Entrevista a Mar Vidal, Interiorista y la Marie Kondo española

Esta semana, en la entrevista semanal de personas que nos vayan a aportar valor a nuestra vida, me gustaría presentaros a una mujer todoterreno, una mujer emprendedora y valiente con mucho talento que, además de ser interiorista entre otras cosas, también es organizadora profesional, dato que viene muy bien, ya que podemos aprender mucho de sus consejos y trabajo para organizar nuestro hogar, cosa que por otro lado, siempre nos hace falta a la mayoría, ¿verdad? Así pues vamos a conocerla. Os aconsejo tomar nota de los consejos de organización que nos da.

¡Quita del medio, Marie Kondo, que viene Mar Vidal!

Mar Vidal, Interiorista y Organizadora profesional

P. Sé que eres interiorista, organizadora profesional, tienes un blog, ¿qué mas haces?, cuenta algo más de ti a los lectores que no te conozcan.

Soy mamá malabarista ¡jaja! Soy la CEO de mi negocio y como es negocio de una persona solo, me toca ser la interiorista, la Home Stager, la organizadora profesional, la responsable de compras, la comercial, la que lleva el seo y el sem, la blogger, la de maquetación, la fotógrafa, la… la…. y además soy mama de dos niñas (una niña y un bebé) y tengo otro negocio que te cuento luego, así que al final lo que soy es Mama Malabarista.

Si nos ponemos serios te diré que sí, soy Interiorista y recientemente me he convertido también en Home Stager, además soy organizadora profesional, miembro de AOPE (asociación de organizadores profesionales de España) y la única miembro en activo en Asturias.

Esa es la parte que veis en La casa de Mar Orden y Deco SL y que podéis encontrar en lacasademarordenydeco.com.

También soy blogger, ya que tengo desde hace años un blog con contenido deco, de orden, organización, viajes y maternidad en marvidal.com

También tengo una tienda con mis servicios on line además de talleres virtuales, recursos como La Agenda 10 del 2019 y algunos productos de orden, deco y menaje en lacasademarordenydeco.shop, pero como me aburro mucho (es broma)

También soy el 50% de una explotación de 5ha de arándanos y manzanos en el oriente asturiano, nuestra marca es Arandanorte y vendremos arándanos frescos, mermeladas, zumos y salsas de arándanos todo en temporada desde nuestra tienda online arandanorte.com, la cual abriremos en un par de semanas aunque venimos años recogiendo el producto para venta directa en tiendas.

Creo que para cubrir las horas de soledad ¡no está nada mal!

P. Como organizadora profesional, que es un tema relativamente “nuevo” aquí en España, ¿Qué tipos de trabajo te piden? ¿Cómo son tus clientes? ¿Qué necesitan?

Pues lo cierto es que mis clientes suelen ser mujeres como yo en cuanto a trabajos de orden de la vivienda. Mujeres de entre 35 y 55 años más o menos, con niños pequeños y que sienten que la vida pasa por ellas pero ellas no pasan por su vida.

Son mujeres que se sienten un poco perdidas, que notan que no tienen el control sobre su día a día, no tienen rutinas reales, se les escapa el tiempo entre los dedos y llegar a casa no las hace felices sino agobiarse más aun.

P. ¿Cómo es el proceso de trabajo de una organizadora profesional cuando se encuentra con este cliente que me comentas?

Lo que solemos hacer es trabajar primero desde el interior para traducirlo al exterior.

Si tu mente no está ordenada es muy difícil que lo esté tu espacio. Yo trabajo ambas facetas a la vez y lo cierto es que siempre tengo muy buenas criticas, soy muy directa y sincera y la verdad que también riño mucho, así que les obligo a que se pongan las pilas, lo que suele llevar a un “click” en el cerebro que hace que cambien muchas cosas.

Habitualmente hago trabajos de orden de la vivienda en los que me enfrento a toda la vivienda, pocas veces me llaman para desorden puntual, otras veces me llaman para que les adecente el trastero porque tienen que sacar cosas para poder entrar a por algo y otras muchas para que lleve su mudanza.

Las mudanzas me encantan porque siempre suelen venir acompañadas de algún trabajo de decoración asociado a la nueva ubicación o de home staging de la vivienda que dejan, además son muy duras y exigentes pero requieren mucha concentración por mi parte para tener todo inventariado y controlado y luego poner cada cosa en el lugar que va a ocupar en la nueva vivienda, lugar que no tiene porque ser el mismo en el que estaba en la anterior.

Todo esto hace que aprenda cada día un poquito más con los clientes y luego pueda mejorar mi método y enseñar poco a poco en el blog y en Instagram cosas que voy aprendiendo para que lo apliquen aquellos que creen no poder pagarse a un organizador.

Mira que digo “creen no poder” es que realmente no somos caros profesionales para lo que el cliente consigue en resultados. Yo no he tenido que ir dos veces a una vivienda a no ser para hacer cosas diferentes.

P. ¿A qué retos te enfrentas en esta profesión de organizadora profesional?

No te enfrentas a retos físicos sino mentales.

Lo cierto es que un organizador profesional tiene mucho de psicólogo, tus clientes tienen un problema, de orden, de desorden, de falta de rutinas o de dejadez durante demasiado tiempo y suele ir acompañado de algo interno que tienen que encontrar y sacar, suele ir saliendo a lo largo del proceso.

Ya no me refiero a casos de divorcio o defunción que esos son aun más claros que el problema de base está en el interior del duelo de la persona, me refiero a casos en los que una madre, sin más, que en principio vive bien, tiene trabajo, es feliz, tiene varios niños y están sanos y son felices y tiene un marido con el que se lleva estupendamente puede tener este tipo de problemas de desorden y de falta de rutinas y no tiene nada raro.

Es una fase, un proceso como otro cualquiera, igual que vas al dentista cuanto te duele una muela, llamas a un organizador profesional, cuando ves que el día a día te come o que tu casa no termina de verse en el estado de orden, control y limpieza que te gustaría tener.

El reto, pues, está en identificar la parte interna, lo que hace que no consiga esa zona de confort en su orden y al final lo cierto es que la mayoría de las clientes acaban siendo casi amigas porque hablas con ellas tanto en el proceso y tanto posteriormente que les coges mucho cariño.

Yo ademas soy una pesada que pasado un tiempo siempre les escribo para que me cuenten que tal va todo, los problemas, dudas, cambios que tienen que ir haciendo (porque el método es uno pero variaciones hay millones) así que al final romper el contacto es difícil, es un reto en si mismo.

En cuanto a retos físicos concretos es complejo porque cada caso al que me enfrento es muy distinto del anterior pero suele haber un nexo común, la falta de rutinas y de planificación.

P. Sé que no se puede resumir en un párrafo, pero ¿qué consejo le darías a los lectores para que tengan su casa/vida más organizada?

Si que se puede, sí, te lo puedo resumir en una palabra + una frase: PLANIFICACIÓN y nunca irse de una habitación sin haberla recogido previamente.

Con eso ya te digo yo que van a ser ordenados como Marie Kondo.

Planificar rutinas, días de la semana, calendarios de comidas semanales, el día a día es fundamental para tener control, y amigos ahí reside todo el meollo del asunto, cuando tu tienes el control no hay nada que no funcione.

Y lo otro es sencillo, una vez has hecho TIDOREVE, que es mi método y es básicamente todo lo que deberías hacer antes de ponerte a ordenar (tirar, donar, reciclar, vender o regalar cada cosa de cada espacio), has metido cada cosa en un lugar cómodo para todos los miembros de la familia y es un lugar contenido, que no se te pueda comer en poco tiempo, ya lo tienes, solo tienes que mantenerlo y para eso basta con que no te vayas sin recoger.

Por ejemplo: antes de irte a la cama recoge las mantitas del sofá, pon bien los cojines, deja las tazas o vasos en el lavaplatos y ponlo a funcionar y recoge lo que haya quedado de basura o cosas fuera de su sitio, ya tienes un salón recogido, mañana te levantarás, pasaras por allí y estará de revista. Y así cada estancia.

P. Si tuvieras que recomendarle a los lectores un objeto, mueble o accesorio que tuvieran siempre en casa para mantener el orden, ¿qué les aconsejarías?

La caja es tu aliada, ten cajas, las cajas hacen que una meseta atestada de botes pase a ser un espacio cuqui porque el desorden de los botes está contenido dentro.

La caja hace que el cajón siempre cierre porque no puedes tirar las cosas dentro a lo loco, la caja hace que una balda deje de ser un almacén de mierda en horizontal y pase a ser un bonito escenario donde colores y prendas se ven de forma fluida y cromáticamente placentera, la caja hace que el suelo deje de ser un almacén de juguetes a un espacio donde están todos sus tesoros.

P. Si te pregunto por dónde empezar a organizar mi casa, y sólo pudieras darme una respuesta, ¿Qué me dirías?

La despensa.

Nosotros por suerte no somos de la postguerra así que nos cuesta menos “tirar” comida, yo te diré siempre que empieces por aquel espacio que no te duela, aquel donde hacer Tidoreve, donde ver como tus cosas se van a la basura, al punto limpio, a la cocina económica o al cajón de donar no te haga sentir mal, ni incómodo ni infeliz sino que realmente te dé igual o incluso subidón por desprenderte de lo que te sobra.

Yo en mis viviendas, excepto en casos concretos en familias que tienen un nivel adquisitivo muy muy bajo o vienen de situaciones complicadas de hambre, empiezo siempre por la despensa y las reservas.

Mar Vidal, Interiorista y Organizadora profesional

P. La popular Marie Kondo parece que ha puesto en el mapa a esta profesión ¿Qué opinas de ella y su método de trabajo?

Marie Kondo ha hecho muchísimo bien a esta profesión, yo nací de ella, como la mayoría de las organizadoras profesionales de este país, ella nos inspiró con sus libros y nos hizo ver que nos había pasado lo mismo, que tendíamos a ordenar lo de los demás.

Ahora bien, Marie Kondo es japonesa y no nos olvidemos que su forma de ver la vida dista muy mucho de la nuestra.

Por un lado nosotros no tendemos a estar despiertos en el sentido más amplio de la palabra así que no entendemos que salude a la vivienda.

Pero en el budismo algo importante es ser consciente al 100% y en cada instante de lo que nos rodea, de hecho te dicen que nunca traspases un umbral sin saludar, no es literal, ella lo hace literal para que se entienda el concepto pero es un estado de ánimo, un “se consciente de que estas aquí y ahora y lo que está pasando y como te hace sentir eso”.

Esto es muy importante en la cultura japonesa y ella lo extrema para que se entienda.

Además los japoneses tienen, en general, poco espacio, guardan sus camas en el armario porque sus viviendas son muy pequeñas, viven con poco y es complejo para alguien occidental con casas de entre 60 y 100 m² entender que ella sea tan minimalista, no debemos ser literales sino pragmáticos y llevar las cosas a nuestro contexto y nuestra vida occidental.

P. Y si a alguien le interesan tus servicios, ¿cómo puede solicitarlos?

Es fácil, puede escribirme a: lacasademarordenydeco@gmail.com. a: hola@marvidal.com, o mandarme un mensaje directo a mi cuenta de Instagram @lacasademarordenydeco que los miro a diario.

Allí veremos si lo suyo necesita una visita física gratuita de valoración y luego avanzar juntas, si un curso es suficiente o si trabajar online es lo suyo.

Yo soy una tía muy de andar por casa así que fijo que nos entendemos bien.

P. Y para finalizar, cualquier cosa que quieras decir o añadir es bienvenida.

Yo quiero decirles 4 cosas a tus lectores, lo primero darte a ti las gracias, Abel, por permitirme estar aquí hoy y porque eres una persona estupenda también muy de andar por casa pese a los chorrocientos seguidores que tienes a tus espaldas en el blog y eso mola mucho y darles las gracias a todos los lectores que hayan conseguido leer mi soliloquio hasta este punto porque yo no soy una persona que hable poco, precisamente, y es un detalle que hayan conseguido llegar al final de la entrevista.

Lo segundo es que por favor, a partir de este momento recojan siempre antes de salir de la estancia, venga va, dejar de mirar a vuestro alrededor…

Lo tercero, que hagan por mi una cosa: Esta noche cuando terminen de cenar, que metan todo en el lavavajillas y lo pongan y que pongan la mesa de desayuno, todo menos lo frió de nevera, la fruta también la pueden poner, la cortan y la meten en un tupper bajito, ese que está en el fondo del cajón y lo dejan todo preparado, la cafetera lista para solo darle a calentar y todo lo demás puesto en la mesa. La agenda abierta encima del plato y el bolso listo en la entrada.

Mañana, al levantarse, mientras se hace el café vamos a sacar todo lo del lavavajillas y a guardarlo y tachan!

Tenemos el lavaplatos libre para ir metiendo dentro todo a lo largo del día lo que se traducirá en una encimera y pileta vacías y, por tanto, en una cocina ordenada.

Y lo cuarto, que planifiquéis, todo, siempre, con antelación y ceñiros en lo más posible al plan, no me digáis aquello de “es que yo soy artista y lo de tener un libro de ruta me coharta”.

Es mentira, de verdad, tener un libro de ruta hace que la inspiración fluya mucho más porque vuestro cerebro podrá dedicarse a lo que más le plazca sin tener que interrumpiros todo el rato con cosas pendientes que, además, él no sabe si estas en un momento en el que puedas hacerlas o no.

Siempre es bienvenida, por otro lado, una visita al blog y a la web y por supuesto que me sigan en mi Instagram, mi casa virtual donde lo doy todo para teneros enganchados cada día.

¿Conocíais a Mar Vidal? Si os ha gustado, podéis seguirla en Instagram, ir a leer su blog o podéis leer este artículo tan interesante donde nos contaba cómo organizar una despensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend