15 fuentes tipo Zen para interiores en calma

Una fuente de interior tipo Zen nos invita a tener un hogar más calmado y sereno, además de crear un rincón decorativo de lo más apropiado para meditar o, simplemente, contemplar, y poder relajarnos para desconectar con más facilidad del ajetreo de nuestro día a día, ¿verdad? Eso siempre viene bien.

Por suerte tenemos a nuestra disposición fuentes tipo Zen de muchos tamaños y diseños para poder ubicarlas en una mesa, las fuentes más pequeñas, hasta una consola o recibidor de medio tamaño, para fuentes algo más grandes, hasta en algún rincón en el suelo, para las fuentes grandes, escuchando el relajante y envolvente sonido del agua.

Si buscas una fuente tipo Zen para tu hogar, para algún rincón, y tener un hogar más calmado, sereno y Zen, estas 15 que hemos preparado de diferentes tamaños y diseños te van a interesar. Vamos a verlas.

Fuentes tipo zen para interior

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Pequeña, manejable y perfecta para llevarla a cualquier rincón que desees de tu hogar, o para colocarla en una mesita pequeña o como centro de mesa, incluso en la cocina o el baño. Tiene unas medidas de 24 x 21 x 34 cm, está hecha de resina imitando una cascada de agua de piedras naturales, con luces LED que iluminan el agua que cae de la cascada, con una bomba silenciosa para que solo se escuche el sonido del agua. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra y cascada de agua

En tonos más claros y naturales, esta otra fuente tipo Zen con formas orgánicas también está hecha de resina, e imita a tres piedras sobre un jardín Zen de las que cae agua. Tan solo tiene 19 cm de altura y 21 de diámetro, por lo que puedes ponerla en cualquier espacio, y lograr un rinconcito de relax y paz, oyendo cómo cae el agua. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Esta otra fuente Zen, con una altura ya algo mayor (35 cm) y con más presencia, hecha de resina igualmente, imita una pared de piedra natural sobre la que cae el agua, y un tiene un flexo en la parte superior iluminando el agua que cae y que nos puede brindar cierta paz con su sonido. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Pequeña, coqueta y bonita. Una fuente Zen perfecta para interiores donde no hay mucho espacio y se busca igualmente un momento de relajación apoyado por el embriagador sonido del agua. También hecha de poliresina, tiene un tamaño de 22 cm de diámetro por 20 de altura. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Algo más alta ya (45 cm) y de corte minimalista y más sencillo, por si eres amante de este estilo, esta otra fuente tipo Zen también imita una pared de piedra sobre la que cae el agua, con luces LED en su interior iluminándola mientras cae. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

De estilo moderno pero también más tradicional al llevar a un Buda meditando como parte de su diseño, esta otra fuente Zen tiene un buen tamaño de 42 cm de altura, y, como las demás, también está hecha de poliresina, imitando fielmente a una pared de piedra sobre la que cae agua, iluminada por LED en su parte superior. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Esta otra fuente que imita a una cascada con varios descansos y caídas de agua con luces LED, también está hecha de resina imitando a la desgastada piedra de una cascada, y tiene una altura de 28 cm. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a madera con luces LED y cascada de agua

Dejando a un lado la piedra, o más bien, la imitación a piedra, también hay fuentes tipo Zen para interior que imitan a otros materiales naturales como la madera vetusta y natural que podemos encontrar en un bosque en las cercanías de una cascada de agua, como la fuente que vemos arriba de estas líneas, hecha de resina pero con una fiel imitación a la madera, y con una altura de 28 cm y un diámetro de 18 cm, perfecta para ubicarla en cualquier parte. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Si buscas fuentes tipo Zen más grandes y robustas, esta que vemos arriba de estas líneas te puede interesar. Sirve tanto para interior como para exterior, ya que lleva protección contra los rayos UVA, 10 metros de cable para poder enchufarla sin problema y una placa de acero galvanizado muy resistente. Su tamaño es ya de 75 cm de alto, por 35 de ancho. Perfecta para un rincón o para crear una pared de acento decorativo. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Esta fuente Zen de tamaño grande, pues mide 80 cm de altura x 31 cm de diámetro, cuenta con un diseño minimalista y moderno, y se aleja de los diseños más tradicionales, por si buscas algo diferente a lo de siempre. Cuenta con una diadema de luces LED blancas y una bomba silenciosa, como el resto, para disfrutar del sonido del agua y no del motor que la mueve. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua

Más grande aún y también con un diseño de líneas rectas minimalistas y de corte moderno, este otra fuente tipo Zen que vemos arriba de estas líneas tiene un tamaño de 90 cm de altura x 46 cm de ancho. Imita a una pared de piedra donde el agua se desliza por ella, con luces LED arriba y abajo iluminando el recorrido del agua. Naturalmente, la bomba que mueve el agua también es silenciosa. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen de acero inoxidable pulido con luces LED y cascada de agua

Dejamos las imitaciones a los materiales naturales, para ver esta otra majestuosa fuente Zen hecha con acero inoxidable altamente pulido, de gran tamaño con lámparas halógenas, perfecta para el recibidor o para crear un rincón de meditación o una pared de acento con un potente elemento decorativo. Acompañada por plantas de bambú en sus laterales, o cualquier otro tipo de planta para interior, queda perfecta. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a basalto

Esta otra fuente funciona por una pequeño panel solar que lleva incorporado, y se puede utilizar en el exterior sin necesidad de cables (aun así asegúrate bien antes de comprarla). Cuenta con un diseño más minimalista, hecha de resina imitando un bloque de basalto, en el que, a diferencia del resto, no cae el agua por ella, sino que cae por la bola que lleva en su parte superior, y cuenta con un considerable tamaño de 80 cm. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen de acero galvanizado y cascada de agua

Esta otra bonita fuente que se adapta a varios estilos decorativos, tampoco imita a ningún material natural, sino que está hecha de acero galvanizado con imitación óxido. Tiene un gran tamaño de 77 cm de altura y 41 cm de ancho,  cuenta con un diseño de 13 fuentes en cruz sobre las que va cayendo el agua, y es apropiada tanto para interior como para exterior por los materiales con los que está hecha. Ver más detalles o comprar >

Una fuente tipo Zen imitación a piedra con luces LED y cascada de agua para la pared

Cerrando la lista de las fuentes tipo Zen que hemos preparado, lo hacemos con esta fuente de pared que bien puede sustituir a algún cuadro o elemento decorativo que solemos instalar, y transformar una pared en una fuente de relajación. Está hecha de arena y poliresina con un 49% de piedra natural, no pesa, ya que si no, no sería apta para colocarla en una pared, y tiene un tamaño de 77 cm de alto x 46 cm de ancho, por lo que puede decorar una pared por ella misma. Ver más detalles o comprar >

Consejos para decorar con fuentes tipo Zen

Aunque por sí solas ya decoran, podemos optimizar su diseño y potenciar su bonita filosofía con algunos consejos que vemos a continuación.

  • Las líneas elegantes y minimalistas las favorecen, ya que la yuxtaposición entre las líneas artificiales, las de los muebles, y las orgánicas, naturales, las de las propias fuentes, crean un fuerte y atractivo contraste. Naturalmente, también las puedes ubicar o rodear de elementos más… Rústicos, alejados de las líneas rectas y el minimalismo.
  • Entre tonos naturales y serenos, como los colores arena y tierra, blancos rotos o marrones, funcionan muy bien.
  • Puedes utilizar flores como orquídeas, cañas o plantas de bambú para rematar la escena en algún lugar donde hayas puesto la fuente. Otros tipos de plantas también funcionan bien.
  • Si la fuente no lleva iluminación, algo que sí suelen llevar casi todas, una fuente indirecta de luz, potenciará su estilo y belleza, ya que creará reflejos en el agua. De ahí que la mayoría de fuentes tipo Zen lleven luces.

Ver: 11 ideas y consejos para tener una casa más relajante, una casa Zen

¿Qué me dices, añades alguna a tu decoración? Te leo en los comentarios para cualquier duda o sugerencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend