Cómo combinar un sofá gris: Colores para pared y cojines

Combinar los colores de las paredes y cojines con un sofá gris en el salón, o cualquier otro espacio en el que se disponga, es realmente sencillo. Por suerte, estamos hablando del rey de los colores neutros, el gris. 

Pero, aunque sea sencillo y no requiera de grandes habilidades, no hay nada como ver fotos, ideas y consejos de salones con sofás grises, para hacernos una idea más fiel de cómo quedaría nuestro sofá gris en el salón con distintos colores en las paredes y cojines sobre él.

Así pues, he dividido el artículo en dos secciones, para que vayas directamente a la que te interese, pinchando en ella, o lo leas todo, si es lo que quieres:

Cómo pintar las paredes con un sofá gris

Un salón con sofá gris y paredes blancas

En blanco. Todos los colores sirven para pintar las paredes con un sofá gris, ya que como digo es un tono neutro que admite cualquier otro color, pero el blanco, por encima de todos.

Y es que el blanco no solo es seguro para combinar con el gris, sino que lo es también con el resto de los demás colores del salón, como el de los muebles, el suelo, cojines, alfombras y demás elementos decorativos.

Pero no te preocupes, que si el blanco te parece muy soso, hay otros muchos más colores para pintar las paredes y combinar con un sofá gris que vamos a ver ahora mismo.

Blanco roto. Subimos un poco más el volumen del color, y vemos que, como es natural, los blancos rotos combinan perfectamente con el gris de los sofás, ya sea este un gris claro, medio u oscuro.

Nota: Cuanto más oscuro sea el gris, y más claro sea el color de la pared, más contraste habrá entre los dos tonos y más destacarán.

Tonos tierra. Otro color con el que podemos pintar las paredes de nuestro salón para que combine con el sofá gris es un tono tierra muy suave, ya que, además de combinar con el sofá, también acompañan al resto de la decoración.

Por cierto, aunque luego veremos fotos e ideas para combinar cojines en un sofá gris, no estaría de más que te vayas fijando ya en estas fotos que estamos viendo, además de los colores de las paredes, para que vayas tomando ideas.

Pasemos a otro color.

Un salón pintado en tonos tierra combinados con el sofá gris

Si el tono tierra muy suave te parece aún demasiado flojo, los tonos tierra medios, como vemos arriba de estas líneas, funcionan muy bien también con un sofá gris, además de combinar perfectamente con otros colores como la madera, material del que siempre hay mucho en un hogar.

Un salón con las paredes pintadas en marrón chocolate y en combinación con un sofá gris

¿Te sigue pareciendo muy suave esos tonos de colores tierra? Vale, subamos un poco más el tono, que también vale y combina muy bien con el gris.

Los tonos marrones combinan genial con el gris del sofá, y también, generalmente, con el resto de la decoración.

Los tonos tierra, ya sean bajos, medios o altos, son una buena opción para pintar las paredes de un salón con sofá gris, ya que añaden la calidez de la que carece el gris o el blanco.

Veamos más colores.

Un salón beige y naranja con sofá gris marengo

Beige. Bueno, además del beige, también podemos observar cómo combina el naranja con el sofá gris marengo del sofá. 

Naturalmente, el naranja es un tono con el que ya debemos tener más cuidado y miramiento a la hora de combinarlo no con el sofá, sino con el resto de elementos que forman la decoración del salón.

Azul. Un azul clarito, celeste o pastel, con un sofá gris claro, combina de maravilla. 

Si además hay madera en tonos claros, mucho mucho mejor para la estética del salón.

Azul tonos medios. No solo los colores azules suaves combinan con el gris del sofá, los tonos medios altos también lo hacen adecuadamente. De forma elegante, creando un espacio más “adulto”.

Un salón pintado en azul oscuro combinado con un sofá gris azulado

Azul oscuro. Para finalizar con los azules, aquí podemos ver cómo un azul oscuro, muy joven y moderno, combina perfectamente con el gris azulado del sofá.

Gris. Como te puedes imaginar, los tonos de gris en las paredes o cualquier otra superficie también combinan perfectamente con un sofá gris.

Por ello, como vamos a ver ahora mismo, si tienes un sofá gris, y quieres pintar las paredes, también de tonos grises, vas sobre seguro. Ya sean tonos suaves, medios o altos.

Un salón pintado en tonos grises combinados con sofás grises
Salón con las paredes pintadas en tonos grises medios, con un sofá gris claro. Foto Olivier Dassance
Un salón pintado en tonos gris oscuro combinados con un sofá gris
Salón con las paredes pintadas en gris muy oscuro, antracita, casi negro, combinado con un sofá gris, tonos medios. Foto Nathalie Priem
Salón negro con sofá gris.

Negro. Naturalmente con el negro también tenía que combinar el gris, y podemos pintar las paredes de nuestro salón de negro para combinar con el sofá gris siempre que queramos, o, mejor dicho, siempre que la iluminación, espacio y el resto de los elementos nos permita añadir el negro en las paredes.

Consejo: Tanto los tonos grises como los negros, a pesar de que combinan muy bien con todos los sofás grises, juntos crean un espacio frío, ya que todos ellos carecen de matiz alguno. Por ello es aconsejable añadir en estos casos materiales cálidos como la madera o algún otro color también cálido, como los tonos tierra, por ejemplo.

Un salón con paredes en rojo y madera combinado con sofás grises

Rojo. El rojo es uno de los colores que mejor combinan con el gris, y ya lo pudimos ver en este artículo donde veíamos los colores que combinan con el gris.

Como es normal, aunque podamos pintar las paredes de rojo sin miedo para combinar con el sofá gris, sí que debemos tener más cuidado con el resto de elementos del salón, ya que el rojo es un color muy expresivo y necesita ser bien combinado.

Ver: Los colores que mejor combinan con el rojo

Un salón rústico con las paredes en terracota y un sofá gris

Rojo rústico o terracota. El color terracota o rojo rústico es un rojo muy bonito, más cálido que otros tonos de rojo, y muy utilizado en interiores, y que también combina con el sofá gris, perfectamente, como podemos ver en el salón rústico de arriba de estas líneas.

Un salón con paredes en color coral y un sofá gris

Coral. El color coral, nombrado color del año 2019 por Pantone, es otro color con el que puedes pintar las paredes si tienes un sofá gris, sin miedo alguno, ya que combinan perfectamente.

Salón con paredes verdes combinado con sofá gris

Verde. El verde es un color fresco y atractivo que alegra cualquier espacio y lo dota de vida. Algo que va muy bien cuando hay un sofá gris en el salón, ya que el gris es un color por lo general, bastante apagado. 

A pesar de que hemos visto muchos colores con los que pintar las paredes para combinarlos con un sofá gris, como decía al principio, todos los colores combinan con este color, aunque no hayan aparecido en el artículo.

Bien, ahora que hemos visto los colores de las paredes, pasemos a los textiles, concretamente, a los cojines.

Cómo combinar cojines en un sofá gris

Al ser gris el sofá, se podría decir lo mismo que con los colores de la pared, y de hecho, lo digo: cualquier color o estampado de cojines quedará bien con el sofá. 

Para acertar con los cojines, lo que hay que tener en cuenta, no es solo el color del sofá, que en este caso al ser gris nos permite añadir cualquier cojín, sino con el resto de la decoración.

Así pues, veamos algunos ejemplos certeros, donde se han combinado los cojines sobre el sofá gris y el resto del salón, para que veas algunas de las muchas opciones que tienes.

3 cojines, en tonos azules, a juego con el resto del a decoración. Como ves, no importa tanto que el sofá sea gris, como el resto de la decoración para añadir el color y estampado de los cojines. Veamos otro ejemplo:

Si tu decoración es en tonos neutros, colores serenos, como el salón que vemos arriba, y no quieres crear un gran contraste con los cojines, entonces una combinación de blancos y tonos neutros, ya sean lisos o estampados, funcionará genial.

Sofá gris con cojines verdes

Ahora, si por el contrario, quieres crear contraste, bien sea solo por los cojines o por algún elemento más, entonces con el color de estos puedes crear ese contraste, y potenciar el de los demás accesorios, creando una paleta de colores para decorar el salón muy interesante.

Ver: 40 combinaciones de colores para pintar y decorar el salón

Sofá gris con cojines blancos

Sencillo y eficaz: añadir dos cojines blancos sobre el sofá gris. Es una forma de acertar seguro con la elección de los cojines. Naturalmente, tiene que gustarte, no solo por ser acertada la vas a aplicar.

Otra combinación de cojines que nunca falla sobre un sofá gris, es la de cojines también grises, en combinación con amarillos. No importa si son lisos o estampados.

El amarillo es otro de los colores que mejor combinan con el gris, sino el mejor.

En este caso, la combinación de cojines sobre los sofás gris no es que siempre sea acertada, sino que en este salón, teniendo en cuenta el estilo y el resto de complementos, sí que es la perfecta.

Sofá gris con cojines rosas

Sobre un salón decorado en tonos neutros, con un sofá gris oscuro, simplemente se han añadido tres cojines en tonos rosas, para crear un acento decorativo perfecto.

Antes veíamos como en un salón también neutro, se habían añadido cojines en base a ese estilo, creando una paleta armónica, sin contrastes. Pero si lo que quieres es un contraste en tu salón neutro, añade unos cojines de colores, y lo crearás.

Sofá gris con cojines verdes

Otro ejemplo: en este caso, se han añadido tonos verdes en cojines lisos, para crear un llamativo acento y dar un poco de chispa a un salón, totalmente decorado en tonos neutros.

Pero no solo el color de los cojines es importante, ni mucho menos, aunque sea sobre un sofá gris; tenemos que tener en cuenta otros factores, como el tamaño o cómo los colocamos, y para ello, en el blog de Due Home, tienen un artículo que lo explican muy bien.

Hay ocasiones, o, mejor dicho, sofás, que no se pueden recargar ni usar muchos cojines en ellos, aunque sean grises, por su tamaño y diseño; en este caso, podemos añadir un par de ellos, de tamaño estándar, 45 x 45 cm, en un tono llamativo, y dejaremos el sofá vestido.

Sofá gris con cojines negros

Pero si a ti te gustan los cojines y quieres “arroparte” con ellos, una forma de acertar seguro es escogiendo tonos neutros o colores que ya existan en la paleta cromática de tu salón, como en este caso, el negro.;

Hay demasiados cojines para ese sofá, pero al ser negros, en tonos neutros, y en un color ya existente en la paleta del salón, quedan perfectos sobre el sofá gris.

Sofá gris con cojines grises

Algo que nunca te va a fallar, aunque sea una opción, por decirlo de alguna forma, más sosa, es la de cojines grises.

Si te gusta esta opción, puedes añadir texturas y estampados, aunque sean en tonos grises, y crearás una escena más dinámica y vistosa.

Sofá gris marengo con cojines estampados y lisos en tonos amarillos neutros y blancos.

Otra opción para elegir los cojines para decorar un sofá gris, como este gris marengo que vemos, es añadir dos estampados y dos lisos. Preferiblemente los lisos del mismo color para acertar seguro, aunque como ves, no es estrictamente necesario.

Aquí puedes comprar cientos de cojines y fundas

Por suerte, hay infinitas combinaciones, tantas como cojines diferentes hay y formas de combinarlos sobre un sofá gris. Espero que estas ideas  y consejos te hayan ayudado, y, como digo siempre, si no es así y tienes alguna duda, deja un comentario que yo estaré encantado de responderte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend