Guía completa para crear un moodboard online y decorar tu hogar con total acierto

Te voy a enseñar qué es y cómo hacer un moodboard o tablero de inspiración para que puedas decorar o mejorar la decoración de tu hogar de una forma que todavía no te has hecho una idea.

Y es que una vez que has montado el moodboard, las ideas, conceptos, sentimientos y el alma de lo que realmente quieres para tu decoración, aparecen nítidos ante ti.

Y puedes llevar a cabo la decoración de tu casa con mucha seguridad.

Una vez hecho, vas a tener siempre contigo una potente, fiable y eficaz guía en forma de tablero de inspiración para decorar cualquier espacio que necesites.

Estas son las ventajas de crear un moodboard.

Pero vamos pasito a pasito, primero vamos a ver qué es un moodboard o también conocido como tablero de inspiración. No te saltes ningún paso, créeme, cuando terminemos, sabrás hacer un perfecto moodboard online o físico.

Aunque si quieres ir directamente a algún apartado específico del artículo, aquí tienes el índice para que puedas hacerlo.

Empezamos.

¿Qué es un moodboard?

Un moodboard es un tablero de inspiración en el que, mediante el proceso de ir añadiendo distintos elementos como pueden ser fotografías, texto, recortes de revistas, materiales como telas, maderas, cerámica y otros objetos al propio tablero, crearemos un tablón de inspiración en el que podremos contemplar el alma de nuestro proyecto.

El tablero final tiene que expresar todo aquello que queremos representar en nuestro espacio a diseñar: Colores, formas, sentimientos, objetivos, el concepto general a expresar y sus matices.

Esto se hace con el objetivo de tener siempre claro lo que queremos lograr y no desviarnos. Es una herramienta muy poderosa para diseñar cualquier espacio.

Es el prediseño.

¿Lo mejor de todo?

Que es muy sencillo de hacer, divertido y sorprendente, porque una vez empiezas las ideas brotan en un sin parar y desgranas todo lo que tienes dentro respecto a lo que quieres conseguir, definiendo todos los detalles que de otra forma se hubieran quedado sin salir.

¿Cómo hacer un moodboard o tablero de inspiración?

Se pueden hacer de dos formas. Una es físicamente y otra de forma digital.

Moodboard físico

Si optas por hacerlo físicamente, vas a tener que ir recogiendo muestras, recortes, fotografías, materiales y todo aquello que te inspire para agruparlo todo en un fondo que también es parte del propio moodboard.

Por ejemplo, un fondo de madera, de tela, de un color, etc. Y, sobre ese fondo que es lo grande que tú quieras, se van añadiendo pequeñas piezas en forma de fotos, materiales y recortes para montar el moodboard de guía e inspiración.

Aquí tienes un ejemplo de un moodboard físico realizado por Ana Hernández del estudio Masquespacio.

Moodboard

Como ves, ha utilizado una madera como fondo. Generalmente se pone el material más grande abajo para tener una buena base sobre la que apoyar el resto de elementos.

Por supuesto, el material que sirve como fondo, como en este caso la madera, también forma parte del moodboard, no es una madera cualquiera, sino una madera que se supone que se va a utilizar en el proyecto.

Moodboard digital

Si optas por hacerlo digitalmente, lo único que necesitas es tu ordenador y algún programa de retoque fotográfico como photoshop entre otros muchos que tienes disponibles para ir montando el tablero imagen por imagen.

Como te puedes imaginar, un moodboard físico es más efectivo. Lo sientes más, porque puedes tocarlo y olerlo incluso, y puedes de esta manera expresar y sentir que lo que quieres expresar con él.

Aunque debo decirte que los tableros hechos digitalmente también son muy poderosos y tienen la ventaja de que los puedes llevar a cualquier parte que vayas en forma de fotografía.

Naturalmente, si te decides por hacer un moodboard físico, una vez que lo termines, hazle una fotografía y llévalo contigo a todas partes para cuando tengas que recurrir a él.

Aquí puedes ver un ejemplo de un moodboard digital.

Un moodboard azul

Dicho esto esto, ya sabes cómo se hace el moodboard, o mejor dicho los soportes que tienes disponibles para hacerlos.

Tú eliges.

Ahora, veamos cómo crear el moodboard.

Creación del moodboard

Como te decía antes hacer un tablero de inspiración es sumamente sencillo.

Mi mayor consejo es, que te dejes llevar.

¿Por qué?

Pues porque lo que estamos intentando conseguir con el moodboard es sacar todo lo que tienes dentro respecto a lo que quieres conseguir en tu decoración.

Así pues, déjate llevar y elige aquello que más te inspire y que más vaya con el concepto de tu moodboard, independienteme de si tiene que ver con la decoración o no. Aunque si lo tiene que ver, mucho mejor, claro está, ya que estamos hablando de un moodboard de decoración.

Puede ser una fotografía de un modelo, de una moto, de un animal, de lo que sea que realmente notes que va con tu idea.

Primer paso para hacer un moodboard

Vamos a hacerlo, yo contigo, y luego te muestro el moodboard que he creado según los pasos que vamos viendo, ¿vale? Empezamos.

El primer paso es ponerle un título y una pequeña descripción al moodboard.

¿Cómo hacerlo?

Coge un bolígrafo y un papel.

Vamos a hacer un ejercicio.

Supongamos que quieres decorar o redecorar tu salón.

Coges el bolígrafo y el papel y te sientas tranquilamente en la silla.

Ahora piensa en lo que quieres que transmita tu salón. Puede ser por ejemplo:

Frescura, relajación, paz, armonía energía, agresividad, optimismo… Lo que quieras que transmita. Saca todas las sensaciones que quieres que exprese la decoración de tu salón y apúntalas.

Vale, y ahora, continuando con el ejemplo del salón, supongamos que una vez has hecho este pequeño ejercicio, has llegado a la conclusión de que quieres que tu salón, por encima de todo, sea un templo de paz y armonía.

Vale, pues el título de tu moodboard para tu salón podría ser: Mi templo de paz.

Ya tienes el título. Ahora añadámosle la descripción.

¿Por qué?

Porque me imagino que además de querer que sea un templo de paz también puedes querer que sea un espacio fresco, o cálido y acogedor, o que transmita buenas vibraciones, o que te haga sentir feliz.

Vuelve a la lista de palabras que has hecho antes y, ahora que ya tienes claro que por encima de todo debe ser un templo de paz, ¿qué es lo demás que también te gustaría que expresara tu espacio?

Siguiendo con el ejemplo, vamos a imaginar que también quieres que sea un lugar cálido y acogedor. ¿Vale?

Pues ahora ya tienes también una pequeña descripción y un título.

Título: Mi templo de paz

Descripción: Un lugar cálido y acogedor donde poder sentir paz.

¿Mola verdad?

Como ves, haciendo este ejercicio primero, ya habrás sacado ideas y conceptos que quizá no sabías ni que querías o no terminabas de expresarlos.

Ahora los tienes definidos.

Este sería el moodboard que estoy creando con los datos que tenemos hasta ahora:

Simplemente tiene el título y la descripción que se la he puesto sobre un fondo de color cálido. Ahora queda rellenarlo.

Por cierto, le he puesto este diseño porque he querido. Es decir, que tú se lo pongas como quieras. No hay una regla que diga cómo tienen que ser los moodboards.

Luego veremos plantillas y demás, no te preocupes por el diseño del tablero ahora mismo.

Algunos consejos importantes respecto a este paso de creación del título y la descripción del moodboard:

  • Cuídate de no utilizar palabras que expresen lo mismo o casi lo mismo. Por ejemplo: Paz y tranquilidad. Sería redundante. Y no estarías aprovechando todo el potencial de este ejercicio.
  • También fíjate que sean muy pocas palabras y un título muy corto. En esa pequeña descripción y título, tienes que conseguir englobar lo que realmente quieres de tu salón. Toda la esencia tiene que ir en esas palabras. ¿De acuerdo?

Vale, sigamos con el segundo paso.

Ahora que ya tienes bastante definido lo que quieres expresar en tu moodboard al crear el título y la descripción, es momento de empezar a reunir los elementos. Necesitas recopilar todo el material del que hablaba antes:

Fotografías, materiales, recortes, etc.

Dependiendo de en qué formato (físico o digital) lo estés haciendo, necesitarás unas cosas u otras.

Métete en Pinterest, o en cualquier otra red social que haya imágenes de decoración, o en un blog. Donde quieras.

Y empieza a recopilar imágenes que para ti expresen lo que quieres conseguir con tu moodboard que, como te recuerdo, en este caso es: Un templo de paz cálido y acogedor para tu salón.

Todo lo que veas que consideres que es apropiado, que te inspira esas sensaciones, que te levanta sentimientos de paz, cálidos y acogedores, sirve para el moodboard.

Naturalmente si está relacionado con la decoración, mucho mejor, pero no todo tiene por qué ser decoración. Puede ser cualquier cosa.

Notarás que ahora que tienes el concepto definido y sabes lo que buscas, tienes mil fotografías que te sirven y te inspiran. ¿Verdad?

Pues descarta, quédate con las más impresionantes, con las que más te afecten, las que más te emocionen.

No tengas prisa, aunque yo te lo esté explicando de seguido, el proceso de un moodboard puede durar días o semanas hasta que se encuentra realmente aquello que expresa lo que quieres sentir en tu salón.

Puede que veas una fotografía y digas, ¡Esta! Esta es justo la que necesitaba. Y mañana veas otra y digas, pues esta es todavía mejor.

Por ello no te apresures, tómate tu tiempo, revisa y vuelve a revisar, y cuando tengas material suficiente, empieza a purgar para quedarte con lo que realmente expresa eso que quieres lograr en tu espacio.

Yo, por mi parte, te voy poniendo lo que he recopilado y que creo que expresa ese moodboard que estamos haciendo de ejercicio.

También lo estoy haciendo un poco deprisa y corriendo, porque no quiero tirarme escribiendo este artículo semanas, pero vamos, tú tómate tu tiempo.

Y este es el Moodboard final que yo he sacado para el ejercicio de decorar un salón que sea un Templo de paz cálido y acogedor.

Moodboard para decoración

Para mí, este moodboard expresa calidez, paz, tranquilidad y sentimientos acogedores.

Y ahora, gracias a hacerlo, puedo ver los colores, las texturas, los materiales y acabados, las sensaciones, y así defino lo que quiero conseguir en mi salón.

Como puedes ver, una vez que hemos creado el moodboard ya tenemos una guía a la que recurrir si nos desviamos, el concepto de justo lo que buscamos, y las ideas definidas. Ahora decorar tu salón es mucho más sencillo, ¿verdad?

Importante: Hay muchas formas de hacer un moodboard, yo lo he hecho así, con ese formato porque he querido, sin más, pero lo importante no es el diseño del propio moodboard, sino que éste exprese lo que quieres conseguir.

No tiene por qué ser ordenadito y simétrico, puede ser incluso desordenado, en parte.

Lo importante es que cuando lo miremos veamos en él todo lo que queremos que exprese nuestro salón.

Además, yo he puesto 4 imágenes con algunos colores, pero tú puedes tener todas las que quieras. No hay un número específico.

Ahora sigue conmigo que te cuento con qué herramientas online puedes hacer uno de forma fácil y con un gran resultado.

Herramientas para hacer un moodboard online

Con estas 3 herramientas que te voy a decir ahora mismo vas a poder hacer tu moodboard online, de forma gratuita y muy profesional. Te las presento:

Canvas:

Canvas

Canvas es la que más me gusta de todas para hacer moodboards online.

Es sumamente sencilla de utilizar. Incluso vienen plantillas prediseñadas por si no quieres crear uno de cero.

Intuitivo, gratis y como te digo, muy poderoso para crear tableros de inspiración muy profesionales y con gran impacto visual para expresar lo que queremos.

Una vez se tiene el moodboard hecho, te lo puedes descargar a tu ordenador.

Ir a Canvas.

The Matboard:

The Matboard es otra gran aplicación para hacer moodboards online.

Funciona un poco parecido a Pinterest, pero aquí en lugar de crear tableros donde las imágenes son individuales, podemos unirlas creando moodboards.

Además, al ser una especie de red social para diseñadores, puedes ver e inspirarte con los muchos trabajos que hay de las personas que los comparten.

También es muy sencilla e intuitiva de utilizar.

Ir a The Matboad.

Niice:

Nice es otra herramienta online para hacer tableros de inspiración muy sencilla de utilizar.

Solo tienes que registrarte, crear tu primer tablero, al cual le tienes que poner nombre y descripción y empezar a añadir imágenes que hayas descargado de otros sitios o que tengas tú propias para ir creando el tablero.

Además, también le puedes añadir color, efectos, texto, cambiar el tamaño de las imágenes, etc. De esta forma podrás personalizar tu tablero completamente.

Una vez lo tengas, lo descargas y siempre contigo.

Ir a Niice.

Yo utilizo Photoshop para hacer los moodboard desde mi ordenador, si tú también lo tienes o alguna otra herramienta parecida, sabrás que puedes hacerlos sin problema y de forma muy profesional.

¿Cómo te va ayudar el hacer un moodboard para tu decoración?

Bueno, supongo que te habrás dado cuenta de que haciendo el moodboard has definido tus ideas, incluso tu propio estilo, el diseño que buscas para tu salón, los colores, los materiales, las sensaciones que quieres lograr… En fin, has definido cómo quieres tu salón y ahora tienes las ideas claras de qué implementar y qué rechazar.

¿Te ha parecido interesante? Es un ejercicio curioso, práctico y muy eficaz, ¿no te parece?

Te leo en los comentarios y me cuentas qué piensas, o si te ha quedado alguna duda.

Y si te ha gustado este artículo, te aconsejo que te suscribas a la newsletter para no perderte ni uno más y recibirlos en tu correo, además de obtener ayuda y otras cositas que preparo solo para los suscriptores.

Comentarios

  1. Avatar Aida Pacheco
  2. Avatar Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend