Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Ubicado en Manhattan, se encuentra uno de los restaurantes más curiosos y singulares, muy de moda estos últimos años: El restaurante Pietro NoLita, en el que todo, desde la decoración de las paredes, hasta el mobiliario, pasando por la carta y la vajilla, son de color rosa.

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

El restaurante, de comida italiana, fue fundado por dos ex trabajadores de Dolce & Gabbana, Pietro Quaglia y Mina Soliman, apasionados de la decoración y la moda.

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Según afirman los propietarios, al servirse comida italiana, no querían darle el típico aspecto de restaurante italiano, por ello se decantaron por una opción más arriesgada, evitando lo tradicional; y terminaron escogiendo el rosa como color que dominara el espacio, ya que según ellos, el rosa es un color relajante que invita a la felicidad.

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Naturalmente, como os podéis imaginar, gracias a las redes sociales pronto esta oda al rosa se convirtió en auténtica fascinación de los clientes para hacerse fotos dentro, lo que le ha hecho convertirse en uno de los restaurantes de moda en la ciudad.

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

En el Pietro NoLita, paredes, techo, muebles, barra, carta, vajilla y hasta algunos cócteles son rosas, creando un pequeño universo envolvente y embriagador.

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Pietro Nolita, un restaurante neoyorquino decorado íntegramente de rosa

Como no podía ser de otra manera, ni la fachada rodeada de ladrillo visto se libra del rosa, excepto e igual que en el interior, por las plantas que habitan en él.

¿Conocías este restaurante? Quizá nos pille un poco lejos, pero ahora si viajamos a Nueva York ya tenemos otra parada obligatoria en otro de los tantos lugares apuntados, ¿verdad?

Local: Pietro NoLita

Fotos: Spencer Ostrader

Ver: Restaurante Casaplata en Sevilla, un lienzo de hormigón perfecto para tonos saturados.


Suscríbete a la newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend