Qué cortinas poner con paredes amarillas: 15 modelos y colores

Has pintado tus paredes de tu color favorito, el amarillo, y ahora que llega el momento de elegir las cortinas dudas porque no sabes qué color de cortinas escoger, ¿verdad? No te preocupes, hay muchas cortinas que puedes poner en un espacio con paredes amarillas, y que vamos a ver a continuación, para que puedas rematar tu hogar con total acierto.

Cortinas blancas: Con unas cortinas blancas acertarás seguro, tanto con las paredes amarillas como con el resto de la decoración.

Las cortinas blancas pueden tamizar la luz, pero por lo general no quitan tanta luminosidad como las oscuras.

Salón con paredes amarillas y cortinas color beige

Cortinas beige: Otro color para las cortinas con el que vas a acertar seguro y crear una armonía es el beige. Además, este color, junto con el gris, es uno de los más sufridos.

De forma parecida a las cortinas color blanco, el beige también combina prácticamente con todos los demás colores, por lo que te combinarán con el resto de la decoración.

Salón con cortinas en color crudo y paredes beige

Cortinas en colores crudos: Los tonos crudos, los que tienen un poquito más de color que el blanco pero no llegan a ser un crema, como los linos naturales o el algodón antes de lavar, también combinan perfectamente con paredes amarillas y son cortinas muy actuales, como estas que puedes comprar aquí.

Igual que ocurre con el resto de cortinas que estamos viendo hasta ahora, con las cortinas en color crudo también acertaremos a la hora de combinarlas con el resto de la decoración, pues estos colores prácticamente neutros se combinan sin problemas.

Dormitorio con cortinas blancas con ribete amarillo y paredes amarillas

Proyecto decorativo de Jours & Nuits

Cortinas blancas con ribete amarillo: ¿Te gustan las cortinas blancas pero también te parecen… Algo sosas? Confecciónalas o encárgalas con un ribete amarillo en cada extremo. Acertarás seguro con las paredes amarillas y serán más alegres.

Ver: ¿Te aburren tus cortinas? 5 ideas sencillas para actualizarlas

Salón con cortinas amarillas y blancas a rayas y paredes amarillo pálido

Proyecto decorativo de Allison Goldstein

Cortinas a rayas: Si las paredes están pintadas de un amarillo suave, puedes poner un tono más intenso en las cortinas a rayas blancas y amarillas, para crear un bonito punto focal.

Eso sí, si haces esto, tienes que tener en cuenta que el protagonismo se lo van a llevar las cortinas, pero como acierto, acertarás seguro.

Salón con cortinas blancas con estampado amarillo y paredes amarillas

Proyecto decorativo de Yasmin Chopin

Cortinas en blanco y con estampados amarillos: ¿Tienes un salón amplio y luminoso? Añade un potente estampado en amarillo.

Es una elección acertada, pero siempre y cuando el salón esté decorado en su mayor parte en tonos neutros. Si no, puedes saturar el espacio.

Si optas por esta elección, recuerda que, cuanto más recargado sea el estampado mayor peso visual adquirirán las cortinas. No te pases o puedes crear una sensación recargante.

Ver: Cortinas para pisos y casas pequeños

Paredes amarillas con estore de lino

Fotografía de Native Trails

Estores en lino: Natural, bonito y ligero. Los estores o las cortinas naturales de lino, como estas que puedes comprar aquí, son un elemento muy apropiado para vestir la mayoría de ventanas con elegancia y naturalidad y, con las paredes amarillas, combinan muy bien.

Una habitación con cortinas tostadas combinadas con amarillo

Proyecto decorativo de School Remont

Cortinas color tostado: Agregan calidez a los espacios y combinan con prácticamente todo, además de ser muy sufridas también. Con el amarillo combinan genial.

Ver: 20 ideas para decorar el dormitorio con cortinas y acertar

Una habitación con cortinas grises y paredes amarillas

Proyecto decorativo de Moodclair

Cortinas grises: Si quieres crear un contraste con el amarillo pero buscas unas cortinas que no destaquen mucho, las cortinas grises pueden ser lo que necesitas.

Combinan con todos los elementos del espacio, no recargan, visten con elegancia una habitación y, por supuesto, combinan con las paredes amarillas.

Eso sí, cuanto más oscuras más claridad restan a la estancia.

Un dormitorio con cortinas negras y paredes amaillas

Proyecto Fresh Coat

Cortinas negras: Combinan perfectamente con las paredes amarillas, pero no son para todos los espacios.

Si quieres añadir un fuerte contraste y una buena dosis de dramatismo, además de ponerlas en un espacio más bien grande, adelante.

Para que esta combinación de paredes amarillas cortinas en color negro funcione, además del negro de las cortinas, tiene que haber negro en otros sitios, sino las cortinas no tendrían sentido.

También tienes que tener en cuenta que, todas las cortinas, cuanto más oscuras son, más claridad restan a los espacios, aunque estén abiertas.

Un dormitorio con las cortinas con la misma paleta cromática que el dormitorio

Proyecto decorativo  de Cécile Kokocinski

A juego con la paleta del espacio: Si has decorado tu dormitorio o salón con una paleta de colores determinada que incluye al amarillo, unas cortinas que contengan esa misma paleta, como vemos arriba de estas líneas, funcionarán seguro y rematarán la escena con equilibrio y armonía.

Una habitación con cortinas rosas y paredes amarillas

Fotografía y proyecto Love you Room

Cortinas rosas: ¿Las cortinas que buscas son para un dormitorio infantil? Ponlas rosas. Una inyección de color y contraste que revitalizará el dormitorio. Combinan muy bien. Eso sí, como puedes ver, la combinación es potente.

Cortinas amarillas y paredes amarillas

Proyecto de Nicole Crowder

A juego, cortinas amarillas: Al contrario de lo que pueda parecer en un principio, si son del mismo tono que la pared no recargan, ya que se mimetizan con el color de la esta.

Naturalmente, la tela de las cortinas importa mucho, cuanto más ligeras en este caso mejor. Unas voluminosas y recargadas cortinas sumarían mucho peso visual.

Un salón con cortinas de cañizo y paredes amarillas

Fotografía Casablanca Sien Houzz

Cortinas de fibras vegetales: Bambú, cañizo, esparto, mimbre y demás cortinas hechas de fibras naturales también funcionan perfectamente en paredes amarillas.

Aquí la cuestión no es si combinan con las paredes amarillas, es si van a combinar con el resto de la decoración.

¿Has encontrado las cortinas que necesitas?

Además de las que hemos visto, tienes que tener en cuenta que un espacio con las paredes amarillas tiene un gran impacto y un potente peso visual. Así pues, en la mayoría de ocasiones unas cortinas en tonos neutros como blancos, crudos, grises, linos, etc., serán las más apropiadas para suavizar y no recargar más la estancia, y crear un espacio bien vestido y con estilo.

A no ser claro, que lo que quieras es crear un mayor impacto o potenciar el color amarillo de tus paredes. Si es así, entonces los grandes contrastes de color, pueden funcionar: Cortinas moradas, azules o verdes que combinan con el amarillo pero tienen un gran contraste, crearán este efecto. Aunque esto mejor guardarlo para dormitorios infantiles o juveniles donde se necesita un ambiente más dinámico y atractivo para estimular a los pequeños.

Ver: Los colores que mejor combinan con el amarillo

¿Tienes alguna duda? Ya sabes que puedes dejar un comentario que yo estaré encantado de responderte. Y, si no quieres perderte ninguna noticia ni idea, puedes suscribirte a nuestra newsletter semanal, y recibir todos los artículos en tu correo.

Comentarios

  1. Avatar Doyel
  2. Avatar Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Transforma tu hogar aquí

Send this to a friend

Más en Decoración con telas
La artista que convierte el hilo en arte para decorar la pared

Cerrar