Cocinas sin azulejos, diferentes y atrevidas

Que vaya por delante que, aunque las cocinas sin azulejos se hayan puesto de moda, el mejor material para revestir una cocina es el azulejo: Es económico, se limpia bien, existe un enorme abanico de diseños diferentes y resiste la humedad y el paso del tiempo como pocos materiales. Esto lo convierte en el revestimiento perfecto.

Dicho esto, es cierto que las cocinas sin azulejos, sin alicatar, pintadas o mitad azulejos mitad pintura tienen un atractivo novedoso que está llamando mucho la atención, y cada vez son más personas las que optan por tener una cocina sin alicatar.

Si estás interesado en este tipo de estética, acompáñame y descubre estas cocinas sin azulejos que he preparado. Toma buena nota y prepárate para cargarte de inspiración.

Están separadas en dos grupos: Cocinas sin azulejos pintadas o revestidas de otros materiales, y cocinas con mitad azulejos mitad pintura. Empecemos con las primeras.

Cocinas sin azulejos pintadas y revestidas de otros materiales

Ideas para cocinas sin azulejos: Cocina pintada de melocotón.

Proyecto Nimú Estudio | Fotografía Jose Luis de Lara

Toda en blanco, con el frente de cocina pintado de un naranja melocotón muy atractivo que combina magníficamente con el blanco de las paredes y también el de los muebles de cocina. Se ha dejado un pequeño antepecho para que sea fácil de limpiar, pero el resto de paredes, está totalmente pintado, sin azulejos, creando una cocina con una estética actual que se sale de lo tradicional.

Una cocina sin azulejos, sin alicatar

Fotografía Elisabeth Berge

Aunque si buscas una cocina sin azulejos que se salga totalmente de lo tradicional, esta puede ser un buen ejemplo. Se ha dejado el alto de las paredes sin armarios y sin alicatar, y se ha pintado de un azul grisáceo elegante y sofisticado que queda fenomenal con el blanco de los muebles y la madera del suelo.

Ver: Pintar muebles de cocina. Fotos, antes y después e ideas.

Una cocina sin alicatar en tonos tierra

Otra cocina sin alicatar, pintada de tono tierra tostado y grisáceo. Aunque en este caso, el frente de la cocina sí que está alicatado con cerámica imitación a madera. En realidad es la opción más sensata, ya que el antepecho revestido siempre se podrá limpiar fácilmente y es mucho más resistente al calor.

Una cocina sin azulejos del Estudio Sincro

Interiorismo y fotografía Estudio Sincro

Las cocinas sin azulejos funcionan muy bien cuando la cocina está abierta al salón, ya que podemos hacer que se integre mejor. En esta otra cocina abierta han optado por todo blanco combinado con negro. Una combinación que no falla nunca en ningún espacio. Las cocinas blancas, siempre serán tendencia.

Una cocina sin alicatar en blanco, madera y mármol

Otra cocina sin azulejos en la que la madera en color blanco es la protagonista. Los frentes están revestidos de mármol blanco, pero el resto de las superficies, es todo madera.

Una cocina sin azulejos pintada de verde grisáceo

Fotografía @ThuisBijLisette de Thuis Bij Lisette

Otro color que podemos utilizar para pintar las paredes de la cocina es el verde grisáceo. Un color siempre acertado ya que combina con cualquier otro color o material, como vemos en esta otra cocina sin azulejos pintada de verde y blanco

Una cocina sin azulejos

Fotografía Once Upon a Home

El gris, blanco y negro siempre es una buena combinación para lograr un ambiente sofisticado y moderno, como en esta cocina sin alicatar, donde se han pintado las paredes en dos tonos de gris, combinado con negro en taburetes y las lámparas de encima de la isla de la cocina de Tom Dixon.

Una cocina sin alicatar, sin azulejos

Fotografía Wellcome Home

Con el frente de cocina en blanco lacado alto brillo, y el resto de pared sin alicatar, pintado de un verde oscuro profundo muy bonito.

Una cocina sin azulejos, sin alicatar

Fotografía Emabihor

También podemos revestir las paredes con algún mortero en algún color, como esta cocina que se ha revestido de mortero con un ligero toque rosa empolvado.

Es un acabado más artesanal y le da a la cocina un toque encantador, más acogedor que el frío azulejo o la pintura en liso como hemos visto más arriba.

Si te gusta el rosa para las cocinas, entonces aquí puedes ver 17 cocinas rosas modernas. Y algunas de ellas tampoco tienen azulejos porque se han dejado sin alicatar.

Una cocina sin alicatar en blanco y madera

Las cocinas sin azulejos pueden venir dadas. En ocasiones los muebles y armarios ocupan casi todo el espacio, dejando una pequeña superficie de pared, en este caso, puede que no merezca la pena alicatarla.

Una cocina sin alicatar, sin azulejos y con cristal lacado

Hay otros muchos materiales para revestir las paredes de las cocinas sin azulejos, más allá de la pintura, por si no te interesa esta opción. Una de ellas, también muy utilizada, es cristal lacado, disponible en una gran variedad de colores, como el que luce esta otra cocina, desde la encimera hasta el techo.

Una cocina sin alicatar en tonos grises y blancos

Paredes sin alicatar, pintadas en un gris claro con matices de tonos tierra, muebles blancos y con el antepecho revestido de azulejos en un tono similar al de las paredes pero más oscuro.

Una cocina sin alicatar en blanco

Es prácticamente necesario, o al menos muy recomendable revestir el antepecho de la cocina con un material que se limpie fácil. La pintura se estropearía en pocos días y es muy difícil de limpiar, sino imposible, al menos, completamente.

Si no te gusta el azulejo, tienes a tu disposición piedras, como el mármol, granito o el moderno terrazo, entre otras, así como cristal lacado, como veíamos antes, o espejo,entre otras opciones.

Una cocina sin alicatar en blanco

La poca superficie de cocina sin muebles que quedaba libre se dejó sin alicatar, y se pintaron las paredes de blanco.

Cocinas mitad azulejo mitad pintadas

Una cocina sin alicatar

Fotografía Old Brand new | Instagram @dabito

Con un bonito azulejo vintage, en tonos neutros que haga de transición entre el color de los armarios bajos de la cocina y de las paredes, tal y como el diseñador Dabito en su cocina.

Aquí las opciones decorativas se multiplican. La versatilidad estética del azulejo y la pintura, dan lugar a infinidad de acabados. Aquí puedes ver algunos que he preparado para inspirarte.

Una cocina sin alicatar

Visto en Pinterest

Con el clásico azulejo tipo metro en blanco con bisel y relieve, que tiene más presencia y la parte de arriba pintada en un azul grisáceo elegante.

Esta es una de las formas más prácticas de decorar una cocina sin alicatar, ya que los azulejos del antepecho son fáciles de limpiar y resisten el calor mejor que la pintura, pero todavía se deja un tramo de pared para poder añadir un toque diferente con color.

Una cocina sin alicatar

Fotografía @Weespaciesinteriors del estudio Wee Spaces

Esta otra cocina tiene alicatado también con un bonito azulejo rosa el antepecho, hasta la altura de los muebles. El resto, sin azulejos todo en blanco.

Como ves, la zona donde no hay azulejos no corre peligro de mancharse ya que está en alto.

Veamos otra.

Una cocina sin alicatar

Diseño y fotografía de Dreierlei Liebelei Instagram @NadineBurck

Sin ningún remate de transición entre azulejo y pintura. Todo en blanco. Azulejo tipo metro con un tamaño más grande del estándar y alto de paredes en blanco mate.

Una cocina con azulejos y pintura en color coral

El estudio Colombo Serboli diseñó esta pequeña cocina mitad pintada de color coral, mitad alicatada con un sencillo azulejo en blanco a matajuntas, o junta corrida, igualmente sin ningún remate de transición, quedando perfecta.

Una cocina sin alicatar en blanco

Con un mosaico de azulejo hexagonal en formato pequeño, como son los mosaicos, recubriendo el frente de la cocina y dejando el resto libre, sin alicatar, para pintar de blanco. Una opción muy atractiva.

Una cocina blanca, rústica sin azulejos en la parte de arriba

Fotografía Mil Ideas de Decoración

De corte rústico moderno esta otra cocina luce un bonito azulejo andaluz hasta la mitad de la pared, rematado por una cenefa cerámica en azul, y el resto en un tono tierra, acorde a la estética general de la cocina, cálida y acogedora.

Una cocina sin alicatar

Visto en Pinterest

Otra opción es poner un azulejo muy parecido al color de la encimera, para crear sensación de continuidad, por si no te gustan los cortes.

Subes el azulejo unos 40 centímetros en la pared para protegerla del calor y salpicaduras, creando un frente de cocina práctico y el resto lo pintas como quieras.

Como vemos, aunque decidas que las cocinas sin alicatar son lo tuyo, al menos contempla la opción de revestir el frente de la misma, para ahorrarte quebraderos de cabeza con la limpieza; hay una gran cantidad de revestimientos como has podido ver en estas cocinas sin azulejos, que la convierten en un espacio más práctico.

Ver: 25 ideas para decorar la pared de la cocina

Comentarios

  1. Avatar ana
  2. Avatar Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend