El Color Hueso: El tono perfecto para pintar paredes y decorar la casa

El color hueso es uno de los tonos más populares que hay, aunque quizá te suene por otros nombres, como blanco roto, blanco manchado o color huevo, entre otras denominaciones, las cuales, todas ellas, caben dentro del color hueso.

Este color pertenece a la gama de los blancos, por ello, todas las anteriores denominaciones, serían aceptables. Aun así, el blanco hueso o color hueso es un tono característico, ya que, aunque pertenezca a la gama de los blancos, lleva pigmentación.

Color hueso estándar

Color hueso estándar de la firma Titán Pinturas

Muy poca, pero la suficiente como para que haya diferentes tonos de color hueso y se desmarque de los blancos tradicionales: Color hueso claro, oscuro, amarillento, marrón, grisáceo, así como otros tonos que vamos a ver a continuación.

Todos estos matices y características y las que estamos por ver, hacen que este color sea perfecto para cualquier espacio, ya que es luminoso, cálido, acogedor, y viste los espacios con mayor presencia que un simple blanco estándar.

Dicho esto, sigue conmigo y descubre estas fotos e ideas para pintar y decorar con el color hueso, además de otras utilidades.

Índice del artículo:

Color hueso en paredes de salón

Salón grande pintado de color hueso

Ashleigh Weatherill

Aquí vemos al color hueso en acción, en las paredes de este amplio y luminoso salón. Como vemos, se diferencia del blanco notablemente, pero ni satura ni carga el espacio, simplemente viste las paredes con elegancia, combinando con todo lo demás, pues al pertenecer a la gama de los blancos, es un color neutro.

No hace falta ser un decorador experto o un interiorista para combinar este color, aunque si es lo que quieres, aquí puedes hacer cursos y Másteres oficiales en decoración e interiorismo para convertirte en profesional.

Un salón pintado de azul y blanco hueso

Foreign Bear Studio

Este otro salón tiene las paredes pintadas de blanco hueso, combinado con una pared de acento azul oscuro. Naturalmente combinan bien y el contraste entre el azul y el blanco hueso no es tan fuerte como si fuera un blanco estándar.

Este es un buen apunte: Una combinación de blanco y azul siempre es aceptable, pero son dos colores que pueden crear un espacio frío. Así pues, al escoger un blanco roto o un color hueso, éste rompe la frialdad y la combinación de los colores, azul y blanco, resulta más acogedora.

Ver: Colores perfectos para pintar un salón

Un salón pintado de blanco hueso

Shari Pellows Interiors

Aunque nuestra intención sea tener un look total white, podemos pintar las paredes del salón con un color hueso que, como vemos, seguiremos teniendo el total white, pero de forma más cálida.

Las paredes del salón se vestirán con más presencia, y abrigarán el espacio.

Un salón pintado de blanco roto

Pjainc

Este otro elegante salón cuenta con un color hueso con tintes grisáceos. Sigue siendo blanco, sigue siendo luminoso y acogedor, pero con un toque de sofisticación gracias a los matices gris del color hueso.

Un salón pintado de color hueso

Si vamos subiendo el tono al hueso o al blanco roto, con pigmentación amarillenta, llegaremos hasta el beige, como el salón de arriba de estas líneas, pero entonces ya no estaremos utilizando un color hueso estándar, sino un tono tierra muy claro.

Un salón luminoso con las paredes en blanco hueso

RD Homes

Si buscas un color hueso, este que vemos arriba de estas líneas cumple las condiciones. Pertenece a la gama de los blancos, pero tiene otros matices más cálidos y definidos que un blanco puro.

Un salón nórdico con las paredes pintadas en blanco hueso

En espacios de carácter nórdico estos tonos funcionan genial, como vemos en el salón de arriba de este párrafo.

Por general, el estilo nórdico suele ser un tanto frío, si además le sumamos la frialdad del blanco, podemos obtener un espacio que no nos satisfaga.

Para acertar de lleno, podemos utilizar un blanco manchado o color hueso para romper la monotonía y frialdad del blanco.

Un salón con paredes en blanco hueso

10surdix

Si ya tienes tus muebles y demás elementos, tampoco tienes por qué preocuparte a la hora de añadir este color. Recuerda: es un tono neutro, combina con todo.

Un rincón con paredes en blanco hueso y arte en gran formato

Rachel Loewen Photography

Otra ventaja de aplicar este color a las paredes de un salón, es que actúa de perfecto telón de fondo para exhibir arte, complementos, muebles o cualquier otro elemento que queramos destacar.

Ver: 16 colores cálidos para pintar un salón

Veamos cómo funciona este color tan versátil en los dormitorios.

Color hueso en paredes de dormitorio

Un dormitorio pintado en color hueso

Como te puedes imaginar, este color funciona de maravilla en dormitorios. Viste las paredes haciéndolas muy combinables y ofrece al espacio un matiz acogedor y luminoso.

Un dormitorio con una pared de ladrillos combinado con paredes color hueso

Kimberly Peck

Si tenemos una pared de acento con un fuerte color o material, el color hueso se convierte en el tono perfecto para terminar de completar la decoración de las paredes, vistiéndolas, combinando con la pared de acento y sin cargar el espacio.

Ver: 17 colores cálidos para pintar un dormitorio

Un dormitorio con una pared marrón oscuro combinado con paredes color hueso

Aquí vemos lo que decía en el otro punto, pero ahora con una pared de acento casi negra. Si se hubiera puesto otro color más fuerte, el resultado hubiera sido un dormitorio cargado, saturado; y si se hubiera puesto un blanco estándar, el contraste hubiera sido muy fuerte, aunque no negativo.

Al poner un color hueso, complementa al color oscuro sin crear un gran contraste ni recargar el espacio.

Un dormitorio con las paredes en blanco roto

Home and Design

Podemos utilizar este color como base para todo el dormitorio, y luego, ir añadiendo pinceladas de color, en muebles, accesorios y demás. Es una forma segura de acertar con la decoración del dormitorio.

Un dormitorio con techo de madera y paredes en blanco huevo

Olga Makarova

Además, pintar todas las paredes del dormitorio, o de cualquier otro espacio con este color, también nos va a ayudar a unificar.

Solo hay que ver el dormitorio de arriba de estas líneas para ver cómo unifica colores, materiales y texturas muy diferentes, y las hace funcionar juntas.

Un dormitorio con las paredes pintadas en blanco roto

Jacqueline Fortier

Si no quieres que las paredes del dormitorio sean las protagonistas, porque los muebles y accesorios son los que llevan el peso visual, pero un blanco estándar te resulta demasiado soso, el color hueso es el tono perfecto para pintar tus paredes.

Un dormitorio con las paredes y armarios en blanco hueso

No solo para las paredes: armarios, muebles y textiles en este color funcionan de la misma manera: Más presencia, calidez e intemporalidad.

Un dormitorio bohemio con paredes en color hueso

Urbanology Designs

Otro de los estilos que se puede beneficiar de este tono es el bohemio, un estilo rebosante de texturas, materiales y colores, que necesita un color apropiado para unificar y serenar todo su protagonismo.

Un elegante dormitorio con las paredes en color hueso

Roger Design

Dejando al blanco a un lado, si tu intención es que el dormitorio sea luminoso, los blancos hueso son perfectos para conseguirlo, ya que, después del blanco estándar, son los colores que mayor porcentaje de luz reflejan, haciendo los espacios más luminosos.

Colores que combinan con el color hueso

Al pertenecer a la gama de los blancos, es un tono neutro, por lo que el blanco hueso combina con todos los demás colores que podamos imaginar. Aun así, veamos algunos con los que mejor lo hace.

Color hueso y amarillo

Un dormitorio pintado en color hueso combinado con amarillo

El amarillo siempre es como una potente inyección de color que revitaliza y energiza los espacios. Podemos combinarlo con los blancos rotos sin problema.

Color hueso y azul

Un dormitorio pintado de color hueso combinado con azul

Nice Home Barcelona

Un tono frío, como es el azul, y un tono neutro, como es el hueso, la combinación tiene que resultar buena, por obligación.

Color hueso y madera

Un despacho pintado de color hueso combinado con madera

Si lo que te preocupa es si el color hueso va a combinar la madera que ya tienes en tu casa, no te preocupes; los blancos rotos combinan con todo, y, especialmente bien, con la madera.

Color hueso y marrón

Un salón marrón combinado con blanco roto

En este salón vemos como una pared se ha revestido de papel pintado marrón, dejando el resto de paredes color hueso, y podemos ver lo bien que combinan.

Color hueso y morado

Un salón con paredes en color hueso combinado con sofás morados

My Bespoke Room

Este otro salón está pintado con uno de los blancos rotos de la firma Farrow & Ball, en el cual hay dos sofás morados oscuros, y todo ello nos permite ver cómo el color hueso y el morado combinan bien.

Color hueso y mostaza

Un salón pintado en color hueso combinado con mostaza

El estudio de Meritxell Ribé es especialista en lograr los ambientes más acogedores y actuales, llenos de estilo y buen gusto, y en muchos de sus trabajos, utilizan estos tonos para revestir las paredes de sus proyectos. En este en concreto, vemos lo bien que funciona el mostaza con estos tonos.

Color hueso y naranja

Un salón con paredes color hueso combinado con sofás naranjas

Fotografía Santiago Stankovic

Un blanco roto domina el espacio de este otro salón, co-protagonizado por los dos sofás en color naranja, que son los que le dan el punto de color a toda la estancia, dejando claro que los blancos hueso combinan bien con el naranja.

Color hueso y negro

Un comedor con las paredes en color hueso y muebles negros

Modular Home

El negro es otro de los colores neutros que existen, por lo que obligatoriamente tendría que combinar bien con los tonos hueso, y, efectivamente, así lo hace.

Color hueso y rosas

Un salón con paredes en blanco roto combinado con muebles rosas y azules

Fotografía: Sílvia Caballero

Si te gusta una decoración llena de color, con azul o rosa, u otro color, puedes, sin ningún tipo de problema, añadir el color hueso en paredes, ya que como vemos, y como he afirmado en varias ocasiones, combina con todos los colores.

Color hueso y tonos tierra

Un dormitorio en tonos tierra combinado con blanco roto

Algunos tonos hueso o blancos rotos, en sus versiones más saturadas, casi son tonos tierra. Pero no hay que confundirlos.

Este dormitorio tiene un elegante papel pintado en tonos tierra revistiendo parte de sus paredes, y el resto, se ha pintado de un blanco roto, dejando ver cómo combinan ambos tonos.

Color hueso y verde

Una entrada pintada en color hueso combinado con verde de las plantas

Ya sea en pintura para paredes, en elementos decorativos, cuadros, arte o plantas verdes, el verde combina muy bien con el color hueso.

A pesar de haber visto estos colores, como digo, no temas en combinar el color hueso con cualquier otro, por que lo hace siempre bien.

Ver: 25 colores para pintar la casa de moda. Son tendencia

Cómo hacer el color hueso

Por suerte para nosotros, el color blanco hueso es muy sencillo de hacer. Solo necesitamos pintura blanca y algunos tintes, dependiendo del matiz que queramos darle al color. Te explico:

  • Sobre pintura blanca, echamos unas gotas de tinte ocre y removemos hasta que veamos que el blanco se haya tintado.
  • No debemos tintar el blanco demasiado o nos pasaremos y crearemos un beige o cualquier otro tono tierra. Recuerda que lo que buscamos es un blanco roto, manchado.
  • Una vez hemos tintado el blanco con el beige, echamos con mucho cuidado, unas gotas de tinte negro, para rebajar el ocre, y manchar definitivamente el blanco, consiguiendo así el blanco hueso.
  • Una vez obtenido el blanco hueso, podemos añadirle otros matices a partir de ahí.
  • Si queremos que sea más marrón, añadimos unas gotitas de tinte marrón.
  • Si preferimos que sea un blanco hueso más grisáceo, entonces añadiremos unas gotas de negro.
  • Si lo que queremos es que sea un blanco hueso amarillento, necesitaremos añadir unas gotitas de tinte ocre.

Y así haremos con cualquier matiz que queramos añadirle.

Eso sí, recuerda, no te pases con los tintes o te pasarás de saturación con el color, y no conseguirás un blanco roto, ni hueso, ni huevo, ni ningún tipo de blanco, sino otro color.

Ver: Cómo hacer colores mezclando tintes y colorantes

Resumiendo

  • El color hueso forma parte de la gama de los blancos. Por lo que es un color luminoso y neutro.
  • Estas características hacen que se pueda combinar prácticamente con cualquier color.
  • Es un color adecuado para pintar todas las estancias, aunque solo hayamos visto dormitorios y salones. Puedes extrapolar sus características y sensaciones a otro espacio sin problema.
  • Es muy sencillo de hacer, como acabamos de ver, y añadirle el matiz de color que nos convenga.
  • Es perfecto para unificar materiales, texturas y colores con armonía.

Bueno, si has leído hasta aquí, además de darte un pequeño atracón a leer, también te habrás dado cuenta de que el color hueso es un color perfecto para aplicarlo en cualquier espacio por sus características inherentes. Aun así, si tienes alguna duda, deja un comentario que yo estaré encantado de responderte.

Ver: Color coral en paredes. 30 ideas para pintar y decorar la casa en color coral


Comentarios

  1. Zulma Noya
  2. Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend