudarán a esa tarea y añadirán un plus decorativo en el dormitorio infantil.

Veamos otra.

Cesta de mimbre en color rosa para la habitación de los niños

Cesta de fibras naturales en rosa de Kenay Home

Si te ha gustado la idea de una cesta para el dormitorio infantil, la firma Kenay Home también tiene esta gran cesta que vemos arriba de estas líneas, perfecta para guardar de forma rápida muchos juguetes y accesorios infantiles.

Además está disponible en rosa y azul.

Sigamos con más cestas.

Cestas de mimbre para cualquier rincón

Cesta étnica de Maisons du Monde

Cesta étnica de Maisons du Monde

De estilo bohemio étnico, perfecta para poner en un rincón y completar la escena.

¿Tienes un rincón de lectura? La cesta puede servirte para guardar libros, revistas, cojines, mantas… Completa el espacio con un sencilla y bonita cesta, agrega funcionalidad y también decoración.

Veamos más cestas bonitas.

Cestas de mimbre y fibras naturales como maceteros

Cesta gris como macetero de Kenay Home

Cestas grises de Kenay Home

Además de para guardar y organizar, y además de funcionar por sí solas como elemento decorativo para cualquier espacio, hay otro uso que se les está dando que se ha convertido en el más popular.

Como maceteros.

No es que se introduzca directamente la tierra en la cesta, pues la estropearía y cada vez que la regáramos el agua se saldría por todas partes.

Más bien son como un cubre macetero, donde el tiesto de la planta o la maceta se introduce en la cesta.

Yo las tengo así puestas en casa, y dentro de la cesta, además del macetero, debajo tengo un plato de plástico para el agua que sale.

Ponle en su interior un plato para que escurra de la maceta el agua o si no la cesta se pudrirá. Que ya me ha pasado, por tonto.

Cesta de mimbre en natural y negro como macetero de Kenay Home

Cesta natural y a rayas negras de Kenay Home

Si te ha gustado esta idea, naturalmente puedes utilizar cualquier tipo de cesta.

Solo asegúrate de que tenga el tamaño suficiente para meter un plato abajo y el macetero.

Tienes que tener en cuenta que la parte de abajo de las cestas, la base, por lo general es más pequeña.

Así que si vas a utilizar una cesta como macetero, lo que te interesa conocer es el diámetro de la base de la cesta.

Cesta de mimbre en blanco y amarillo como maceteros para cactus

Cesta de fibras naturales en blanco y amarillo de Kenay Home

Puedes utilizar una diferente para cada planta o un juego de ellas, como este juego de cestas de Kenay Home en blanco con cenefa amarilla.

Aunque es una cesta preciosa, y queda espectacularmente bien con los cactus, si quieres ir a lo seguro para utilizarla como macetero, las cestas con acabados naturales no fallan nunca.

Veamos un ejemplo.

Cesta natural con cenefa en negro como macetero de Kenay Home

Cesta en acabado natural y negro de Kenay Home

Una pequeña cesta con acabado natural con una cenefa en negro y blanco que sirve de macetero para una sansevieria. Perfecto.

Si prefieres cestas en colores, hay una que tampoco falla nunca y que vemos a continuación.

Cesta de mimbre pintada de blanco con ribete amarillo como macetero de Kenay Home

Cesta de mimbre en blanco con ribete amarillo de Kenay Home

Exacto, una cesta o canasto en blanco no falla nunca, siempre combina tanto con las plantas como con el resto de la decoración.

Si quieres añadir un matiz de color, esta que vemos arriba de Kenay Home está disponible con un pequeño ribete en varios colores, además del amarillo que luce.

Cesta de mimbre natural como macetero de Kenay Home

Cesta de mimbre natural de trama abierta de Kenay Home

Rígidas y al natural. También tenemos otros modelos de cestas disponibles con la trenza más abierta, y más rígidas que las otras que veíamos, como esta de arriba de la firma Kenay Home, o como mi favorita, el cesto Ona, que vemos aquí abajo:

Cesto de mimbre rígido Ona de Kenay Home

Cesto de mimbre rígido Ona de Kenay Home

Este cesto de mimbre rígido para utilizarlo como macetero me parece de lo más bonito que pueda haber. En cuanto le encuentre hueco va para mi casa, sin duda alguna. ¿Qué opinas tú de el?

Hay muchos más modelos de cestas que podemos encontrar, y si tú tienes alguna al natural y te gustaría cambiarla por una con algún color, puedes hacerlo, o también puedes pintarla tú misma, como vamos a ver a continuación.

Materiales para pintar una cesta de mimbre:

Para pintar una cesta de mimbre correctamente y que el acabado sea duradero, necesitas estos materiales:

– Producto de limpieza. Ya sea algo natural como jabón o un producto químico como los limpiadores tradicionales.

– Imprimación blanca.

– Spray de pintura.

– Papel y cinta de carrocero.

Cómo pintar cestas de mimbre:

Cesta de mimbre pintada de negro

Primero limpia la cesta perfectamente para que la imprimación agarre correctamente.

Una vez limpia la cesta, aplica la imprimación universal con una brocha hasta que cubras la superficie a pintar completamente.

Extiende bien la imprimación para que no queden chorretes.

La imprimación ayuda a crear una superficie uniforme sobre la que pintar y además reduce la cantidad de pintura a utilizar.

Cuando la imprimación esté completamente seca, unas 24 horas aproximadamente. Es hora de empapelar y tapar todo aquello que no vayamos a pintar de la cesta.

Si vas a dejar las asas al natural, o vas a hacer una cenefa, necesitas cinta de carrocero para delimitar la zona que va pintada de la que no.

Además, si estas dentro de casa, y vas a utilizar spray, algo que no te recomiendo hacerlo en interior aunque tengas todas las ventanas abiertas, también deberías cubrir ese espacio.

Si vas a pintar dentro de casa, mejor sustituye el spray por un bote de pintura para aplicarla a brocha, pues el spray te va a pulverizaría toda la casa.

Ahora que ya está empapelada, es hora de aplicar el spray de color hasta que cubramos la superficie.

Si con la primera mano no se ha quedado cubierto, deberemos dar una segunda, o inclusive una tercera si hiciera falta, siempre respetando el tiempo de secado, que con un spray, con 30 minutos es más que suficiente para darle otra mano.

No hay que sobrecargar la superficie ni intentar que cubra con la primera mano pues nos va a chorrear.

Una vez pintado, dejar secar durante 24 horas antes de utilizar la cesta para que la pintura se seque correctamente.

¿Tienes alguna duda? Deja un comentario que yo estaré encantado de responderte.

Y para no perderte ni un contenido, suscríbete a la newsletter semanal.

Y si quieres ver más cestas, aquí puedes ver todo el catálogo de Kenay Home.

Nos leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend