Cocinas sin azulejos, diferentes y atrevidas

Que vaya por delante que, aunque las cocinas sin azulejos se hayan puesto de moda, el mejor material para revestir una cocina, es el azulejo: Es económico, se limpia bien, existe un enorme abanico de diseños diferentes y resiste la humedad y el paso del tiempo como pocos materiales. Esto lo convierte en el revestimiento perfecto.

Dicho esto, es cierto que las cocinas sin azulejos, pintadas o mitad azulejos mitad pintura tienen un atractivo novedoso que está llamando mucho la atención, y cada vez son más personas las que optan por tener una cocina sin alicatar. Si estás interesado en este tipo de estética, acompáñame y descubre estas cocinas sin azulejos que hemos preparado; toma buena nota y prepárate para cargarte de inspiración.

Están separadas en dos grupos: Cocinas sin azulejos pintadas o revestidas de otros materiales, y cocinas con mitad azulejos mitad pintura. Empecemos con las primeras.

Cocinas sin azulejos pintadas y revestidas de otros materiales

Ideas para cocinas sin azulejos: Cocina pintada de melocotón.

Proyecto Nimú Estudio | Fotografía Jose Luis de Lara

Toda en blanco, con el frente de cocina pintado de un naranja melocotón muy atractivo que combina magníficamente con el blanco de las paredes y también el de los muebles de cocina. Se ha dejado un pequeño antepecho para que sea fácil de limpiar, pero el resto de paredes, está totalmente pintado, sin azulejos, creando una cocina con una estética actual que se sale de lo tradicional.

Una cocina sin azulejos pintada de azul turquesa combinada con blanco y naranja en los taburetes

Proyecto Estudio BMK

Aunque si buscas una cocina sin azulejos que se salga totalmente de lo tradicional, esta puede ser un buen ejemplo. Se ha pintado de azul, casi turquesa las paredes, dejando a los muebles de cocina blancos dominar el espacio, y para crear contraste, los taburetes tipo Tolix en naranja.

Ver: Pintar muebles de cocina. Fotos, antes y después e ideas.

Una cocina sin alicatar en tonos tierra

Otra cocina sin alicatar, pintada de tono tierra tostado y grisáceo. Aunque en este caso, el frente de la cocina sí que está alicatado con cerámica imitación a madera. En realidad es la opción más sensata, ya que el antepecho revestido siempre se podrá limpiar fácilmente y es mucho más resistente al calor.

Una cocina sin alicatar pintada en blanco.

Greig & Greig

Las cocinas sin azulejos funcionan muy bien cuando la cocina está abierta al salón, ya que podemos hacer que se integre mejor. En esta otra cocina abierta han optado por todo blanco combinado con madera. Una combinación que no falla nunca en ningún espacio. Las cocinas blancas, siempre serán tendencia.

Una cocina sin alicatar en blanco, madera y mármol

Otra cocina sin azulejos en la que la madera en color blanco es la protagonista. Los frentes están revestidos de mármol blanco, pero el resto de las superficies, es todo madera.

Una cocina sin alicatar abierta al salón con las paredes pintadas de gris.

Francoscorner

Otro color que podemos utilizar para pintar las paredes de la cocina es el gris. Un color siempre acertado ya que combina con cualquier otro color o material, como vemos en esta cocina abierta al salón.

Una cocina sin azulejos pintada en blanco y negro.

Ballingslov

El negro y el blanco siempre es una buena combinación para lograr un ambiente sofisticado y moderno, como en esta cocina sin alicatar, donde se han pintado las paredes blancas, dejando el frente para aplicar un negro mate soberbio.

Una cocina sin alicatar pintada en tonos tierra.

Navier Decor

Si el blanco te parece muy frío, ya que lo es, y prefieres crear un ambiente más acogedor y abrigado, opta por los tonos tierra suaves, como el que luce esta otra cocina.

Una cocina sin azulejos pintada en gris.

Henrik Nero

Los grises en su versión más clara también funcionan muy bien en las cocinas sin azulejos, como vemos en esta otra cocina pintada de gris, donde se ha revestido el frente contra salpicaduras con una lámina de cobre.

Una cocina sin alicatar en blanco y madera

Las cocinas sin azulejos pueden venir dadas. En ocasiones los muebles y armarios ocupan casi todo el espacio, dejando una pequeña superficie de pared, en este caso, puede que no merezca la pena alicatarla.

Una cocina sin alicatar, sin azulejos y con cristal lacado

Hay otros muchos materiales para revestir las paredes de las cocinas sin azulejos, más allá de la pintura, por si no te interesa esta opción. Una de ellas, también muy utilizada, es cristal lacado, disponible en una gran variedad de colores, como el que luce esta otra cocina, desde la encimera hasta el techo.

Una cocina sin alicatar en tonos grises y blancos

Paredes sin alicatar, pintadas en un gris claro con matices de tonos tierra, muebles blancos y con el antepecho revestido de azulejos en un tono similar al de las paredes pero más oscuro.

Una cocina sin alicatar en blanco

Es prácticamente necesario, o al menos muy recomendable revestir el antepecho de la cocina con un material que se limpie fácil. La pintura se estropearía en pocos días y es muy difícil de limpiar, sino imposible, al menos, completamente.

Si no te gusta el azulejo, tienes a tu disposición piedras, como el mármol, granito o el moderno terrazo, entre otras, así como cristal lacado, como veíamos antes, o espejo,entre otras opciones.

Una buena cualidad de poner un espejo como frente de cocina es también hace que esta sea más grande. La única pega que puede tener poner espejo en el frente de la cocina es que tiene que estar muy limpio para que luzca bien. No es un material sufrido.

Una cocina sin azulejos pintada en blanco con el frente de cristal ahumado

Martins Camisuli

Aquí vemos un ejemplo donde han utilizado vidrio espejo pero ahumado en este caso, dando a la cocina otra estética diferente. Este acabado es más sufrido que el espejo estándar y también multiplica la luz.

Una cocina sin alicatar en blanco

La poca superficie de cocina sin muebles que quedaba libre se dejó sin alicatar, y se pintaron las paredes de blanco.

Cocinas mitad azulejo mitad pintadas

Aquí las opciones decorativas se multiplican. La versatilidad estética del azulejo y la pintura, dan lugar a infinidad de acabados. Aquí puedes ver algunos que hemos preparado para inspirarte.

Una cocina mitad azulejos mitad pintura en tonos azules y grises

Sustainable Kitchens

Con un bonito azulejo geométrico en tonos azules y grises revistiendo el frente de la cocina, dejando la parte superior de la pared para aplicar un tono gris cálido que combina de maravilla con el resto de la cocina.

Una cocina mitad azulejos mita pintura amarilla y blanca

Nerland

Con azulejo hexagonal, tipo panal de abeja en la mitad inferior de la pared, recubriendo así la zona más conflictiva con las manchas, y dejando la parte superior para pintarla de amarillo.

Una cocina mitad azulejos mitad pintura en dos colores

Alvhem

El azulejo tipo metro sigue imparable, y ha superado el estigma de las modas, convirtiéndose así en un revestimiento intemporal. Esta cocina luce el antepecho alicatado de azulejo tipo metro tradicional, y el resto de paredes pintadas en dos colores.

Una cocina con azulejos y pintura en color coral

El estudio Colombo Serboli diseñó esta pequeña cocina mitad pintada de color coral, mitad alicatada con un sencillo azulejo en blanco a matajuntas, o junta corrida.

Cocina con azulejos y pintura en tonos azules

Vidal Design

Si tu cocina es grande y tienes una zona de comedor, también puedes utilizar la técnica mitad azulejo mitad pintura, alicatando las paredes de la cocina en sí, y dejando las paredes de la zona del comedor que son menos conflictivas para la pintura.

Cocina con las paredes pintadas de gris.

Normandy Remodeling

En esta otra cocina se ha utilizado piedra para alicatar el frente, y el resto de paredes se han pintado con un gris oscuro en la parte superior, dejando un zócalo o friso de madera en blanco. Una opción muy elegante, y muy americana también.

Una cocina con el frente en piedra hexagonal en tonos verdes sin rematar

Bjurfors

Más desenfadada pero con mucho estilo esta otra cocina que combina azulejo, o mejor dicho piedra y pintura. Una opción muy decorativa y también práctica, ya que así se protege el frente contra salpicaduras y manchas.

Una cocina alicatada con el frente en azulejo geométrico en tonos amarillos y grises.

Puustelli Miinus

Si tu cocina no tiene armarios en la parte superior, puedes utilizar esta técnica para alicatar hasta el techo, dejando el resto de paredes para pintarlas de algún color.

Una cocina sin alicatar en blanco

Con un mosaico de azulejo hexagonal en formato pequeño, como son los mosaicos, recubriendo el frente de la cocina y dejando el resto libre, sin alicatar, para pintar de blanco. Una opción muy atractiva.

Como vemos, aunque decidas que las cocinas sin alicatar son lo tuyo, al menos contempla la opción de revestir el frente de la misma, para ahorrarte quebraderos de cabeza con la limpieza; hay una gran cantidad de revestimientos como has podido ver en estas cocinas sin azulejos, que la convierten en un espacio más práctico.

Ver: 25 ideas para decorar la pared de la cocina

Comentarios

  1. Avatar ana
  2. Avatar Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿NECESITAS ASESORAMIENTO DECO?

Send this to a friend

Más en Decoración de cocinas
7 ideas para crear una cocina vintage

Cerrar