Cómo hacer el color gris para pintar paredes (rápido y fácil)

Hacer el color gris para pintar paredes es muy sencillo.

Es el color más fácil de hacer, ya que solo necesitamos tinte negro y pintura plástica (o de cualquier otro tipo) blanca para hacer cualquier gris neutro.

Desde los grises pasteles hasta los grises más oscuros como el antracita, pasando por todos los demás grises.

En el vídeo que puedes ver a continuación puedes ver cómo hacer 20 tipos de grises paso a paso con tintes, colorantes o toners.

Y si quieres leerlo, debajo del vídeo te cuento cómo hacer distintos grises para pintar tus paredes.

Cómo hacer un gris pastel:

Cómo hacer el gris pastel para pintar paredes

  • Para hacer un gris pastel, solo tenemos que echar tinte negro sobre pintura blanca.
  • Echamos el tinte negro muy poco a poco y vamos removiendo hasta llegar al tono de gris pastel deseado.

Cómo hacer un gris medio:

Cómo hacer el gris medio para pintar paredes

El gris medio se hace de la misma forma que el gris pastel o el gris suave.

  • Solo tenemos que echar tinte negro sobre pintura blanca.
  • En este caso echaremos más cantidad de tinte negro.

Pero de la misma forma lo iremos echando muy poco a poco para no pasarnos de tinte y que el gris se oscurezca mucho.

Cómo hacer un gris oscuro o gris antracita:

Cómo hacer el gris antracita para pintar paredes

  • Para hacer el gris antracita y pintar nuestras paredes con él, solo necesitamos echar tinte negro sobre pintura blanca.

En este caso, como el gris es muy oscuro, echaremos mucha mayor cantidad de tinte negro, hasta llegar al tono de gris oscuro que queremos.

Cómo hacer un gris azulado:

Cómo hacer el gris azulado para pintar paredes

El gris azulado también es muy sencillo de hacer. Solo necesitamos tinte negro y tinte azul, obviamente.

  • Empezamos echando tinte negro sobre la pintura blanca hasta llegar al tono de gris que queramos (pastel, medio u oscuro).
  • Una vez hayamos llegado al tono de gris deseado, le echamos unas gotitas de tinte azul, para que ese tono de gris que hemos creado echando tinte negro en la pintura blanca, adquiera un matiz azulado.

No nos tenemos que pasar con el tinte azul. Solo echaremos lo necesario hasta que el gris se torne un poquito azulado.

Así que echa primero unas gotitas de tinte azul, muy pocas, y remueves bien. Observas bien el color,  y si crees que hay que echar más, echas otras poquitas gotitas. Pero siempre muy poco a poco para no pasarte con el azul.

Cómo hacer un gris verdoso:

Cómo hacer el gris verdoso para pintar paredes

Hacer el gris verdoso para pintar las paredes también es muy sencillo de hacer. Se hace igual que el gris azulado, pero en lugar de utilizar tinte azul, utilizamos tinte verde.

  • Primero echamos tinte negro sobre pintura blanca hasta llegar al tono de gris deseado.
  • Una vez hayamos llegado al tono de gris que queramos, solo tenemos que echar unas gotitas (pocas y con mucho cuidado) de tinte verde para que ese gris adquiera un matiz verdoso y así lograr el gris verdoso.

Cómo hacer un gris cálido:

Cómo hacer el gris cálido para pintar paredes

Para hacer el gris cálido y pintar nuestras paredes con él, necesitamos tinte negro y tinte ocre.

  • Primero echamos tinte negro sobre pintura blanca hasta llegar al tono de gris deseado.
  • Una vez tengamos el tono de gris (más oscuro o más claro) deseado, entonces echamos unas gotitas de tinte ocre.
  • Echaremos muy poco a poco el tinte ocre para hacer que ese gris que hemos hecho se torne a un gris cálido.

Irás viendo cómo el gris adquiere un matiz amarillento muy sutil según vayas echando tinte ocre.

Puedes echar tanto como quieras, hasta que el gris adquiera el tono cálido que tú quieras. Pero siempre muy poco a poco para no pasarnos.

Cómo hacer el gris perla para pintar las paredes:

Cómo hacer el gris perla para pintar paredes

El gris perla es muy sencillo de hacer. Necesitas tinte negro y tinte ocre.

  • Primero echa tinte negro sobre la pintura blanca. Una vez que hayas llegado al tono deseado de gris, echas tinte ocre para que ese gris adquiera un matiz cálido sutil.
  • Y una vez que hayas hecho este último paso, solo te queda echar sobre esa mezcla que acabas de hacer un poquito de pintura blanca, para hacerlo más claro y conseguir el gris perla.

Aquí he explicado cómo hacer algunos de los grises más populares. Pero en el vídeo podrás ver cómo hacer cualquier otro gris que tengas en mente.

Como ves, es muy fácil hacer el gris para pintar paredes. Si necesitas hacer cualquier otro color, aquí puedes ver cómo hacer colores con tintes y colorantes paso a paso.

Y si tienes alguna duda, deja un comentario que yo estaré encantado de responderte. También puedes ver los colores que mejor combinan con gris en paredes y decoración, así como también cómo combinar un sofá gris en paredes, cojines y alfombras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend