Gama de colores cálidos para pintar las paredes: Suaves, medios y fuertes

Muchos de vosotros me preguntáis muchas veces, en correos o comentarios cuáles son los colores cálidos, o que os diga una gama de colores cálidos para pintar las paredes de vuestras casas.

En realidad es una pregunta bastante complicada porque hay miles de colores cálidos. Y si buscáis una gama de ellos, la forma más eficaz de encontrarlos es mirando una carta de colores.

Aun así, sí que he preparado no una, sino 3 gamas de colores cálidos, para que podáis apuntar algunos de los colores más populares para pintar vuestra casa, con algunos de los colores más utilizados y recomendados por algunas profesionales del sector, como vamos a ver.

Los he dividido en 3 gamas de 7 colores cada una: Colores cálidos suaves, colores cálidos medios y colores cálidos fuertes.

Además de las 3 gamas, también vamos a ver a cada uno de los 21 colores cálidos aplicado en las paredes de un espacio, para que veáis cómo queda, y si es el color que buscáis. Dicho esto, empecemos primero con la gama de colores mas suaves y vamos subiendo.

Gama de colores cálidos para paredes, suaves

Gama de colores cálidos para pintar paredes

Esta es la gama que he preparado para los tonos cálidos más suaves. Como veis, va desde el blanco, hasta el greige.

Naturalmente hay muchos otros colores que podrían entrar en esta gama, muchísimos. Pero para publicarlos todos, mejor miráis una carta de colores.

Por ello, en esta gama, he seleccionado algunos de los más usados y apropiados para pintar las paredes. Digamos que los tonos más estándar.

Vamos a verlos uno a uno de suaves a menos suaves.

Blanco con matices amarillos

Un salón pintado en blanco cálido

El blanco no es un color cálido, es un color neutro, un color acromático, por lo que no crea ambientes cálidos, sino lo contrario. Entonces, ¿por qué lo he metido en esta lista?

Bueno, pues porque las diferentes casas de pinturas tienen muchos blancos, y entre ellos, se encuentran algunos blancos con pigmentación amarilla u ocre, lo que hace que el color siga siendo blanco, pero con matices cálidos.

El salón que vemos arriba de estas líneas está pintado de blanco, pero de un blanco con matices amarillentos. Y como veis, no resulta frío.

Así pues, si quieres paredes blancas porque te gusta el blanco, pero también quieres crear un espacio cálido, vete a la tienda de pinturas y le pides al dependiente un blanco cálido o un blanco con algo de pigmentación amarilla.

Veamos otro color de esta gama.

Blanco hueso

Gama de colores cálidos para paredes: Un salón pintado en blanco hueso

El color hueso, blanco roto o blanco manchado entre otros nombres con el que se le llama, es otro blanco, pero con algo más de pigmentación que el anterior. Un poco más solo.

Este color es perfecto para cuando quieres vestir las paredes, pero no quieres añadir color, sino abrigarlas un poco, que no parezca que están vacías o inmaculadamente blancas.

Con el blanco hueso te aseguras un entorno neutro y un ambiente cálido pero prácticamente sin dar color a las paredes.

Otro más.

Marfil

Un salón con las paredes en marfil

Salón y muebles de Kenay Home

El marfil es una especie de combinación de blanco y amarillo en muy pequeñas dosis, lo que hace que sea prácticamente un blanco pero con una ya más destacada pigmentación amarilla.

Es cálido y acogedor pero ya va vistiendo las paredes con más presencia.

Si buscas un color para darle un toque de color a tus paredes pero de forma sutil, un marfil estándar puede ser el color que necesites.

Y digo estándar porque de todos los colores que estamos viendo y vamos a ver, hay distintos tonos. Es decir, que no hay un único color marfil.

Cada firma tiene su gama de colores marfil. Más fríos, más neutros, mas cálidos, etc.

Pasemos al siguiente color.

Vainilla

Un salón con las paredes pintadas de vainilla

Fotografía Felipe Scheffel Interiorismo Natalia Zubizarreta

El color vainilla es muy parecido al marfil, pero tiene mas saturación, es decir, ya pinta más las paredes. Tiene más valor de tono que el marfil.

Aunque como te decía antes, todo depende del tono vainilla que escojas y de la marca de pinturas que lo compres.

Si te gustan los espacios luminoso y acogedores, el vainilla estándar es un gran color para ello. Ya que es un color que refleja una gran cantidad de porcentaje de luz.

Beige

Un salón con las paredes pintadas en color vainilla

El beige es uno de los colores mas usados en interior. Además, también es uno de los colores que más variantes tiene.

Podemos encontrar tonos de beige amarillentos, tostados, anaranjados, apagados…

Pero, aunque cada uno de ellos expresa algo distinto, su naturaleza es la misma: Es un color cálido y luminoso.

A diferencia de los colores que hemos visto, el beige tiene ya mucha más presencia en las paredes. No pasa inadvertido.

Y, aunque es muy sencillo de combinar, nunca está de más conocer los colores que combinan con el beige.

Arenas suaves

Un salón con las paredes pintadas en color arena

Fotografía Lupe Clemente | Interiorismo Gärna Design

Aquí ocurre lo mismo que con el beige. Hay muchos, muchísimos tonos arena. Incluso el beige forma parte de los tonos arena.

Así pues, puedes encontrar arenas clásicos, neutros, amarillentos, tostados, marrones…

E, igual que ocurre con el beige, también es un color muy utilizado en interiores por sus ventajas inherentes: Calidez y luminosidad.

Greige o color piedra

Un salón con las paredes pintadas en color Greige

Fotografía Mauricio Fuertes | Interiorismo Meritxell Ribé

Este invento de color es una mezcla de gris y beige. Y con toda la razón del mundo, ha salido un color perfecto.

¿Por qué?

Pues porque tiene las ventajas del beige, cálido y luminoso, y las ventajas del gris, elegante y neutro.

Es uno de los colores que más utiliza la interiorista Virginia López del estudio Virlova Style para decorar los espacios, huyendo del clásico blanco mate, y añadiendo a la ecuación el gris antracita para crear profundidad: “Me resultan tonos muy eficaces porque estimulan los espacios, dando sensación de vitalidad y energía cuando se combinan con acentos más atrevidos“. Resalta la interiorista, y añade que, “Una base neutra es un lienzo en blanco para poder “salpicar” de notas de color y crear espacios con personalidad“.

Además, el uso de una paleta de colores neutros como el color piedra aporta un punto de sofisticación, luz y calidez a todos los ambientes que se diseñen, y son tonos que nunca pasan de moda por su gran versatilidad a la hora de usar en texturas y combinarlo con otros colores“.

¿Quieres un color neutro que combine con todo pero que también cree un ambiente cálido y sea a la vez luminoso? El greige o color piedra es el que necesitas.

Estos son los colores que forman la paleta de colores o la gama de colores cálidos suaves que he preparado, veamos ahora la de los tonos medios, que ya se empieza a poner la cosa más interesante y, sobre todo, más variada.

Gama de colores cálidos para paredes, Medios

Gama de colores cálidos para pintar paredes

Esta es la gama de colores cálidos medios que he preparado. Va desde los tierras medios, hasta el coral, pasando por otros varios colores que vamos a ver ahora mismo.

Naturalmente, hay muchísimos más colores que podrían introducirse en esta paleta, pero he seleccionado algunos de los más usados, populares o conocidos. Y esos son los que vemos a continuación.

Tonos tierras medios

Un dormitorio con las paredes pintadas en tonos arena

Si te gustan los tonos tierra o los tonos arena, pero te parecen muy suaves, tengo que decirte que hay tonos tierra con mucha fuerza, no solo los suaves forman parte de esta gama.

El que vemos arriba de estas líneas aplicado en las paredes del dormitorio, es un perfecto ejemplo de un tono tierra medio estándar, un color café.

Cálido, acogedor, y ya viste las paredes con más fuerza.

Veamos otro de la gama media.

Rosa

Un salón con las paredes pintadas en color rosa

Fotografía @Silje Spilde

Hasta ahora todos los colores que hemos visto han sido marrones o amarillentos, pero en la gama de los colores cálidos medios ya podemos incluir al rosa.

De hecho, tal y como dicen Marc y Cèlia del estudio Antic&Chic, a pesar de que para sus proyectos les gusta utilizar el blanco, también suelen utilizar el color rosa porque “Es capaz de dulcificar colores duros, como el negro, el gris oscuro o el azul marino, y, a la vez, ayuda a refrescar y modernizar una estancia cuando se combina con verde esmeralda o amarillo mostaza. Uno de nuestros colores rosas favoritos es el Nude, de la gama de pintura ecológica Candence, de Titanlux“.

Siguiente color:

Miel Especiada

Color miel especiada de Bruguer

Fotografía Bruguer

El Miel Especiada es el color del año de la firma Bruger.

Un tono sumamente cálido y embriagador pero sin excesos.

Podemos pintar grandes superficies con él casi sin miedo a saturar el espacio.

Un color que podría formar parte de los tonos tierra medios o marrones, pero con matices acaramelados. Muy bonito, la verdad.

Marrones medios

Un dormitorio pintado en color marrón

Fotografía Bemz

Los marrones medios estándar, también son colores cálidos, y ademas, muy elegantes.

Con ellos podemos conseguir un ambiente sereno y sofisticado.

Encajan muy bien con otros tonos de corte natural, como el verde o el azul, ya que los marrones medios se ven mucho en la tierra, y forma parte de los colores de la naturaleza.

Otra ventaja, es que se deja combinar muy bien con otros muchos colores, como vimos en este artículo donde explorábamos los colores que combinan con el marrón.

Sigamos.

Salmón

Una sala con las paredes pintadas de color salmón

Diseño Sarah Akwisombe | Fotografía Megan Taylor @instagram Megan Taylor Photo

Muy parecido al rosa, pero más cálido, ¿sabes por qué? Porque el salmón lleva pigmentación naranja, otro de los colores más cálidos que hay y que luego veremos.

Digamos que el color salmón es una mezcla de rojo, color cálido donde los haya, y naranja.

Como te puedes imaginar, tiene que ser un color cálido por fuerza.

Además de ser cálido, también es un color con más “vida” que los que hemos visto hasta ahora. Es casi exótico y muy atractivo.

Además, es uno de los colores más versátiles que hay, ya que se pueden pintar las paredes de salmón de un exquisito salón de corte clásico, o las paredes de un dormitorio infantil, y en los dos casos funciona de maravilla.

Pasemos a otro.

Mostaza

Un salón con las paredes pintadas en color mostaza

Fotografía Lucy Hibben

El color más cálido que existe es el amarillo. Y una variación de él, es el color mostaza. Sobran más explicaciones de por qué el mostaza es un color cálido, ¿verdad?

Dicho esto, y a diferencia del color de donde sale, el mostaza es un color elegante.

Tiene la fuerza del amarillo, pero más serena y controlada, no tan extravagante ni agresiva.

Si te gusta el amarillo y quieres un ambiente sofisticado o más sereno, el mostaza puede ser tu aliado.

Va a llenar las paredes con mucha energía, pero también con mucha clase. Es lo que tiene este color.

Y para aplicarlo en tus paredes o decoración correctamente y sacarle el máximo provecho, aquí puedes ver los colores que combinan con el mostaza.

Coral

Un salón con las paredes pintadas en color coral

Fotografía Dulux

Uno de los colores más populares del momento, y no solo porque Pantone lo haya nombrado como color del año.

Se lo ha ganado por méritos propios, ya que además de ser cálido, es un color atractivo y con mucha fuerza, que se adapta a los más variopintos estilos, espacios y ambientes.

Tal y como dice la interiorista Rocío Mos de Mos Estudio que suele usarlo mucho en sus proyectos, especialmente el coral pink, “Complementa muy bien con cualquier color y material; es un color sofisticado y muy versátil“.

“Además, este color puede crear infinidad de sensaciones al jugar con toda la variedad de tonos e intensidades: Lo podemos utilizar en espacios calmados como color complementario o también potenciándolo para crear espacios más vibrantes.

Como por ejemplo, colocar una butaca de color coral pink en un espacio sobrio y transformarlo completamente, consiguiendo que el espacio sea visualmente impactante”.

Así pues, es un color que, bien combinado, sirve tanto para pintar las paredes de un club de campo aristocrático, como de un chikipark de barrio. Y aquí, puedes ver los colores que combinan con el coral.

Estos tonos que hemos visto, son los que he seleccionado para la gama de colores cálidos medios para pintar las paredes. Ahora pasemos a la gama de los fuertes.

Gama de colores cálidos para paredes, Fuertes

Gama de colores cálidos para pintar paredes

La gama de colores cálidos para paredes o decoración que vamos a ver a continuación, la que contiene los tonos más fuertes y potentes, además nos va a permitir dotar a un espacio de mucha personalidad y carácter, ya que los colores son muy marcados y expresan mucho.

Como puedes ver, no es lo mismo pintar un salón con un beige, que con un naranja butano. Por ello, estos colores siempre deben ir muy bien combinados.

Hay que prestarles mayor atención que al resto, que en su mayoría eran casi neutros. Dicho esto veamos estos tonos.

Marrón chocolate

Un salón con las paredes pintadas en marrón chocolate y vainilla

Fotografía El Mueble

Si has estado atenta hasta ahora, ya sabrás que el marrón es uno de los colores cálidos, entonces, uno de sus tonos más subidos, conocidos y estándar, como es el chocolate, también lo es.

Además, también sigue siendo un color muy elegante y con el que podemos decorar las paredes de cualquier espacio, independientemente del ambiente que busquemos.

Eso si, en espacios de corte adulto, como salones o dormitorios de matrimonio, luce mejor que en espacios de corte infantil.

Si te gusta este color y vas a pintar las paredes con él, aquí puedes ver los colores que combinan con marrón, para asegurarte una buena y acertada paleta cromática con la que decorar tu casa.

Rojo

Un salón con las paredes pintadas en rojo

Color primario y cálido donde los haya.

Intenso, enérgico y rebosante de pasión.

Si se combina bien, y aquí podemos ver los colores que combinan con rojo, podemos sacar lo mejor de él, y decorar espacios adultos como salones, con mucho estilo, así como dormitorios, cocinas o cualquier otro espacio.

El truco de este color, así como el de todos los intensos, es saber combinarlo adecuadamente.

Veamos el siguiente.

Marrón oscuro

Un dormitorio con las paredes pintadas en marrón oscuro y gris

Este es el color mas oscuro de marrón que podemos utilizar y que todavía se considera cálido, el que vemos en las paredes del dormitorio de arriba de estas líneas.

Si subimos más de tono, ya nos vamos al espectro de los negros, y perdemos toda calidez.

Aun así, estos marrones tan oscuros e intensos, todavía siguen siendo acogedores y elegantes.

Una ventaja que tiene respecto a otros tonos de la gama de colores cálidos fuertes que estamos viendo, es que se deja combinar de maravilla. Prácticamente actúa como neutro. No da problemas a la hora de conjuntarlo.

Naranja butano

Un salón con las paredes pintadas en naranja butano

Diseño y fotografía Jenna Burger

En realidad, cualquier naranja es un color cálido. Cualquiera.

Pero he decidido añadir este a la lista porque los naranjas más estándar no son tan cálidos como este. Son más frescos y con más chispa, sí, pero en cuanto a calidez, el naranja butano les gana.

Y es que este color, además de naranja, también lleva matices marrones, que como hemos visto durante todo el artículo, son una de la gama de colores más cálida que hay y hacen que el naranja sea más sereno y combinable.

Si te gusta para tus paredes, puedes combinarlo con muchos otros colores, como vimos en el artículo de los colores que combinan con naranja.

Pero si le conjuntas con uno cálido como un marrón medio, igual que vemos en la imagen de arriba de estas líneas, te aseguras un espacio cálido y acogedor.

Terracota

Color Terracota

Fotografía y color Jotun

Oh! mi querido terracota.

Uno de los colores más bonitos que hay y que por supuesto forma parte de la paleta de los cálidos.

Además, actualmente es un color que está muy de moda.

Es natural, acogedor, pero tiene fuerza, mucha fuerza, como ya vimos en este artículo donde hablábamos y descubríamos al color terracota.

Se le suele asociar un carácter rústico, ya que es un color que proviene de la arcilla, y es cierto que en espacios de corte rústico luce de maravilla.

Pero no solo en dichos espacios, también es un color muy actual con el que se pueden decorar ambientes muy modernos y sofisticados, por si es tu intención y tenías alguna duda, incluso dormitorios infantiles, como afirma la marca de pinturas Jotun, al nombrarlo uno de los colores tendencia de este año para dormitorios infantiles.

Amarillo

Un dormitorio con las paredes pintadas en amarillo y gris

Fotografía Tetedange

Uno de los colores cálidos que suele utilizar la arquitecta técnica e interiorista Míriam Peralta, del Estudio Mímesis. “Es un color perfecto, porque aporta muchísimo aunque lo usemos en pequeñas dosis; potencia el efecto de la luz, y añade un toque de positivismo y energía difícil de conseguir con otro color“.

Y es que el amarillo es el rey de los colores cálidos. El epítome de la calidez. Tanto, que si no se combina bien, es fácil caer en excesos con él.

Por ello, la interiorista, aconseja que, “para los más atrevidos, es ideal para resaltar una pared o cambiar de color un mueble, y para los menos osados, lo pueden utilizar en pequeños complementos como cojines y elementos decorativos“.

Además, también es un color muy versátil, gracias a los muchos tonos de amarillo que hay. “En función de la intensidad que queramos darle a una pared, subiremos o bajaremos el tono y la saturación“, continúa Míram. “Un amarillo intenso resulta más enérgico, pero se hace más presente, por el contrario, un amarillo suave, como el color vainilla, pone el toque de luz pero de una manera más cálida y relajada“. Termina la interiorista.

Si te gusta este color para pintar tus paredes, aquí puedes ver los colores que combinan con el amarillo, para hacerlo con mayor seguridad.

Madera

Un dormitorio con una pared de madera

Fotografía Living With Lady

Naturalmente que no es un color. Pero en la gama de colores, tonos y materiales cálidos, la madera está por encima de todos en cuanto a calidez se refiere, por ello, he tenido que incluirla en esta lista.

Si te gusta la madera y quieres un espacio cálido, apuesta por ella.

En cualquier espacio y para cualquier ambiente.

Versátil, en multitud de tonos, cálida, acogedora, se puede aplicar en suelos, paredes, techos, muebles y elementos decorativos… La madera es una de las materias primas más usadas en decoración por todas sus bondades inherentes.

Pues esta ha sido la gama de colores cálidos para paredes con las tres paletas de tonos cálidos que he preparado para que puedas escoger el color que más te parezca, de entre una gran variedad.

Pero, si no hay ningún color que te guste, y mira que me extraña, siempre me puedes preguntar, dejando un comentario, así como si tienes cualquier otra duda.

Además, si quieres que te escoja los colores para tu salón o te cree una paleta, ya sabes que puedes solicitar mis servicios.

Y si te ha gustado este artículo, te aconsejo que te suscribas a la newsletter, para recibir todos los que publique directamente en tu correo y no perderte ni uno, además de aprender a decorar.

Comentarios

  1. Avatar Laura NN
  2. Avatar Abel Melero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend